Rivales políticos unidos contra el impuesto a las gaseosas

Jorge Enrique Robledo, Iván Duque y Mauricio Lizcano terminaron aliados en un propósito que tiene contentos al Grupo Ardila y a Coca-Cola

Por:
octubre 30, 2016
Rivales políticos unidos contra el impuesto a las gaseosas

En un desayuno con los directivos de las dos grandes productoras de gaseosas de mayor consumo en Colombia, Postobon y Coca-Cola, el presidente del Senado,   Mauricio Lizcano, del Partido de la U, tuvo claro que debía oponerse al impuesto a las gaseosas. La iniciativa defendida conceptualmente por el Ministro de salud  Alejandro Gaviria y apoyada por su impacto fiscal por el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, finalmente y después de una tensión entre el Grupo Ardila y el gobierno Santos, hizo el recorrido hasta lograr formar parte del cuerpo de la Reforma Tributaria.

La Organización Ardila en cabeza de Carlos Julio Ardila logró frenar la inclusión de este artículo en el Plan Nacional de Desarrollo tarea en la que habría jugado un papel importante el  poder del  Ministro de la Presidencia, el hoy fiscal  Néstor Humberto Martínez.

Entonces se creyó que el Ministro de Salud Alejandro Gaviria había quedado noqueado cuando el artículo desapareció del proyecto de ley como hoja de ruta del gobierno Santos, que orientaría el presupuesto del cuatrenio. Pero finalmente las urgencias presupuestales a raíz de la caída del precio del petróleo y la necesidad de aumentar el recaudo unidas a argumentos de salud pública que insisten en las consecuencias nocivas del consumo de azúcar de alto contenido en las gaseosas, llevaron revivir el impuesto que busca ser aprobado en el Congreso.

Su trámite sin duda tendrá más de un obstáculo. Además de la oposición del  Presidente del Senado, que ya de hecho es un inconveniente grande, el aumento de los impuestos a las gaseosas tiene en su contra a dos pesados que son contradictores políticamente, pero que van unidos, aunque con argumentos disimiles, en el intento por atajar esta iniciativa tributaria: Se trata de Jorge Robledo del Polo y de Iván Duque del Centro Democrático, ambos de la oposición al gobierno pero desde orillas distintas.  . .

El Senador Jorge Enrique Robledo, quien acaba de lanzar su candidatura presidencial por el Polo, ha salido en defensa de los consumidores que verán incrementar automáticamente el precio de las gaseosas. Sostiene que el costo de este impuesto sobre un producto que hace parte de la canasta familiar recaería directamente sobre el bolsillo de los más pobres para quienes las bebidas azucaradas son un complemento obligatorio de su dieta diaria, precisamente por su alto contenido calórico. Esta bandera tendrá una indudable acogida popular, afín al proyecto y al ideario político del Polo y de Robledo que se perfila como uno de los líderes de la oposición a la reforma que considera regresiva por muchas aspectos que tocan el  bolsillo de los ciudadanos de a pie.

En esta cruzada de Robledo por impedir el trámite de la Reforma en la que se juega sus restos el Ministro de Hacienda y es condición para que Colombia avance en la ruta hacia el OCDE –Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico-  obsesión que persigue a Santos desde que llegó a la Casa de Nariño en el 2010, cuenta con un extraño aliado: Iván Duque. Las razones del también candidato presidencial por el Centro Democrático, son del orden técnico.

Duque ha estado calentando el debate desde su cuenta de twitter, herramienta que probó eficazmente en la campaña contra el Plebiscito, con trinos de este corte:

‘’Si el Gobierno sube el impuesto a las bebidas azucaradas para prevenir la obesidad, ¿va a aplicar exención en los gimnasios?": @IvanDuque’’

Duque no comparte la tesis  de la salud y piensa que de ser así deberían estimularse negocios relacionados con este propósito como los gimnasios y otros   servicios y productos, aunque en realidad parecería  tratarse más de una ironía que de un argumento serio.

Cambio Radical el partido del Vicepresidente Germán Vargas tampoco parece que será un aliado fácil de este impopular impuesto. Al senador Carlos Fernando Motoa, presidente de la Comisión Primera, tampoco lo convence el argumento de la salud. Esto ha dicho : “la posición de gravar las bebidas azucaradas para supuestamente proteger la salud de los colombianos no me parece coherente porque no tiene en cuenta otros productos que sí causan elementos negativos en la salud de los colombianos como los dulces, las chocolatinas, los embutidos ¿Por qué el Gobierno no evalúa cuales son los productos de alto contenido calórico que afectan y ponen en riesgo la salud de los colombianos y no estigmatizan únicamente las bebidas que se producen con base en azúcar nacional?”.

Pero a pesar de que hay senadores con amplio margen de maniobra como Robledo, Duque y Lizcano en contra del proyecto, también hay otros que se la juegan a fondo respaldando los argumentos del Ministro de salud. Una de ellas es la Senadora de la Alianza Verde Claudia López, quien incluso ha señalado a la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) de divulgar publicidad engañosa para apoyar a los productores de gaseosas en contra de la Organización Mundial de la Salud  que ha alertado sistemáticamente sobre la inconveniencia para la población mundial de consumir  bebidas azucaradas para la salud y ha recomendado el aumento el 20% de impuestos para castigar su consumo y sobre las bebidas azucaradas.

La insólita circunstancia de tener a estos tres contradictores de alto perfil y reconocimiento público en contra del impuesto de la gaseosa permite avizorar tendrá que superar escollos  y que a no ser que cambien las cargas y que los argumentos de salud ganen la batalla, el tramite del artículo no llegará a buen puerto como puede ocurrir con muchos capítulos de la polémica reforma que ya ha provocado un llamado a manifestarse en la calle por parte del vicepresidente Germán Vargas por los nuevos a los constructores de viviendas de interés social y al ex Presidente Álvaro Uribe quien ha sumado a su No al Plebiscito un No a la Reforma Tributaria con el que quiere reactivar la presión sobre La Habana y el gobierno Santos.

 

-Publicidad-
0
5217
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Con Duque comprobamos que no sirve de nada ser presidente

Con Duque comprobamos que no sirve de nada ser presidente

Eamon Gilmore, el irlandés que le habla al oído a Iván Duque sobre paz

Eamon Gilmore, el irlandés que le habla al oído a Iván Duque sobre paz

Coqueteos entre uribismo y clanes políticos del Chocó

Coqueteos entre uribismo y clanes políticos del Chocó

Pantalla gigante y pizza promete Claudia López para seguir el debate

Pantalla gigante y pizza promete Claudia López para seguir el debate