¿Por qué tanta insistencia con la revocatoria de Quintero?

"Las revocatorias se vuelven una estrategia para iniciar campaña política antes de tiempo. En Medellín, sirven para poder reclamar el papel del anticastrochavista de moda"

Por: Efraín José Martínez Meneses
enero 29, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué tanta insistencia con la revocatoria de Quintero?
Foto: Twitter @QuinteroCalle

Las revocatorias a los mandatos son un instrumento valioso en una democracia sana. Habrá que buscar, como Diógenes, una democracia sana en estos tiempos. En Medellín, un grupo de “ciudadanos” inscribió un movimiento revocatorio en contra del alcalde Daniel Quintero a un año de su mandato, aunque dicha intención comenzó desde los primeros días de electo el burgomaestre. “¿Dónde están los que te acusan?”, una pregunta bíblica muy conocida y que tiene cómo fondo cuestionar las intenciones y la altura moral de quienes realizan la condena.

Los revocadores están conformados por un grupo en el que se encuentran reconocidos, pintorescos y polémicos personajes que representan el apoyo más ciego, rancio y absolutista al uribismo. Ellos son la cara visible, pero se sabe que detrás de todo este inconformismo inmediato, contratado o gratuito, y de estos personajes que aparecen en la fotografía de la prensa, con gusto y con esperanzas de subir de nivel en ese intrincado e incierto mundo de ser útil al cerrado círculo de los “pura sangre”. Está el apoyo de la senadora del Centro Democrático Paola Holguín (no es válido mencionar los antecedentes familiares de la senadora, porque no es justa esa herencia), de quien se sabe su interés en la alcaldía de Medellín, y de Alfredo Ramos Maya del Centro Democrático (tampoco es justo mencionar los antecedentes familiares), quien fue el candidato perdedor en las anteriores elecciones y se escuchan ciertas facciones del fajardismo que acusan de nepotismo, contratación a dedo y de recibir apoyos de grandes poderes al actual alcalde.

Es entonces cuando la pregunta toma relevancia: ¿quiénes acusan? El uribismo que viene de capa caída por la cantidad de miembros en la cárcel o sindicados por casos atroces que incluyen crímenes de lesa humanidad, prevaricato y todo un ramillete de cosas que justificarían meterle 1000 páginas más al código penal, incluyendo dentro de esos sindicados a su padre fundador al exsenador y expresidente Uribe. El fajardismo que no estaba en las juntas de EPM donde se discutían inversiones por más de 10 billones de pesos y que recibió apoyos en sus campañas, del uribismo, de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, de Aníbal Gaviria, etc. Tienen en común los que apoyan la revocatoria, la cercanía con el Grupo Empresarial Antioqueño, el gran afectado por la demanda del alcalde Quintero a contratistas de Hidroituango y, obviamente, el haber perdido la injerencia política y burocrática directa sobre las decisiones y recursos de la alcaldía.

Las revocatorias se vuelven una estrategia para iniciar campaña política antes de tiempo. En Medellín, sirven para poder reclamar el papel del anticastrochavista de moda, el antagonista principal de los enemigos imaginarios que crea o infla el uribismo para lograr el voto del elector pasional y como revanchismo de los perdedores. La ganancia es a dos bandas. Si la revocatoria tiene logros importantes, saldrán a sacar pecho y a reclamar los réditos electorales y enfilar la carrera por recuperar la ciudad para ellos. Si no tiene un proceso importante, solamente dirán que fue una iniciativa netamente ciudadana y servirá, de todas maneras, para desgastar un poco al alcalde. Saben que, a través de la manipulación de los medios de comunicación, procuradurías y contralorías, como se hizo en Bogotá, torpedear es más complejo ahora que los fallos de esas instituciones han sido revertidos y se pagarán cuantiosas indemnizaciones por la irresponsabilidad y criminal uso de las instituciones y el dinero del estado con fines políticos y económicos.

Las segundas intenciones, en política, parecen ser algo inherente. Ya el Centro Democrático dice en prensa que no está detrás de la revocatoria a Quintero “guiño, guiño”, pero reclamará la victoria en caso de que triunfe, lo mismo en Bogotá. Del partido Alianza Verde, solo se escucha la voz de apoyo al alcalde Quintero del representante a la cámara León Freddy Muñoz. ¿Dónde están los otros verdes que están batallando lo mismo en Bogotá? Colombia Humana, que tanto ha criticado a Claudia López y al mismo Quintero, ha dicho públicamente que no apoya los llamados a revocatoria, porque una cosa son las diferencias políticas y la controversia y otra muy diferente el ejercicio antidemocrático y manipulador de derribar al contendor para defender los intereses corporativos de sus patrocinadores.

Ojalá el partido verde, en todos sus espectros en Medellín, los de Claudia, los de Fajardo y los de León (ya publicó su apoyo), se una en defensa o en contra o en neutralidad, pero que se manifiesten, para no pensar que cada uno defiende intereses diferentes y seguir horadando la posibilidad de gobiernos alternativos  y progresistas en el futuro y seguir dando esa imagen gaseosa, ecléctica, mimetizada, que tiene el Verde en el país. Porque en un país como este, no tener posición es más diciente que tener una posición en contra.

De manera personal, no apoyo los llamados a revocatoria en Bogotá y en Medellín. No creo que tengan origen en el pueblo, lo que no implica que esté a favor de todo lo que hace Claudia López o Daniel Quintero, pero creo que hay otros instrumentos para la disensión política o la vigilancia del actuar de algunos funcionarios, desgastar el mecanismo dificultará su uso cuando realmente se necesite. De todas maneras, es un derecho y se les debe dar todas las garantías para realizar el ejercicio y respetar los resultados.

-.
0
3200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En Medellín, los ediles se posesionaron en donde fueron elegidos

En Medellín, los ediles se posesionaron en donde fueron elegidos

Nota Ciudadana
EPM desata la política local en Medellín

EPM desata la política local en Medellín

Claudia López piensa… Quintero hace

Claudia López piensa… Quintero hace

Nota Ciudadana
¿Uribe y Fajardo, unidos por el mismo interés económico y político?

¿Uribe y Fajardo, unidos por el mismo interés económico y político?