Presidente, "estamos insatisfechos, pero nada nos gustaría más que cambiar de ánimo"

El Comité de Voluntarios Italia – Unión Europea manifiesta su apoyo incondicional al gobierno Duque

Por: Martin Eduardo Botero
noviembre 13, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Presidente,
Foto: Twitter @IvanDuque

El comité de voluntarios residentes al exterior manifiesta el apoyo inquebrantable al gobierno democrático del presidente Duque y su respaldo a los reiterados esfuerzos que está realizando para afrontar los problemas políticos graves que persisten, fomentar la reconciliación y la unidad nacionales, y la gobernanza democrática, en circunstancias de gran dificultad económica y de necesidades en materia de préstamos y gastos fiscales, sin equilibrio presupuestario. Lamentablemente, el presidente debe tomar decisiones en un entorno cargado de complejidad, de incertidumbre y de fuertes exigencias.

No se puede olvidar que el presidente y su equipo de gobierno se enfrentan a grandes desafíos, en su mayoría relacionados, directa o indirectamente, con la gobernabilidad democrática y la seguridad ciudadana, la burocracia y la corrupción, el respeto de los derechos humanos, el funcionamiento eficaz de la justicia, la transparencia honesta, la reconciliación y cuestiones relacionadas con el medio ambiente y el desarrollo sostenible. Lo anterior además de la paz y cómo lograrla, la violencia y los actos de terrorismo, la lucha contra la droga y la soberanía nacional, así como la actual crisis de los migrantes y refugiados de Venezuela y el creciente desequilibrio económico y social entre ricos y pobres. A todo esto se añaden las movilizaciones sindicales y estudiantiles que se están desarrollando y el activismo de las organizaciones de la extrema izquierda, unidas a posturas y actitudes divergentes entre sí, que han creado un ambiente de caos inestabilidad e inseguridad cada vez mayor —que cada día se está convirtiendo en más peligrosa y a la que debemos dedicar la máxima atención; cuando la protesta se vuelve violencia por medios más extremistas, se convierte en una amenaza para la paz y tiene que contar con una resistencia decidida— y que, a menudo, se orienta en contra del mismo presidente y las fuerzas políticas.

Hemos elegido a este gobierno y vamos a apoyarlo para que pueda seguir adelante con su trabajo. Este proceso es demasiado importante como para permitir que pierda impulso con la pasividad o la indiferencia, o para que nos abrume la violencia. Si empezamos a demostrar divisiones y debilidad, los extremistas se aprovecharán de la indecisión y de las dudas. El gobierno Duque no es lo que soñábamos y tampoco ilustra las visiones y los sueños de su electorado. Sin embargo, es lo que tenemos actualmente, a mitad de camino entre los sueños y la realidad. Estoy convencido y espero que se enciendan más luces y que desaparezcan algunas sombras.

Por otra parte, no se puede pretender intimidar al electorado que quiere ese anhelo de cambio como una traición del ideal gubernativo, y a bloquear cualquier intento de debate serio sobre el futuro del gobierno aduciendo que el mismo hecho de insistir en el debate supone abrazar el antiduquismo.  Los ideales sobreviven con el cambio, pero perecen por la inercia ante los retos. Hoy en día, un líder moderno debe decir la verdad y asumir nuevos retos y responsabilidades. El presidente Duque tiene la tarea de tomar en todo momento el pulso de la sociedad, el sentimiento de descontento y el bienestar (la felicidad) de las personas.

Sr. presidente, lo más difícil no es adoptar una decisión, sino saber en qué momento ha de adoptarse. Se trata de comprender la diferencia entre los desafíos que hay que gestionar y los desafíos que hay que afrontar y superar.  Su mandato popular tiene lugar en un momento decisivo en la historia de Colombia y no podemos más que reconocer el papel que usted puede desempeñar en el logro de los derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales, y la situación sobre el terreno en materia de derechos humanos.

Es tiempo de tenacidad y de firmeza para conseguir sus metas, proteger con toda decisión a sus ciudadanos y crear un consenso público para que se operen cambios. Esta línea de firmeza se ha de mantener y reforzar, y esta es la razón por la cual el gobierno necesita un mayor apoyo por parte de todos los ciudadanos. No debemos únicamente pensar en ello sino también encontrar respuestas a esas cuestiones. Su gobierno puede desempeñar un papel importante en esta fase de transición de la vida política, gobernar para el presente y para el futuro. La credibilidad de su presidencia ante los ciudadanos no solo depende de la coherencia de sus palabras, sino de la disponibilidad de los instrumentos necesarios para hacerse oír. Sin embargo, el gran reto, por supuesto, y se le juzgará por ello, es si es usted será capaz de cambiar el rumbo del barco. Le instamos a que adopte una postura firme en defensa de la democracia y sobre la mejora de la gobernanza y cumpla los claros compromisos que ha contraído.

Señor presidente, a modo de conclusión quisiera puntualizar que no me caen demasiado bien los pesimistas; quizás no siempre tienen razón, pero siempre tienen razones que hay que escuchar. Tal vez algunos no confían y hasta podrían decir que su gobierno va a ser un fracaso, pero nosotros no lo hacemos, porque existen fuertes motivos para confiar en el futuro. A su presidencia le diré: muestre su lado creativo y optimista, teniendo en cuenta las enseñanzas extraídas del pasado, las necesidades del presente, las demandas del futuro y las realidades de la situación internacional actual. Haga lo que sepa hacer bien: coja el toro por los cuernos y entonces podrá contar con el apoyo entusiasta de aquellos que votamos a favor de este gobierno. Cerciórese de lograr verdaderos avances porque eso es lo que exige el ciudadano de a pie, brindando cada vez más seguridad y transparencia a la población y oportunidades para un crecimiento sostenible, elaborar y aplicar planteamientos innovadores basados en una perspectiva realista de lo que realmente hace falta.

Para concretar y finalizar, se podría decir que, hoy en día, estamos razonablemente insatisfechos, pero nada nos gustaría más que cambiar de ánimo y, que en los 1360 días que faltan, en la carrera final, nos dé usted y su equipo una sorpresa, que se enciendan más luces y que desaparezcan algunas sombras: nada me gustaría más que poder felicitarles al final.

Firma: Team Executive Comité de Voluntarios Italia – Unión Europea

* Nota: en cuanto a la JEP, no solo se trata de la aplicación de una política y su implementación, sino que supone no ser ingenuos benefactores (o hacer caso omiso del resultado del plebiscito) y aceptar que se han producido bochornosos episodios, incompetencias, negligencias, ofensas y delitos que requieren el debido esclarecimiento, y que han de ser nombrados por su nombre real si queremos comenzar a resolverlos. Debemos reconocer que la dimensión emocional del plebiscito afectó la dimensión puramente racional de la representación política. Deberían plantearse todo esto muy seriamente antes de traicionar la confianza que el pueblo otorga a los responsables electos. Es un asunto sumamente importante en el corto, en el medio y en el largo plazo, teniendo en cuenta las distintas responsabilidades y obligaciones de los diversos actores implicados, que realmente se haga justicia y se proporcione una reparación a las víctimas al amparo de otros instrumentos jurídicos internacionales.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
928

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La mano de la vicepresidente en la Misión de Sabios

La mano de la vicepresidente en la Misión de Sabios

Nota Ciudadana
Y Duque cuándo aprenderá a gobernar

Y Duque cuándo aprenderá a gobernar

En redes
El atraco que evitaron los escoltas de Iván Duque

El atraco que evitaron los escoltas de Iván Duque

Jean Arnault, a manteles en el Palacio de Nariño

Jean Arnault, a manteles en el Palacio de Nariño