Opinión

¡Qué se va a volar el Paisa!

La única manera de que se vuelen es que les digan que los van a extraditar

Por:
octubre 31, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Qué se va a volar el Paisa!
El Paisa es un tropero, y diferencia de Timo y Márquez, no se las da ni de ilustrado ni de elocuente

Un nudo en la garganta se le hizo a muchos en Colombia el viernes pasado al trascender la noticia de que uno de los más temidos criminales de las Farc había abandonado el campamento de Miravalle (Caquetá) y había ridiculizado el proceso de paz entre el gobierno de Santos y la mencionada banda guerrillera.

Es obvio que en una negociación sin control ni supervisión cualquiera se puede volar. Y el Paisa, cuyo verdadero nombre es Hernán Darío Velásquez, se podría evadir de Miravalle sin ninguna dificultad. La verdad es que de un sujeto que toda su vida ha estado inmerso en la violencia no podemos esperar que termine convertido en un romántico ecologista de la noche a la mañana.

El Paisa es un hombre de armas tomar y le mete miedo a todo el mundo. Quienes dicen pertenecer al autodenominado “secretariado” de las Farc, como Timochenko o Iván Márquez, le tienen pavor. ¡Eso se refieren a él con un respeto!

 

 

Quienes dicen pertenecer al autodenominado “secretariado” de las Farc,
como Timochenko o Iván Márquez, le tienen pavor al Paisa
¡Eso se refieren a él con un respeto!

 

 

Y es comprensible que así lo hagan desde el punto de vista de los combatientes. Me explico: Timo y Márquez son tremendos carretudos. Ambos son buenos para posar de intelectuales y para dar órdenes desde la comodidad que se les provee ahora con nuestros impuestos. El Paisa, en cambio, es un esbirro que encontró en las Farc el escampadero perfecto. ¿Sabían que trabajó para Pablo Escobar?

A diferencia de Timo y Márquez, el Paisa no se las da ni de ilustrado ni de elocuente. Es un hombre práctico. Una mala persona, sin duda, y a eso él le saca todo el provecho del mundo.

Perpetró, en julio de 2001, el secuestro masivo en el Edificio Miraflores de Neiva. En esa oportunidad se llevó consigo a los hijos menores de edad de la hoy excongresista Gloria Polanco y del también político Jaime Lozada, a quien tiempo después del masivo plagio también mandó asesinar.

Fue el autor intelectual del bombazo al Club El Nogal de Bogotá, en febrero de 2003, en el que murieron 36 personas y casi 200 resultaron heridas.

El Paisa, igualmente, fue el responsable en febrero de 2003 del secuestro de tres contratistas estadounidenses cuya avioneta se vino a tierra, con tan mala suerte para sus ocupantes que cayeron en territorio a su alcance. De hecho, en ese mismo episodio de la aeronave un norteamericano y un colombiano se resistieron a dejarse llevar de los guerrilleros y fueron asesinados a sangre fría. Al final, los tres secuestrados fueron rescatados por el Ejército en julio de 2008 en el mismo operativo en que recuperó la libertad Íngrid Betancourt.

Este “dirigente” de las Farc –de quien el tal Jesús Santrich dice que es un comunista de todos los tiempos y que jamás traicionará a su organización– masacró miserablemente a la familia caqueteña Turbay Cote, y en 2006 ordenó el asesinato de todos los concejales del municipio huilense de Rivera.

Tal vez el gobierno no lo notó, pero, por el lado de las Farc, los acuerdos los firmaron un poco de señores venidos a menos en lo militar y en lo personal. Y cualquiera diría que a la línea dura, en cambio –léase los troperos–, poco o nada le debe interesar una negociación acordada entre un gobierno desesperado por el protagonismo y unos jefes guerrilleros que llevan más de una década viviendo como reyes en Venezuela o en Cuba y que de rebeldes no tienen más que unos estampados del Che Guevara.

Pero sí les interesa. ¿Qué se voló el Paisa? Tanto ellos como los colombianos de a pie sabemos muy bien que los “ideales políticos” de las Farc no son más que una pantalla del enriquecimiento ilícito y un truco para asegurarse una teta de los contribuyentes. Y también sabemos que no les van a aplicar la extinción de dominio. La única manera de que se vuelen es que les digan que los van a extraditar.

¡Qué se va a volar!

 

 

-.
0
1521
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Qué pedir para Colombia en 2018?

¿Qué pedir para Colombia en 2018?

Lo que me preocupa de la JEP

Lo que me preocupa de la JEP

Aborto obligado y cinismo

Aborto obligado y cinismo

Compliance: ¿responsabilidad penal de personas jurídicas?

Compliance: ¿responsabilidad penal de personas jurídicas?

Restrepo Ramírez, Parody d'Echeona, Álvarez Correa Glen, y Martínez Neira

Restrepo Ramírez, Parody d'Echeona, Álvarez Correa Glen, y Martínez Neira

Que el papa no se deje confundir

Que el papa no se deje confundir

El galeón San José se adjudicará en elecciones presidenciales

El galeón San José se adjudicará en elecciones presidenciales

La gran mentira de la inmunidad de los abogados

La gran mentira de la inmunidad de los abogados