Opinión

Petro y su kafkiano proceder

Petro divide la izquierda con la exigencia de “metro subterráneo”, arriesga la reconquista de Bogotá, y con la candidatura divisionista de Morris le da gabela al uribismo

Por:
julio 31, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Petro y su kafkiano proceder
La estrategia electoral de Petro en Bogotá forma parte sus aspiraciones presidenciales del 2022. Foto: Twitter/Hollman Morris

Extraviado en el laberinto de sus obsesiones políticas Petro ha decidido por sí y ante sí dividir las fuerzas de  centroizquierda y colocar en grave riesgo las grandes posibilidades que hoy registra la candidatura de Claudia López de ser elegida alcalde de la ciudad. Su decisión  de lanzar  la candidatura de Hollman Morris, en oposición a la de Claudia, constituye un grave daño  político para las aspiraciones de  las fuerzas democráticas de  conquistar nuevamente el gobierno de  Bogotá en las elecciones de octubre.

El caudillo de la Colombia Humana  esgrime como pretexto y justificación de su proceder polarizador la exigencia de que se construya “su” metro subterráneo,  en  oposición al metro elevado que se herede de la administración Peñalosa.

Fiel a su espíritu mesiánico y arrogante considera que los partidarios del Metro elevado son representante de  la “política de la muerte” y, ergo, su propuesta  de  metro subterráneo encarna la “política de la vida”. Según el rasero maximalista y descalificador de Petro, Claudia López y Sergio Fajardo “no son de izquierda, son neoliberales” con los cuales estaría dispuesto llegar a un acuerdo si abandonan la política de la muerte y se acogen a la política de la vida, según declaraciones dadas a la W.

Lo que está en riesgo para las fuerzas de oposición con la división de sus fuerzas es la posibilidad de convertir a Bogotá en un refugio, en un espacio para la democracia, en el territorio de la resistencia de los sectores  democráticos frente a la hegemonía de la derecha encarnada en  el gobierno de Duque y el decidido propósito de Uribe y el Centro Democrático  de acrecentar  su poder en el  plano regional.

Con la división de las fuerzas de oposición, que de hecho significa la candidatura de Hollman, Petro presta un enorme servicio a los planes y cálculos del uribismo, que frotándose las manos encuentra en la división de la izquierda una invaluable ayuda para sus pretensiones de alzarse con la alcaldía de Bogotá.

El quita y pone impositivo en materia de candidaturas  que se evidencia en el Centro Democrático y en la Colombia Humana, dos proyectos políticos totalmente opuesto, pero coincidentes en sus deleznables procedimientos, devela que el mesianismo, el caudillismo, y la antidemocracia que campea buena parte de  los partidos políticos.

 

Ni las mujeres de la Colombia Humana,
Ángela María Robledo y María Mercedes Maldonado,
lograron detener la estrategia divisionista de Petro

 

Ni las mujeres de la Colombia Humana, encabezadas por su fórmula vicepresidencial,  Ángela María Robledo y su exsecretaria de Hábitat y Planeación, María Mercedes Maldonado, lograron detener la estrategia divisionista de  Petro. “Colombia Humana no puede avalar la candidatura de Hollman Morris, por el cuestionamiento que las denuncias públicas por la violencia frente a la mujer han traído”. Por el contrario, han sido descalificadas como representantes de un  “feminismo trasnochado”, ante su negativa de respaldar los inhumanos tratos que  Hollman Morris suele dar a las mujeres, incluyendo su propia esposa. La división y el retiro no se hicieron esperar.

La estrategia  electoral de Petro en Bogotá forma parte sus aspiraciones presidenciales del 2022. Ello explica  sus reiterados dardos y exigencias frente a Sergio Fajardo, un rival de no poca monta, al cual derrotó por un estrechísimo margen del 1 % en la selecciones primarias del 2018.  La pretensión de convertir el apoyo a Claudia López en “un yo te apoyo ahora, pero a cambio tú me tienes que apoyar después”,  ha sido rechazado tajantemente por la candidata por considerarla una exigencia fuera de contexto y una trata de favores inaceptable.

La aventura política en que obstinadamente se ha embarcado Petro pareciera tomada de la literatura kafkiana. En su obra La Colonia Penitenciaria, Kafka relata la historia de un oficial que diseña durante toda su vida una siniestra y sofisticada máquina para ajusticiar a los prisioneros condenados a muerte. A tal propósito dedicado muchos años tanto en la elaboración de los planos  como a su construcción definitiva. La considera una obra única, perfecta, inamovible, intocable. Utilizarla, ponerla a prueba se convirtió en su gran obsesión. Nadie distinto a él podía meter mano a su máquina,  la cual  consistía en  un cuidadoso sistema de agujas que grababa sobre el cuerpo del prisionero las letras del delito por el cual había sido  condenado a muerte. Cada aguja iba acompañada por una más corta. La larga se encargaba de  escribir sobre las carnes del reo y la corta arrojaba agua, para lavar la sangre y mantener legible la inscripción sobre el cuerpo. La mezcla de agua y sangre corre luego por pequeños canalículos, y finalmente desemboca en un caño de desagüe. Sin embargo los superiores  del oficial rechazan la utilización de la máquina por considerarla inhumana. El oficial, decepcionado, empecinado  y orgulloso a cual más, toma el lugar del condenado y hace que sobre su propio cuerpo se inscriba la sentencia “Sé justo”. El oficial se entrega a la máquina y muere “víctima” de su propio invento.

 

-Publicidad-
0
1263
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Regresar al colegio podría ser, pero no así

Regresar al colegio podría ser, pero no así

La educación en casa: una gran tarea

La educación en casa: una gran tarea

La renuncia de Julián de Zubiría a Semana

La renuncia de Julián de Zubiría a Semana

El pensamiento educativo de Zuleta vive 30 años después

El pensamiento educativo de Zuleta vive 30 años después

Nuestra lumpemburguesía

Nuestra lumpemburguesía

La venta de privilegios para que unos sean más iguales que los demás

La venta de privilegios para que unos sean más iguales que los demás

El día después del 27 de octubre

El día después del 27 de octubre

El suicidio en la escuela

El suicidio en la escuela