Opinión

¿Para qué un paro nacional el 28 de abril?

No nos queda otra alternativa que persistir en la movilización social para modificar la situación de indiferencia de este mal gobierno y lograr desactivar sus regresivas medidas.

Por:
marzo 23, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Para qué un paro nacional el 28 de abril?
Si se logra converger toda la inconformidad y hacer entender que la movilización puede generar expectativas de cambio, el paro nacional del 28A será una reedición importante del 21N.

¿Sería el 28 de abril(28A) un nuevo 21N?
El 21N del 2019 fue la auténtica expresión de indignación de la ciudadanía ante lo que ya en ese momento se percibía a Iván Duque, como quien presidía un mal gobierno.

Dicha movilización ininterrumpida hasta el 20 de diciembre de ese mismo año, contó con toda la creatividad ciudadana para mantenerla. Se diluyó, en medio de las arraigadas costumbres de festividades de fin de año. Eso salvó al gobierno en ese momento.

El gobierno se "inventó"(copió la de Macron en Francia) una conversación nacional, no con los promotores y realizadores del paro, sino con los amigos del gobierno, que "lideró" para ellos Diego Molano, sin que el país haya conocido resultado de dicha conversación. Solo sirvió para que se pensara que la "genialidad" para burlar las solicitudes del paro( vida, paz y contra el paquetazo de Duque) y tratar de convencer y justificar el asesinato por parte del Esmad del joven estudiante de último año de secundaria Dilian Cruz, todo ello podría  después servirle de acreditación, como de grandes servicios prestados, para nombrarlo ministro de Defensa, para nuevamente seguir justificando violaciones de derechos humanos, como el bombardeo de niños en el Guaviare.

El gobierno desestimó las demandas de quienes protestaban y en medio de esas acciones de inconformidad hizo aprobar con los partidos de gobierno, encabezado por el Centro Democrático, el 20 de diciembre, una nueva reforma tributaria, con la cual se le entregaron a las grandes corporaciones y a los banqueros exenciones por $10,4 billones, que fueron resarcidas con más IVA y mayores impuestos a las rentas de trabajo.

Concluía un episodio de un gobierno que ni dialoga ni negocia con la ciudadanía.

Llegada la pandemia y a un año de ella, se pueden sacar conclusiones, de que el gobierno nuevamente no atendió las peticiones que quedaron contenidas en el pliego de emergencia como salud y vacunación, renta básica, subsidios a las nóminas para las mipymes, protección de género y a las diversidades étnicas y sexuales y derogatoria del decreto 1174 de agosto de 2020, una regresiva reforma laboral y pensional.

A pesar de la extraordinaria movilización de la minga indígena hacia Bogotá y las innumerables marchas en todo el país, a pesar de la pandemia, especialmente en octubre de 2020, nuevamente el gobierno, ni dialoga ni negocia, con estas expresiones de inconformidad.

El gobierno en la pandemia legisló y gobernó para sus socios, el Consejo Gremial Nacional. Y son los responsables del mayor descalabro de la economía y el empleo, superando a la mayoría de los países de América Latina. Colombia ocupa no solo los últimos lugares en temas de economía y empleo, sino en temas de contagios, fallecidos y vacunación del Covid-19.

Para las clases medias, las mayorías excluidas, vulnerables y pobres se puede hacer un balance de que estamos ante uno de los peores gobiernos que ha tenido la martirizada Colombia. Y hemos tenido muchos malos gobiernos.

Aprovechando que nuevamente ha estado presente la pandemia y sin tener a la vista una real vacunación que satisfaga la confianza suficiente en la población para no temerle al contagio y garantizar una normalidad, el gobierno se apresta a presentar unas reformas sociales, laborales y pensionales y tributaria, que son en mayor medida más regresivas que todas la anteriores, pues se consumarían la pérdida de los derechos fundamentales de la seguridad social, como la salud, las pensiones y los riesgos laborales y una mayor contribución de las clases medias, vulnerables y pobres por mayores impuestos a la rentas de trabajo( todos los que ganen más de $2 millones y las  pensiones mayores de tres salarios mínimos) y el incremento en el IVA para un amplio espectro de los productos de la canasta familiar, manteniendo intactos las exenciones a los grandes capitales y empresarios así como a sus patrimonios.

________________________________________________________________________________

Frente a un mal gobierno, que ha utilizado oportunistamente la pandemia solo para atender a sus socios, desconociendo las necesidades de las mayorías ciudadanas, no queda otra alternativa que persistir en la movilización social

________________________________________________________________________

Frente a un mal gobierno, que ha utilizado oportunistamente la pandemia solo para atender a sus socios, desconociendo las necesidades de las mayorías ciudadanas que la siguen pasando muy mal en la pandemia por la pérdida de empleos e ingresos, incluso, a más de 500.000 mipymes no ha querido darles la mano para salvaguardar ese tejido empresarial, y que anuncia las medidas y proyectos en el congreso ya comentados, a los de a pie y los que empiezan a transitar por ahí también, no nos queda otra alternativa que persistir en la movilización social, para modificar la situación de indiferencia de este mal gobierno y lograr desactivar tan regresivas medidas.

Si se logra converger toda la inconformidad creciente y hacer entender que la movilización puede generar expectativas de cambio, el paro nacional del 28A será una reedición importante del paro del 21N.

Hay aspectos desmovilizadores como la pandemia y la posibilidad de un tercer pico. Pero también hay aspectos que potencian el paro, la regresividad de las nuevas propuestas, la situación de desempleo, pérdida de ingresos y liquidaciones de más mipymes, la no atención de la renta básica y los subsidios a las mipymes y las expectativas electorales muy tempranas que están en pleno desarrollo.

Y a ello se le suma la indignación por las violaciones a la vida, a los acuerdos de paz y a la democracia del país por parte de este autoritario gobierno.

Será entonces una buena oportunidad para múltiples expresiones de descontento que anuncian una desbordadora explosión social en las vísperas de gigantescas marchas virtuales y presenciales del día internacional de los trabajadores y trabajadoras, el 1° de mayo.

Un paro nacional el 28A, para desactivar a este mal gobierno de su agenda neoliberal y dictatorial.

El 28A es una cita, como lo señala, el Comité Nacional de Paro, las centrales obreras y las confederaciones de pensionados, "por vida, paz democracia y contra el nuevo paquetazo de Duque".

Con todas las medidas de bioseguridad y de manera pacífica y democrática, a parar para avanzar, viva el paro nacional.

Twitter: fabioariascut

 

-.
0
1300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
CIDH vs. Duque: Democracia vs. Fascismo

CIDH vs. Duque: Democracia vs. Fascismo

Uribe vs. trabajadores: 100 a 1

Uribe vs. trabajadores: 100 a 1

¿La CIDH sancionará al gobierno de Duque?

¿La CIDH sancionará al gobierno de Duque?

"Duque pare la masacre"

El Comité de Paro: una herramienta para la democracia y la transformación social

El Comité de Paro: una herramienta para la democracia y la transformación social

No a la militarización ni represión de la protesta social

No a la militarización ni represión de la protesta social

Al país le sirve que la reforma tributaria se hunda

Al país le sirve que la reforma tributaria se hunda

Con la reforma tributaria se vendrá la carestía de la vida

Con la reforma tributaria se vendrá la carestía de la vida