Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Soberanía energética colombiana en la refinación petrolera

Colombia no puede seguir entregando su soberanía energética: la inversión para modernizar Barrancabermeja es sustancialmente menor a la tormenta perfecta de quedarse sin reservas petroleras y sin capacidad de refinación

Por:
Octubre 23, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Soberanía energética colombiana en la refinación petrolera
En mayo de 2014 el candidato-presidente Juan Manuel Santos prometió que la modernización de Barrancabermeja sería “una realidad para los colombianos”.

 La refinación de petróleo se ha convertido en una actividad de primera importancia tanto para la economía mundial como para las necesidades humanas actuales. El 25 % del petróleo que se procesa sirven para producir plásticos, materiales sintéticos, productos químicos, ceras, aceites, asfaltos, ropa, fertilizantes, productos de aseo, llantas y piezas médicas; el restante 75 % para todo tipo de combustibles.

Se sabe que la capacidad de refinación no necesariamente está ligada a las reservas petroleras de cada país, pues Francia, Alemania, Italia y España, que no tienen petróleo, producen el 7 % de los refinados del planeta. Japón, por ejemplo, -sin petróleo- refina 3 millones de barriles de petróleo al día, 10 veces más que Colombia, que tan solo representa el 0,30 % de la refinación mundial.

En Colombia de los 850 000 barriles de producción de crudo diarios, se refinan 243 000 barriles al día. Podrían ser más, pero las decisiones políticas del Estado privilegian la compra extranjera de productos procesados, mientras el 70 % del petróleo se exporta crudo, sin ningún valor agregado. Entre 2012 y 2016 el país importó $ 63 billones en combustibles, que podrían haberse producido nacionalmente, evitando la fuga de esa riqueza.

Una de las posibilidades de producción recae en la refinería de Barrancabermeja. Su modernización se ha prometido desde finales de la década de 1990. En octubre de 2012, un decreto del gobierno de Juan Manuel Santos declaró de interés nacional el proyecto y en mayo de 2014 el candidato-presidente prometió que sería “una realidad para los colombianos”. Pero esta será una más de las promesas incumplidas por este gobierno.

Modernizar esta refinería es una necesidad nacional. Colombia no puede seguir dándose el lujo de entregar su soberanía energética, como ya ocurrió con Isagén. La inversión que requiere es significativamente menor a enfrentarse a la tormenta perfecta de quedarse sin reservas petroleras y además sin capacidad industrial para refinar petróleo.

 

 Modernizar la refinería generaría 65 000 empleos,
las exportaciones aumentarían 9 %, las importaciones caerían 1,5 %
y explicarían el aumento de 1,7 puntos porcentuales en el crecimiento del PIB

 

El proyecto además es una excelente posibilidad para estimular a la economía, en momentos en que el modelo ha generado una ostensible desaceleración, agravada con un gasto público ineficiente. Pues bien, modernizar la refinería generaría 65 000 empleos, las exportaciones aumentarían 9 %, las importaciones caerían 1,5 % y explicarían el aumento de 1,7 puntos porcentuales en el crecimiento del PIB, según los propios cálculos realizados por Fedesarrollo. Los beneficios superan con creces los costos del proyecto.

Si la modernización dependiera de la demostración económica de sus ventajas, ya estaría en ejecución. Pero la decisión política es seguir con el modelo de importar todo, con el agravante de que las materias primas y los recursos naturales para pagar estas compras se agotan en la medida en que la producción nacional se deteriora. Está en manos de la ciudadanía decidir si será otro tipo de gobierno quien corregirá esta situación o seguiremos confiando en los mismos que fracasaron, para que sigan al mando.

Twitter: @mariovalencia01

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
872
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Mario Alejandro Valencia

El Valle tiene los ingredientes, pero le faltan cocineros

El Valle tiene los ingredientes, pero le faltan cocineros

La región requiere una diversificación productiva aumentando la complejidad y sofisticación de lo que produce, y personas adecuadas en la dirección del Estado
A 20 kmts/hora en un Ferrari

A 20 kmts/hora en un Ferrari

Tenemos un auto fantástico conducido por unos incompetentes, que se vanaglorian con un crecimiento menor a 2%, absolutamente insuficiente para resolver los problemas de los ciudadanos
Corrupción en el comercio internacional

Corrupción en el comercio internacional

El año pasado, cerca del 7,8 % del comercio colombiano usó algún método considerado como flujo financiero ilícito, que permite a algunas multinacionales fugar las ganancias hacia paraísos fiscales
El modelo económico del papa Francisco

El modelo económico del papa Francisco

No creo que el papa sea comunista, solo que comparte la visión con quienes actuamos para cambiar un modelo económico inequitativo y devastador en términos humanos y ambientales
Sopa de fracking

Sopa de fracking

La agresiva técnica está ´ad portas´, a pesar de que el Minambiente afirma que “el sector no está completamente listo” y la garantía de control ambiental está por verse
Echeverry nos quiere tumbar con el fracking

Echeverry nos quiere tumbar con el fracking

A la calamidad ambiental que representa la más agresiva técnica de extracción de hidrocarburos, se suma la presunta estafa que Echeverry estaría configurando en contra de la nación
Colombia, Sociedad Anónima

Colombia, Sociedad Anónima

Es necesario evaluar la política de ‘Confianza Inversionista’, que convirtió al Estado en una sociedad anónima al servicio de negociantes
Alcalde incompetente y gobierno alcahueta

Alcalde incompetente y gobierno alcahueta

Los reclamos del alcalde de Cajamarca y la supuesta preocupación del gobierno si se aleja la inversión minera no solo son falsos sino que comprueban la incompetencia del nuevo alcalde