Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Un fiscal impedido

Néstor Humberto Martínez atornilla su posición como máximo rector de la investigación de Odebrecht con argumentos aparentemente jurídicos, pero que intentan camuflar un interés oculto hacia entidades como el Grupo Aval

Por:
Enero 05, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un fiscal impedido

El escándalo de Odebrecht, que ya empieza a cansar a nuestras mentes de alborotos pasajeros, sigue apareciendo en los medios a medida que se renuevan las evidencias de irregularidades en por lo menos tres campañas: las dos de Juan Manuel Santos y la de Oscar Iván Zuluaga.

El ingreso de dineros en la del Centro Democrático no tiene margen de duda y lo que cabe averiguar ahora es el grado de compromiso que habría realizado el candidato con la constructora Odebrecht, a cambio de tan generoso apoyo.

En cambio, en la del presidente, todavía se presentan discrepancias, algunos se atreven a avalar la afirmación de Santos, de que apenas “se acaba de enterar…” Pero eso no es lo grave, sino que estas dudas se están llevando por los cachos el poquísimo margen de credibilidad que le queda al gobierno.

En esta situación no ayuda la actitud del fiscal Néstor Humberto Martínez, quien defiende tercamente su posición como máximo rector de la investigación y lo hace con argumentos que tiene apariencia de jurídicos, pero que intentan camuflar un interés oculto (o no tan oculto) hacia entidades como el Grupo Aval, directamente implicado en la concesión de la Ruta del Sol.

Dijo Martínez inicialmente que no había sido él asesor del consorcio Navelena o de Odebrecht. Que ya no estaba en su firma de abogados cuando se dieron algunos conceptos y que por lo tanto no tenía ningún impedimento. Esto calmó las aguas inicialmente y le devolvió su autoridad para orientar las investigaciones.

Pero el acucioso senador Jorge Robledo, quien es el autor de la recusación al fiscal, no se tragó el cuento y siguió indagando. Terminó por encontrar un documento en el que se deja claramente establecido que el propio Néstor Humberto fue asesor de Odebrecht, para la búsqueda de un contrato de estabilidad jurídica para la Ruta del Sol.

Cuando salió a la luz esta información, el fiscal se hizo el bobo, pues debió, por lo menos, ofrecer disculpas por haber mentido inicialmente, ocultando esta asesoría. En vez de eso, sin sonrojarse, sacó un comunicado en el que se atornilla a la investigación, sin aceptar la solicitud de impedimento.

Dijo, entre otras cosas el fiscal, que no tiene a su cargo ninguna de las 15 investigaciones que se adelantan contra la firma Odebrecht, contra los receptores de coimas o las campañas política que se olvidaron de declarar los dineros recibidos.

 

El fiscal nos cree bobos a todos los colombianos.
¿Cómo así que no tiene a cargo las investigaciones?
¿Acaso no es el jefe directo de los fiscales delegados?

 

Pues no solo se hace el inocente con lo que dijo antes, sino que nos cree bobos a todos los colombianos. ¿Cómo así que no tiene a cargo las investigaciones? ¿Acaso no es el jefe directo de los fiscales delegados y quien tiene sobre ellos el poder absoluto de libre nombramiento y remoción? Claro que él no es el que lleva el día a día de las investigaciones, pero las orienta, en forma directa o a través de las comisiones que ha creado para “asesorar” a sus pupilos.

Además, recordemos que, en un primer momento, el mismo fiscal, sin temblarle la mano, extendió certificado de inocencia sobre la campaña de Santos, al decir que su investigación no era de carácter penal, sino administrativo y de ahí que la despachó para el Concejo Nacional Electoral.

Las últimas divulgaciones del senador Robledo, y no importa que esté en campaña sino que lo que denuncie sea fundado en pruebas ciertas, exigen que el fiscal se declare impedido. Todavía no es tarde doctor Martínez. Si usted acepta este impedimento no le pasará nada, pero si se aferra a dirigir esta investigación le hará mucho daño a la Fiscalía, al presidente de Colombia y al del Grupo Aval.

Publicada originalmente el 31 de marzo de 2017

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

 

 

 

Publicidad
0
2039
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Margarita Londoño

Francisco contra la eutanasia

Francisco contra la eutanasia

El papa me cae bien, entre otras cosas, porque habla mal italiano, no teme enmendar sus errores, pero es inevitable apartarse de algunas de sus posiciones
No hay peor ciego… que Santrich

No hay peor ciego… que Santrich

Dando bastonazos a diestra y siniestra, fue un mal invidente que solo vio por sus propios intereses, y ahora pasa al acto aprendido de Lula, el de perseguido y víctima
El alto de Letras

El alto de Letras

En el ascenso a la primera vuelta presidencial, el centro empieza a reponerse del golpe de las elecciones parlamentarias y las consultas de los extremos
Lecciones de Perú

Lecciones de Perú

Kuczynski renunció a la presidencia acorralado por negociaciones en un segundo juicio político, ojalá Maduro y Lulla se dieran por enterados y nosotros aprendiéramos que elegir llevados por miedo no es buena decisión.
El Hawking colombiano

El Hawking colombiano

Guardadas proporciones, Antanas Mockus, elegido senador con la segunda votación, emula al científico inglés construyendo ciudadanía, divulgando la democracia, no obstante el Parkinson que sufre desde hace 20 años
¿Un infarto oportuno?

¿Un infarto oportuno?

Los males de Timochenko resultan más determinantes que las manifestaciones en contra esgrimidas por la Farc para su retiro como falta de garantías en una campaña de capa caída
Claudia, ¡salve usted a Sergio!

Claudia, ¡salve usted a Sergio!

La llegada de una guerrera que enfrenta los temas con temperamento, puede darle un remezón a la campaña de un gran candidato como Fajardo, empantanada en la estrategia del ni-ni
¿Jura decir la verdad?

¿Jura decir la verdad?

Cuando a Iván Márquez lo llamen de la JEP deberá responder si Supercundi, Merkandrea y Mercafusa son de las Farc o de la familia Mora Urrea. ¿Quién movió a los saqueadores?