Opinión

Poesía internacional en el Caribe colombiano (II)

Noticias de la otra orilla: PoeMaRío 2021

Por:
agosto 28, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Poesía internacional en el Caribe colombiano (II)
Wang Yin de la China “Dos jardines como un espejo / Como cuando juntos leemos un poema”

Y sigo informando de este vasto bosque de ecos y resonancias en el que los poetas que nos visitan nos dicen sus voces desde insospechados rincones virtuales de Colombia y el mundo en esta XIV edición del Festival Internacional de Poesía en el Caribe, PoeMaRío 2021.

Más poetas colombianos juntan sus voces aquí. El poeta Jorge Valbuena nos cuenta que “Una niña en 1879 / mientras su padre buscaba tesoros en el suelo / le avisó: / ¡Papá, mira esos toros hundiéndose en el aire!”. Mi amigo Martín Martínez recuerda que “Sólo permanece el amanecer / largamente preparado durante la noche / las demás horas/  y las cosas…”  Zeuxis Vargas repite “Escribir, / escribir hasta que comencemos / a aparecer entre las cosas.” Armando Madiedo confiesa “Nosotros, que no tenemos ni donde enterrar nuestros versos, sembremos lo que nos sobra…” Y Argemiro Menco recuerda que “El río se llevó el terrón de la memoria / el sagrado lugar donde vivía mi casa. El poeta Jorge del Río dice “Tengo un martes / pequeño frente al mundo / un planeta desgarrado en instantes”. Nora Carbonell masculla “Entre mis dientes, tu corazón triturado”. Felipe García Quintero describe “Mi casa, como la piedra, no posee vigas ni cimientos, sólo / una mano empuñada la sostiene.” Nelson Romero Guzman cuenta “Mi hija duerme, está soñando que yo escribo. (…) / Ella sueña y yo escribo. / Yo escribo lo que ella sueña. / Ella sueña lo que yo escribo, o algo así…” Piedad Bonnett nos hace esta infidencia “…y tu herida /es una pena antigua que por mi sangre pasa / y estalla en las entrañas en que nadaste un día.”  Y Lucía Donadío se duele “Pregunto al río / por la verdad / de tu muerte.”

 

Otros poetas del mundo nos allegan sus voces como el francés Jean Portante, que dice que “…para hacer un muerto se necesita un plato de aceitunas y un cuenco de eternidad.” Thomas Lynch de Estados Unidos advierte “…todos los chicos necesitan práctica en el arte del amor / y  los ancianos padres de esos chicos, en el  arte de la ira.” Ghazal Ghazi de Irán “Aquí la frontera desemboca en ti / y en la mitología que me habita / eres tú el jardín. Augusto Rodríguez de Ecuador “…Es tiempo de la filosofía y de las cosas fosforescentes, del idioma de las frutas  y de las jaulas libres…” 

 

Ahmad Moshen de Egipto “…Los echados de la casa desde niños; nunca permanecen en casa alguna.” Ana Luísa Amaral de Portugal “Yo veía aquel brillo sin saber que era el sol, solo una línea difusa que clareaba lugares del nunca”. Silvia Favaretto de Italia “…Un poema, quizás, / como un tizón ardiendo / como una navaja que se clave / en cada uno de mis deseos.” Enrique Solinas de Argentina descubre “Ahora sé que éste es el rostro de Dios: una mujer que se va y la mosca que sonríe, compartiendo la misma despedida. Charles Olsen de Nueva Zelanda “…Como ermitaños, solitarios árboles aguantan un antiguo viento… Wang Yin de la China “Dos jardines como un espejo / Como cuando juntos leemos un poema”. Abderrahman El Fathi de Marruecos “En mi ventana surcan veleros / y yo sin los aires que más quiero.” Nengma Coy de Guatemala define“El huipil /es un poema abrazable que hicieron nuestros ancestros / es un códice de hilos que los invasores no pudieron desaparecer / es la memoria de nuestra cultura / es ciencia, es arte, es un calendario vivo.” María Baranda de México “…Todo era lento como la meditación de la palabra, lo que se oía eran finas gotas invisibles de silencio.” Nuno Júdice de Portugal dice “Un mar rodea el mundo de quien está solo. Es el mar sin olas del fin del mundo. Su agua / es negra; su horizonte no existe…”.

 

Alberto Ávila Salazar de España hace este registro: “…Pasó la muerte y casi nadie se dio cuenta, / ella es discreta y prefiere quedarse en / un segundo plano…”  Renato Sandoval Bacigalupo del Perú “…Un ciego me ama / y está a la puerta de la iglesia / con su alcancía de luz / y la mirada hecha un nudo / de mundo sin mañana…” Y la venezolana María Antonieta Flores nos da esta señal de identidad: “…somos la alborada / el canto que despliega un ave perdida en medio de la luz / así nacen los sueños / como las llamaradas”.

Otras voces colombianas que están también en otras latitudes también participan en esta edición, como Lilián Pallares desde España “…Ahora, / sin miedo, / toma mi mano / que desinteresada te brindo / y déjale plantar un árbol / en mitad de tu pecho.” Y  Lauren Mendinueta desde Lisboa nos dice: “…Tengo ganas de azotar a la noche / hasta verla sangrar. / Deseo hasta el infinito / poseer algo que jamás se entregue.”

 

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Ciudad al fondo de Monique Facuseh

Ciudad al fondo de Monique Facuseh

Recuerdos de un encuentro y un diálogo

Recuerdos de un encuentro y un diálogo

Poesía internacional en el Caribe colombiano (I)

Poesía internacional en el Caribe colombiano (I)

Un libro salvado de las aguas

Un libro salvado de las aguas

"Antes y después de un café"

Leonardo Gamarra: el porro y más allá (II)

Leonardo Gamarra: el porro y más allá (II)

Leonardo Gamarra, el porro y más allá (I)

Leonardo Gamarra, el porro y más allá (I)

Seis temas con una salvedad

Seis temas con una salvedad