Opinión

Sucre demente

En todo Sucre (Sufre) sabemos quiénes y en qué mochilas y maletines se quedaron con la gruesa parte de los cuatro años de saqueo senil del Departamento

Por:
enero 06, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sucre demente
Julio César Guerra Tulena, exgobernador popular de Sucre

Que el anterior gobernador popular ya no se pertenezca en su integridad mental y menos en responsabilidad de alguna índole, es una situación deplorable y lastimera. Aunque un proverbio proletario aconseja no condolerse de los ricos y potentados, porque ellos jamás experimentarían dicho trance, todo un privilegio del montuno popular y empobrecido ilícitamente.

Que haya medio pueblo político y administrativo preso y otro medio en pánico de Fiscalía en el vecindario, es otra situación risible y abominable. Risible porque están cayendo son los soldados y peones que se quedaban con las migajas que no alcanzaban a traficar en las mochilas de cualquier color o que a mutuo propio decidían auto vacunar por el riesgo de no quedar con nada; y es abominable porque el espectáculo es de corta duración y se apagan las luces de los reflectores y nadie al fin queda preso.

¿Hasta cuándo les alcanzará “la gasolina” a los fiscales y jueces de la comarca para seguir impartiendo órdenes de captura y una justicia de sonajero al inicio y de largo silencio al final?

 

¿Hasta cuándo les alcanzará “la gasolina” a los fiscales y jueces de la comarca
para seguir impartiendo órdenes de captura y una justicia de sonajero
al inicio y de largo silencio al final?

 

La conmoción en el auditorio regional y en los mentideros de resistencia viperina dan esta vida y la otra porque caigan los verdaderos jefes mafiosos del negocio: “los Corleones” que han detentado el poder por más de 50 años de vida política, mucho antes que Sucre (¿Sufre?) existiera como departamento y cuando las cosas aún carecían de nombres y había que señalarlas con el dedo.

¡Pero qué va!

El “show” se lo está robando un modesto y mustio muchacho, con nombre y apodo de futbolista brasileño: alguien que recuerdo como un tímido estudiante de contaduría pública, venido de las cocinas y traspatios de la Casa Guerra Soto y que lo invadía un supuesto aire de superación y de una especie de Pigmalión en incubación por parte de sus patrocinadores.

Ahora sabemos que había detrás de esa supuesta filantropía con el hijo de la “muchacha del servicio”.

El “show” también se lo está robando un discutido y ahora exitoso abogado defensor de los saqueadores con nombre de “inocente”, a quien admiré como docente universitario de postgrados y que luego cayó en desgracia con los Moreno Rojas y el terremoto Nule.

La lista de detenidos sigue siendo larga y la prensa se ha regocijado con la expoliación a la que Sucre (Sufre) fue expuesta durante el periodo senil del anterior gobernador. En esa lista hay conocidos, otros amigos y otros que no conozco que vieron la oportunidad del baloto del erario para manipular las “bolitas” según su conveniencia y afán de “desempobrecimiento”.

Es deplorable el espectáculo de la justicia negociando penas, rebajas y comodidades de los presuntos delincuentes; cuando la sociedad quiere y exige castigos ejemplarizantes que destierren de una vez a la corrupción de 24 quilates que se atesora en esta mina politiquera del Caribe.

Es iluso pretender que la justicia se alcance con la devolución de una mínima parte del saqueo al erario de Sucre, cuando sabemos que el río llevaba mucha más agua que la del “chorrito veranero” que el “buen muchacho” de Ronaldo (Rildo) y los demás detenidos pretenden negociar frente a los tribunales.

En todo Sucre (Sufre) sabemos quiénes y en qué mochilas y maletines se quedaron con la gruesa parte de los cuatro años de saqueo senil del Departamento.

Duele a veces. Duele mucho. A veces duele mucho lo que hacen con el erario en Sucre (Sufre).

Casi nadie se conmueve. Ni adentro ni afuera. Somos un “territorio de malas”, expuesto inmisericordemente a los apetitos insaciables de los pantagruélicos dirigentes que elegimos y acompañamos en silencio.

Parece que una maldición dominicana nos cayó en todo el territorio y es un “fokú” que para desterrarlo, un simple “zafa” es demasiado débil frente a la todopoderosa Hidra de la corrupción en Sucre (Sufre).

Ahora es el cartel de la demencia, el de las playas que el mar se llevó, el de la alimentación escolar, el de las carreteras con regalías que se convierten en fincas lujosas y el de los cultivos exóticos para campesino inalterables.

Mañana ya nada nos sorprenderá… ¡para qué si ya no tenemos como asombrarnos!

Coda: Bien es sabido que cada cuatro años hay una familia pobre menos en cada uno de los 26 municipios del departamento de Sucre (Sufre): ¿Cuál es? La familia del alcalde. Y por extensión, la familia del gobernador.

 Publicada originalmente el 10 de junio de 2017

-.
0
5621
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Arrochelados

Arrochelados

Cultura popular y pandemia

Cultura popular y pandemia

El hombre que hablaba de Marlon Brando

El hombre que hablaba de Marlon Brando

Limbo o dos carbones encendidos para ver en la oscuridad (Nuevas narrativas en el Caribe I)

Limbo o dos carbones encendidos para ver en la oscuridad (Nuevas narrativas en el Caribe I)

Haga patria: adopte a un cachaco

Haga patria: adopte a un cachaco

Sincelejo y la Covid-19

Sincelejo y la Covid-19

La sonrisa de tus ojos

La sonrisa de tus ojos

Micelios

Micelios