Santiago Gamboa y Jorge Carrión: de viajes y viajeros

Ambos autores estuvieron presentes en el tercer Festival Internacional de Literatura realizado en la ciudad de Cali, donde charlaron sobre literatura de viajes y de ciudades

Por: Manuel Tiberio Bermúdez
septiembre 04, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Santiago Gamboa y Jorge Carrión: de viajes y viajeros

La Plazoleta Central de la Biblioteca Departamental de Cali estaba llena. Desde temprano la gente llegó para participar de los conversatorios que abrieron la primera jornada del tercer Festival Internacional de Literatura, que se realiza en la capital del Valle.

Los primeros en hacer presencia en la tarima de invitados fueron: Santiago Gamboa de Colombia,  y Jorge Carrión, de España, quienes charlaron sobre literatura de viajes, literatura de ciudades, moderados por Mario Jursich.

De Carrión, dice la reseña de la programación que “es doctor en humanidades, y director de su Máster en Creación Literaria. Una de sus grandes pasiones son los viajes y contar lo que en ellos ha vivido. Para esas crónicas suele escoger un hilo conductor. Así fue en Librerías, un ensayo para el que viajó por cinco continentes buscando sumergirse en más de un centenar de tiendas de libros y escudriñar en ellas la historia, la cultura, la vida misma. En su más reciente obra, Barcelona, libro de los pasajes, Carrión hace una lectura de su ciudad a través de esos espacios mágicos y rituales —pasos entre dos calles—, que en la capital catalana son cerca de cuatrocientos. El autor viajó por todos ellos, los estudió y los leyó para acceder a una dimensión de Barcelona que no había sido explorada hasta ahora”.

De Gamboa, que no pude ver en la reseña, Wikipedia cuenta: “Hijo de la artista y pintora Carolina Samper y el historiador del arte Pablo Gamboa Hinestrosa. Estudió literatura en la Universidad Javeriana de Bogotá. Luego emigró a Europa, donde vivió en Madrid (se licenció en Filología hispánica en la Complutense) y en París (donde estudió Literatura cubana en La Sorbona).

En París trabajó como periodista en el Servicio de América Latina de Radio Francia Internacional (1993-1997), donde estuvo encargado de los programas literarios y de índole cultural. El mismo año que ingresó a RFI se convirtió también en corresponsal de El Tiempo, el diario colombiano de mayor tiraje y con mayor influencia del país.

Su primera novela, Páginas de vuelta, fue publicada en 1995 y la crítica consideró que rompía "todos los caminos recorridos por la más reciente literatura colombiana". Dos años más tarde aparece su segunda novela, Perder es cuestión de método, que recibió excelentes comentarios en España y América Latina. Esta obra fue llevada al cine por Sergio Cabrera en 2005”.

Hablaron de viajes, de sus gustos y manías cuando los realizan. Contaron anécdotas, a un público, que estuvo atento a cada una de las palabras de los invitados.

Compartieron, como cada uno, a su manera, se conecta con las ciudades que visitan para hacerlas suyas, para llevarlas en sus recuerdos y convertirla en libros que luego iniciaran otros viajes;  nuevos viajes,  en las manos de los lectores. Dijeron que cada viaje se hace con los cinco sentidos, porque las ciudades, huelen, gritan en sus propios idiomas, y dejan huella en quienes las visitan.

Dejaron entrever algunas claves del oficio de viajantes y como, un bar o una librería, puede acercarlos, de manera íntima a un lugar.

Hablaron largo y tendido sobre viajes, sobre el oficio que han escogido para testimoniar sus recorridos por el planeta y pusieron a viajar al público, que en ningún momento dejó  de seguir las palabras que los transportó a los lugares  que hoy son libros y que pueden caminar con ellos bajo el brazo.

Que la propia realidad me sorprenda: Carrión

Para no perder la costumbre de preguntar le dije al señor Carrión: que para él,  ¿qué era un viajero?

“Para mí un viajero, es un cuerpo que se mueve para estimular y sorprender a su mirada, Es alguien que intenta investigar la realidad y gracias al movimiento, lo puede hacer de un modo que le brinda continuas sorpresas”.

Quise saber que pensaba acerca de ¿para qué sirve la literatura en este mundo tan lleno de pantallas –de las que él hacía poco había hablado- y tan banal que parece?

“El mundo nunca ha tenido sentido —dijo— pero particularmente ahora con tanta sobre abundancia de lenguaje y de signo, todavía tiene menos sentido. El único modo de encontrarle sentido es con relatos y yo diría que la literatura, sigue siendo la forma más privilegiada y sofisticada del relato, por tanto sigue siendo un modo de darle sentido al mundo”.

¿Qué se quiere llevar de Cali en su mochila de viajero?

“Me gustaría conocer las librerías caleñas. De pronto, me llevo ya la simpatía y la calidez que no solo se respira en el clima, que es muy sabroso –como decís aquí, sino que se siente claramente en la gente que me ha recibido. Realmente, solo he observado simpatía y amabilidad”.

Habló de visitar “La calle del muerto”, ¿qué espera encontrar allí?

“Me han hablado mucho de una escultura de un muerto. Intento viajar sin expectativas y que la propia realidad me sorprenda de modo que voy a ver que encuentro ahí".

El ser humano siempre ha necesitado contar historia: Santiago Gamboa

No podía —por aquello de los equilibrios que llaman— dejar de preguntarle a Santiago Gamboa, que me definiera, qué era un viajero para él.

“Es una persona que por lo general está sola, que sabe acercarse a las cosas con cierta curiosidad, que se sabe acercar también a las personas más interesantes para escuchar lo que dicen, y de esa manera se da una idea de lo que es cada lugar y después el libro, que escribe, la crónica que escribe, es el resultado de toda esa experiencia”.

¿Para qué sirve la literatura en este mundo tan banal y mediatizado?

“Para evitar que siga siendo más banal y más mediatizado. La literatura ha existido siempre y el ser humano siempre ha tenido necesidad de contar historias. No solo de contarlas, sino de escucharlas y de leerlas. Así que mientras haya seres humanos sobre la tierra, la literatura seguirá existiendo, sin duda”.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
881

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"Querido Santiago Gamboa, hoy recuerdo cuando eras uribista"

"El creador de Matarife es muy mal investigador y un pésimo escritor"

Cuando los escritores tienen dueño

Cuando los escritores tienen dueño

Nota Ciudadana
Historias de trochas y ríos con Alfredo Molano

Historias de trochas y ríos con Alfredo Molano