Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Siguen las mentiras del “hacker” Carlos Escobar

Ni hacker ni mucho menos un ingeniero electrónico

Por:
Julio 16, 2014
Siguen las mentiras del “hacker” Carlos Escobar

Hace algunos días el periódico El Espectador publicó un extenso artículo sobre Carlos Arturo Escobar Marín titulado Diario de un ‘hacker’ uribista. Así mismo, el encabezado del título rezaba: La historia de Carlos Escobar, un ingeniero experto en tecnología. Palabras más palabras menos el perfil de más de 10.000 caracteres daba cuenta de la supuesta vida profesional de un hombre que ahora “la pasa mal” porque muchos han juzgado su trabajo de ser antiético, pero además, de traspasar la línea de la legalidad. De hecho, Escobar defendió su trabajo con una lacónica frase: “yo no tengo rabo de paja, por eso no me da miedo decir las cosas”. 

Pues bien, tal parece que el periodista que realizó el perfil también fue asaltado en su buena fe y terminó por creerle a Escobar todas las historias que ha montado alrededor de su vida. Por ejemplo, Carlos Escobar mintió en un dato básico que cualquier profesional que se precie de ser transparente y ético, no podría inventar; le dijo al periodista que se había graduado como  ingeniero electrónico de la Universidad Bolivariana, dato que se encuentra de entrada en el artículo. “A comienzos de los noventa, y con el grado de ingeniero electrónico de la Universidad Bolivariana, Carlos Escobar creó su primer negocio. Un servicio alterno de mensajes por bíper en Medellín (…)“, refiere el periodista.

LAS2ORILLAS solicitó a la Universidad Bolivariana de Medellín, revisar en su base de datos si existía un alumno retirado, egresado o que haya estudiado en dicha institución bajo el nombre de Carlos Arturo Escobar Marín. La respuesta fue inmediata, Escobar no es ingeniero electrónico.

Todo indica, como se mencionó en un pasado artículo (VER: Carlos Escobar, el hacker que también salió echado de la campaña de Pacho Santos), que Carlos Escobar ni siquiera merece el remoquete de “Hacker” (pirata informático) y que su trabajo solo ha consistido en utilizar las redes sociales para atacar a diferentes personalidades y para timar a gente que busca tener presencia en Facebook, Twitter y demás, a quienes convence de ser un “experto en tecnología”. LAS2ORILLAS supo que hace poco la periodista Catalina Gómez, después del acoso que recibió en internet por unas supuestas fotos suyas desnuda, se reunió con Escobar por recomendación de personas cercanas, para que éste le ayudara a mejorar su imagen.

Esta es la respuesta completa de la universidad:

ESCOBAR-MARIN-CARLOS-ARTURO-14-07-2014-(1)-(1)

 

 

Publicidad
0
11538
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cuando el exministro Luis F. Henao sacaba pecho por las casas de Villa Javier

Cuando el exministro Luis F. Henao sacaba pecho por las casas de Villa Javier

Para salvar a Vargas Lleras, el presidente de CR quiere responsabilizar a su rival Sergio Fajardo por el fracaso de este proyecto de vivienda gratis en Antioquia
El lío en la Universidad Autónoma del Caribe: el rector cuenta su versión

El lío en la Universidad Autónoma del Caribe: el rector cuenta su versión

El rector Ramsés Vargas, cuenta como la rectora Silvia Gette, quien se encuentra en casa por cárcel acusada por varios crímenes, quiere acabar con la Uniatónoma
El fin de la familia Cardona en La 14 de Cali

El fin de la familia Cardona en La 14 de Cali

Con la muerte del patriarca Jaime se truncó una tradición de 70 años con el estilo único de esta cadena de supermercados, una de las pocas aún totalmente colombianas
Después de la guerrilla y antes de la formalidad: el limbo político de los mineros de Bebará, Chocó

Después de la guerrilla y antes de la formalidad: el limbo político de los mineros de Bebará, Chocó

El antropólogo holandés Jesse Jonkman cuenta cómo en Bebará la salida de las Farc puede dejar en el limbo a los mineros