Petro: ¿Acaso la soberanía de Colombia le importa un bledo?

Pesca ilegal, violencia y narcotráfico fueron temas tratados en la visita de la comandante Richardson de EE. UU., con el objetivo de combatir amenazas en conjunto

Por: Jose arlex arias arias
septiembre 22, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Petro: ¿Acaso la soberanía de Colombia le importa un bledo?
Fotos: Gustavo Petro, Leonel Cordero / Laura Richardson Twitter @USembassyEC

Para engañar a la población y manipular decisiones que en el fondo terminarán afectando el interés nacional, los grandes medios de comunicación y algunos “analistas políticos y económicos” se devanan los sesos para poder insistir en que el Gobierno de Gustavo Petro es de izquierda.

Con ello, además lograrán posteriormente que medidas antipopulares y los beneficios a los mismos todopoderosos desacrediten a la izquierda democrática.

Pero van apareciendo las pruebas reinas de que las ataduras de Petro a los designios imperiales de EE. UU., a través de sus organismos internacionales, son incuestionables.

Todo ello ayudará a saldar el debate y a que muchas personalidades de la izquierda y demócratas recapaciten.

|Le puede interesar: Nicaragua ilegaliza otras 100 ONG por "incumplir sus obligaciones"

El portal Actualidad RT publicó el 15 de julio de este año que la comandante del Comando Sur de EE. UU., la general Laura Richardson, expresó su preocupación por las actividades de China y Rusia en América Latina. "El 'triángulo del litio' está en esta región. Hay muchas cosas que esta región tiene para ofrecer”, declaró.

Mencionó la iniciativa de la Franja y la Ruta impulsada por Pekín, agregando que en ella están inscritos 21 de los 31 países que cubren el Comando Sur.

Destacó que “China invirtió en la región cerca de US$100.000 millones desde 2017 hasta 2021. China ‘está jugando al ajedrez’, mientras que Rusia –prevalente en la región– ‘está jugando a las damas’… están allí para socavar a EEUU… es muy preocupante.

Muchas elecciones importantes se acercan o acaban de celebrarse… Tenemos que seguir comprometidos y preocupados por esta región”.

El mismo portal dijo el 6 de septiembre de este año: “Segunda visita de Laura Richardson en menos de un año a Colombia: conocerá “los avances en materia medio ambiental” de la Operación Artemisa, ampliamente criticada por las organizaciones sociales”.

El Ministerio de Defensa de Colombia detalló respecto a la primera reunión entre el titular de esa cartera y Richardson que “a finales de este año llegará el buque hospital militar USNS Comfort, perteneciente a la Marina estadounidense”.

El portal Infoboe publicó el 8 de este mes que “Laura Richardson resaltó la figura de Colombia como aliado no OTAN de su país.

Hizo énfasis en cumplir el objetivo de ‘proteger a la población civil y los intereses de la Nación’”.

Después de la reunión con Richardson, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, dijo que a la general le propuso “la construcción de una fuerza militar, con helicópteros, destinada a apagar los fuegos de la selva amazónica, el principal problema de seguridad de la humanidad de hoy”.

Está más que claro que esta es una estrategia de profundización de la presencia militar de EE. UU. en Colombia, que se extiende a la Amazonía, como cuando Álvaro Uribe quiso imponer siete bases militares gringas, siempre con diversos pretextos: lucha antidrogas, antiterrorismo, defender derechos humanos; o ahora, el cambio climático.

No es de izquierda un presidente que, como Petro, acepta mansamente las imposiciones de EE. UU., como: una reforma tributaria para garantizar el pago de la onerosa deuda externa, una balanza comercial deficitaria con el TLC, su adhesión al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca –TIAR–, a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, y la sujeción a la OCDE y toda su política de globalización, que implica romper las fronteras y la soberanía de las demás Naciones para apoderarse de sus recursos.

Petro: ¡¿Acaso la soberanía de Colombia le importa un bledo?!

-.
0
500
El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

Las crías de los hipopótamos de Pablo Escobar ahora a la venta

Las crías de los hipopótamos de Pablo Escobar ahora a la venta

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus