Steven, el joven que busca ayuda para corregir una deformidad congénita

El oriundo de Pasto nació con una condición que le impide desempeñarse como los demás y que se complica en la medida que crece

Por: Aníbal Arévalo Rosero
enero 25, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Steven, el joven que busca ayuda para corregir una deformidad congénita

Steven Quenorán es un adolescente de 15 años. Está en grado octavo en el Inem de Pasto. Tiene un gran sentido del humor y un gran interés por el estudio. Sueña con un futuro prometedor: quiere ser cirujano estético, pero también político para servir a la comunidad. Vive con su mamá en uno de los sectores populares de la capital de Nariño. Su progenitora es una madre soltera, por ende no cuenta con el apoyo del padre del joven, quien nunca quiso reconocerlo. La situación familiar es bastante complicada, puesto que la señora no tiene trabajo y solo en ocasiones es llamada para hacer aseo en casas.

Esta situación se repite en muchos hogares que son víctimas del desplazamiento. La falta de oportunidades complica las cosas, lo mismo que no contar con mejor suerte y pertenecer a los cinturones de miseria. Sin embargo, el caso de Steven va más allá: él valora el estudio como como un tesoro, por eso es un buen estudiante, le gusta charlar de manera amena y es muy colaborador con su madre. Es decir, tiene unas cualidades que sobresalen entre los jóvenes de hoy.

La particularidad de Steven es que nació con una condición que le impide desempeñarse como los demás jóvenes y que en la medida que va creciendo se le va complicando. El cuadro clínico que presenta es escoliosis congénita, consistente en una deformidad que presentan sus vértebras y que hace que le estén restringidas ciertas actividades físicas como correr, hacer educación física y practicar deportes.

De igual manera, le representa que no pueda integrarse a los grupos de sus pares para entretenerse, pues el hecho de moverse le da dificultad para respirar. El cuadro clínico de este joven es complicado porque su columna vertebral tiende cada vez más a desviarse.

Hemos tenido la oportunidad de dialogar con Steven y nos cuenta que viene empeñado en buscar una cirugía para corregir su malformación congénita. El paso más importante ha sido visitar Cali a la espera de que su EPS le gestionara una intervención quirúrgica. Permaneció durante ocho meses con su madre en esa ciudad, pero los resultados, después de ese tiempo, no fueron los mejores: le dijeron que la cirugía era de alta complejidad y que no se la podían realizar.

Esto le implicó, además, retirarse por un año de sus estudios y llegar con la noticia poco alentadora que le dieron en Cali que fue que el riesgo que corre al realizar el procedimiento quirúrgico en el país implica quedar parapléjico o, incluso, morir en el intento.

No obstante, también le dijeron que siguiera buscando otras opciones como que la cirugía se la hicieran fuera del país, donde la tecnología sea más avanzada y se cuente con procedimientos que le garanticen unos resultados que le permitan mejorar su calidad de vida.

Hemos aprovechado las redes sociales para dar a conocer el caso y nos damos cuenta de que a la hora de ser solidarios los colombianos nos tocamos el corazón. Ello lo vemos evidenciado en la gran cantidad de veces que fue visualizado el video (más de 10.000 reproducciones), en las cientos de veces que fue compartido y en la cantidad de comentarios con propuestas de apoyo (como abrir una cuenta de ahorros para donar dinero o pedirle a la vicepresidenta Francia Márquez que se apersone del caso, tratándose de una situación de altísima sensibilidad humana).

Queremos hacer eco a través de nuestro medio de comunicación para que el caso se conozca ampliamente. Estamos en una etapa de divulgación. El primer paso para materializar la solidaridad es la divulgación, hacer que el caso llegue a oídos de personas que tengan poder de decisión, que puedan ayudar material o estratégicamente. Hay que hacer que la sociedad se conmueva con este y otros casos de niños y jóvenes que no contaron con mejor suerte para llevar una vida normal.

Este tipo de patologías se presentan hasta en un 3% de la población mundial. Es por ello que buscamos a sus pares que han logrado superarla o al menos mejorar su condición física, o una tecnología de avanzada que en esta oportunidad se pueda aplicar en el caso de Steven Quenorán, el chico de Pasto que sueña con su cuerpo sin deformidades.

-.
0
100
La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Rappi sigue imbatible mientras ve partir del país a Uber Eats, iFood y Jokr

Rappi sigue imbatible mientras ve partir del país a Uber Eats, iFood y Jokr

El monteriano que terminó acusado de ser el médico del Clan del Golfo

El monteriano que terminó acusado de ser el médico del Clan del Golfo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus