Tasajera: ayer, hoy y mañana

Su gente no solo ha sufrido por cuenta de la desidia estatal, sino también por la violencia y la corrupción. ¿Qué hace falta para que su situación cambie?

Por: Luis David Oñate Amador
julio 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Tasajera: ayer, hoy y mañana

Cuando escuchamos Tasajera, la relación mental que hacemos va hacia los temas de pobreza, miseria, necesidad social, abandono, y algunos otros la hacen con saqueos o viveza. Últimamente retomó fama por la tragedia que sucedió hace unos días, la cual deja hasta hoy un saldo de 43 víctimas mortales.

Tasajera se encuentra ubicado en un istmo entre la Ciénaga Grande y el Mar Caribe, en la vía que une a Ciénaga (Magdalena) con Barranquilla. El panorama de esta población en la actualidad es desolador, como un cordón de miseria ha quedado. Sin embargo, la historia de este pueblo no siempre fue de tristeza, para la década de los 60 muchos sociólogos, biólogos e historiadores coinciden en que llegó a tener tan alta producción pesquera que exportaban a distintos países del mundo, e incluso llegó a tener fama por las ostras y varios crustáceos. No obstante, así como hay tiempos bonitos hay tiempos malos. Entre las organizaciones de pescadores poco a poco empezaron a generarse conflictos por el poder y la administración de dineros, quizá esa atmósfera de corrupción importada de la politiquería en las grandes urbes; también el deterioro de la Ciénaga Grande se entreveía, esta especie de laguna se empezaba a afectar por la contaminación y la usurpación de ríos, y caños que le proveían un equilibrio entre el agua dulce y la salada, tal defraudación a esas fuentes hídricas realizada para los riegos de cultivos (en su mayoría de palma) de terratenientes y hacendados.

Los pobladores de este corregimiento sufren hoy de un estigma bastante complejo, se les tilda de saqueadores, ladrones, vivos, etc. No desconozco la realidad porque soy consciente de lo que ocurre cuando se accidenta algún vehículo y otras veces han cerrado la vía para cobrar el paso. Ahora bien, tampoco estoy tratando de manifestar que la pobreza sea un fundamento legitimador para cometer tales delitos, pero sí soy partidario de no estigmatizarlos porque allí hay gente (que puede ser la mayoría) que no actúa o piensa igual a los vándalos. Considero que debemos preguntarnos más bien por qué un sector de esa población acogió un modelo cultural que se basa en realizar esas cosas que son de total rechazo.

Es importante mencionar que en Tasajera pasa también una situación deplorable en cuanto al tema político, y en realidad con todo el municipio de Pueblo Viejo (jurisdicción municipal a la que pertenece Tasajera). Sucede que ahí en épocas previas de elecciones los politiqueros contactan a llamados “caciques electorales”, se les denomina así a las personas que compran el voto a las familias del pueblo por paquete (incluye a distintas corporaciones como pueden ser asamblea, gobernación, etc), estos “caciques” compran los votos de toda una familia y lastimosamente, por falta de educación o comprensión del mundo político, los miembros de todo un hogar terminan vendiendo esa voluntad de decisión en el sufragio.

De igual modo, cuando ya los politiqueros se encuentran en sus respectivas curules o puestos de administración pública encuentran en Tasajera y Pueblo Viejo, un lugar perfecto para poder saquear recursos, esto lo logran a través de megacontrataciones para obras en el municipio que a la final nunca se terminan de ejecutar, y por ende no se ponen en funcionamiento. Es decir, este sector del departamento del Magdalena ha servido por muchos años como una mina de oro para los politiqueros tanto en lo electoral, para poder lograr ser elegidos, y en la mala administración, para poder robar dineros públicos.

Yendo a la actualidad, en estos días hay polémica porque familiares de las víctimas de la tragedia están estudiando demandar al Estado y la concesionaria vial. Hay múltiples hechos que deberá analizar la justicia una vez presentada la demanda, como determinar la “causa eficiente” de los hechos; se habla incluso de una tesis que se basa en el daño que causo la construcción de la carretera, la cual causó un daño ambiental gigante, esta se empezó a construir a mitad de los años 50, en medio del régimen militar de Rojas Pinilla, y para ese entonces las leyes ambientales eran inexistentes en el país; también está del otro lado, el postulado de la “culpa exclusiva de la víctima”. Definir responsabilidades será la tarea que le corresponderá a la jurisdicción de lo contencioso administrativo en un futuro fallo.

La recuperación que necesita Tasajera es un proyecto macro, muchas personas lastimosamente hablan de que no se les debe invertir con la excusa de su mala cultura o que están así por su misma culpa, pronunciamientos a mi juicio bastante ignorantes si no se mira el trasfondo de toda una situación. Pero la solución para este pueblo no va “en pañitos de agua tibia” como han tratado de verlo muchos gobernantes, hay distintos líos jurídicos que ocurren con la población, por ejemplo, muchos de ellos no ostentan títulos de dominio de sus “casas”, y sí, entre comillas porque muchos viven en cambuches hechos con bolsas de basura y hojas de zinc.

Para Tasajera se necesita hablar de algo llamado “plan maestro”. En primer lugar es necesaria una reubicación de por lo menos 1000 hogares, construyéndose una urbanización como las recientes que se hicieron de viviendas VIS, para ello se necesita estudiar el terreno donde se realizaría ya que los alrededores de la población son zona pantanosa; segundo, toca crear fuentes de empleo porque ya los pescadores no pueden ejercer su labor como antes, al nuevo lugar donde sean trasladados se pueden iniciar proyectos de piscicultura (los famosos criaderos) como lo hacen muchos finqueros, aparte la realización de una plazoleta comercial y un mercado para el nuevo pueblo, esto fomentaría el emprendimiento en los pobladores, y por ende fortalecería la economía, a su vez, por qué no pensar también en una plazoleta a un lado de la carretera que incluya restaurantes y tiendas; por último, es indispensable construir un megacolegio y un hospital, también un suministro de calidad de servicios públicos. Lo anterior necesitaría de una inversión que podría alcanzar el medio billón de pesos, sin embargo, podría ser un gran logro para una administración nacional, falta es la voluntad.

Sin duda es un reto que tiene el país como Estado social que somos, ese modelo estatal nos obliga a garantizarle todos estos derechos fundamentales y colectivos a esa población, es una deuda histórica que tenemos con esos compatriotas. Por ahora me toca soñar con un proyecto de estos, pero confío en un buen mañana y con esfuerzos aunados, hecho realidad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Se voltea otro camión entre Cartagena y Barranquilla y lo vuelven a saquear

Se voltea otro camión entre Cartagena y Barranquilla y lo vuelven a saquear

Valoramos la escasez en vez de la abundancia

Nota Ciudadana
¿Acabar con la pobreza acabando con los pobres?

¿Acabar con la pobreza acabando con los pobres?

Tasajera

Tasajera