¿Qué le traerá el 2020 a los colombianos?

Sin necesidad de cartas, ni la bola de cristal de Deseret Tavares, está claro que el número de marchas se va a mantener e incluso aumentar

Por: Alfonso Acosta Caparros
enero 16, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Qué le traerá el 2020 a los colombianos?
Foto: Nelson Cárdenas

Ya pasada la humareda de los totes, triquitraques y voladores de la pólvora que esta vez superó el número de víctimas con relación a 2019, con una cifra que ronda  más de 500 casos serios en Colombia, comienza a despejarse y a verse, como humo que cubría una bola de cristal, el futuro en varios tópicos.

Debo confesar que soy un aficionado creyente de las predicciones de Deseret Tavares, la clarividente colombiana radicada el los Estados Unidos, que cuenta entre sus clientes a personalidades como Donald Trump, Angelina Jolie, Brad Pitt y presidentes y personajes en toda la América Latina.

Después de verla en su canal de YouTube y en entrevista con el polémico Jaime Bayly, yo sin saber leer el tarot, y mucho menos poder ver flachazos de películas sobre eventos futuros en su bola de cristal, coincido en varias de sus predicciones para el año de parejitas de números repetidos: 2020.

Es muy extenso el listado de los temas, por eso voy a centrarme solo en Colombia y lo que nos espera a nivel socio-político.

Después también de escuchar los discursos de toma de posesión de la nueva alcaldesa de Bogotá Clara López y el nuevo alcalde de Medellín Daniel Quintero, quienes coincidieron en la férrea defensa de las marchas que comenzaron a florecer a finales del 2019 y tiene pinta de formar un extenso jardín en 2020.

“Todas las marchas serán bienvenidas y no permitiremos que ninguna autoridad sea enérgica con los protestantes, mientras sean pacíficas”.

Hasta ahí me parece muy bien, porque dichas manifestaciones son un derecho constitucional.

Lo que me inquieta seriamente es su frecuencia, volumen y horas programadas.

Empezando a florecer, como decía, el promedio de marchas a finales del 2019 era de mínimo 2 o 3 marchas semanales.

Pero para 2020 veo sin las cartas, ni la bola de cristal de Deseret Tavares, que ese número de marchas va a mantener e incluso aumentar su frecuencia semanal.

La pregunta es: hasta dónde y hasta cuándo las soportarán calmadamente los otros millones de ciudadanos que no marchan y que deben someterse al inmamable rigor del caos vehicular y peatonal que estas marchas originan.

Los marchantes de diferentes gremios y expresiones orquestadamente se reparten las horas pico del día y las calles principales para sus rutas.

Pero como reza el dicho: “Bueno es culantro pero no tanto”.

Veo hacia al futuro que las marchas van a aumentar y los ciudadanos se van a mamar.

Van a maldecir atrapados en vehículos públicos y privados las horas del día que deben perder en detrimento de sus agendas diarias y también van a maldecir los ciudadanos que deben regresar a sus casas, caminando hasta 3 horas…o más.

Y el furor de las marchas con sus vuvuzelas y la emputada de los no marchantes con sus madrazos, se convertirán en dos trenes que van irremediablemente a chocar de frente.

El marchante querrá contra viento y marea lo que sea que esté reclamando, y el no marchante querrá trabajar para el sustento.

Y ambos tienen razón.

Pero si tuviera el poder de la clarividencia como mi admirada Deseret Tavares, me gustaría saber cuántos meses de este 2020 van a pasar para que se estrellen estruendosamente esos dos trenes.

Porque sí adivino que la paciencia se va agotar.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2400

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
No solo los soldados están mal, también el sistema

No solo los soldados están mal, también el sistema

Nota Ciudadana
¿Acceso carnal abusivo o acceso carnal violento?

¿Acceso carnal abusivo o acceso carnal violento?

Nota Ciudadana
Historia clínica electrónica, un avance que no debe quedar en letra muerta

Historia clínica electrónica, un avance que no debe quedar en letra muerta

Nota Ciudadana
Sí, la educación en Colombia es para llorar

Sí, la educación en Colombia es para llorar