¿Tenemos que acostumbrarnos al lenguaje sicarial de nuestros "padres de la patria"?

Si a uno no le advierten que se trata de un senador, parece que estuviera escuchando una conversación entre dos gañanes de lo más normalitos

Por: JAIR ALEXANDER DORADO ZUÑIGA
marzo 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Tenemos que acostumbrarnos al lenguaje sicarial de nuestros
Foto: Pixabay
Escuchando el audio de la conversación entre el senador Mario Castaño y un tal Juan Carlos Martínez, que al parecer funge como asesor, (es decir, el que le hace las vueltas) uno entiende la índole o mejor, la ralea, de la clase dirigente de este país. Porque si a uno no le advierten que se trata de un senador, parece que estuviera escuchando una conversación entre dos gañanes de lo más normalitos.
“Gonorrea”, “marica”
Se tratan, este padre de la Patria y su lugarteniente, de “gonorrea” y “marica” para arriba, se cuentan sus andanzas nocturnas y etílicas mientras cuadran agenda y reparten contratos.
Y uno se pregunta, ¿en qué momento la clase política de este país se degradó tanto? O es simplemente el reflejo de lo que somos como sociedad.
“Cada pueblo tiene los gobernantes que se merece”, dijo el filósofo Joseph de Maistre. Senadores como el señor Mario Castaño, con su dialéctica mafiosa son el producto de esta sociedad que hiede, que trafica, que roba. Ni más ni menos. Y nadie se sorprende. Más de lo mismo.
No sentimos el olor pútrido de la descomposición, porque estamos untados. Todos estamos indefectiblemente untados de la corrupción, porque como sociedad la hemos ido produciendo, día tras día, año tras año, gota a gota, como una baba repugnante.
Y no hace falta robar millonadas como estos pícaros, la corrupción se va enquistando en los pequeños actos cotidianos, en la mentira de cada día, en la falta de palabra, en la deuda que no se paga, en la avaricia, en la falta de ética.
A nadie importa
A nadie le importa. La gente está más preocupada por el mensaje que el cantante puertorriqueño Residente le envío a nuestra “gloria” musical J. Balvin. Eso es más viral, más explosivo.
Castaño y su banda no van a recibir una golpiza en la calle como el raponero que a punta de cuchillo le quita el celular a una desprevenida joven. Y seguramente no pisará la cárcel, alguna pena mínima cumplirá en una casa que imagino cómoda hasta el lujo, y a la plata que se han birlado mejor echarle la bendición.
Y cuando todo se olvide, volverán a encumbrarse, de eso no hay duda. Este escándalo quedará solapado por otro de mayor calado. De todas maneras la codicia es cosa seria. La gente no se conforma con nada.
No es suficiente un buen puesto directivo, con 7 u 8 millones de pesos mensuales. No. No es suficiente, no es suficiente un carrito normal, no, hay que tirar de lujo. Y los hijos no pueden ir en taxi, motorratón o bus a clases. No señor.
Y nada de juntarse con la gentuza de las universidades públicas. ¡Qué va! Hay que ver cómo se vive mejor ¡hombre! que aquí roba todo el mundo porqué me voy a hacer el decente yo precisamente.
"...Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor
Ignorante, sabio o chorro, pretencioso estafador
Todo es igual, nada es mejor
Lo mismo un burro que un gran profesor"
-.
0
400
Un polémico abogado convertido en la “conciencia jurídica” de Petro

Un polémico abogado convertido en la “conciencia jurídica” de Petro

El metro de Bogotá: una obra que por ahora es un tierrero

El metro de Bogotá: una obra que por ahora es un tierrero

¿Cómo terminaron asesinados 4 amigos en una tienda cuando se gozaban el debut de Juanfer Quintero?

¿Cómo terminaron asesinados 4 amigos en una tienda cuando se gozaban el debut de Juanfer Quintero?

La esposa del Fiscal Barbosa, otra mujer enredada con el poder de su marido

La esposa del Fiscal Barbosa, otra mujer enredada con el poder de su marido

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus