Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Pacho de Roux y su apuesta por derrotar el miedo en la Antioquia profunda

Hasta las montañas del nordeste, donde la huella paramilitar aún está viva, llegaron 25 jóvenes a aprender de los campesinos que han sobrevivido la guerra: VIDEO

Por:
Noviembre 09, 2017
Pacho de Roux y su apuesta por derrotar el miedo en la Antioquia profunda

La región a la que iríamos es un referente de la crueldad de la guerra que ha vivido Colombia: el Nordeste Antioqueño. Llegaríamos hasta Carrizal, donde está localizado el Espacio Territorial Juan Carlos Castañeda, atravesando Remedios y Segovia. Allá los paramilitares han puesto miles de muertos y siguen mandando, mientras el ELN en vez de replegarse busca copar las zonas de las Farc. Fueron 25 jóvenes de Medellín de 7 colectivos diferentes que se adentraban en la Antioquia profunda después de 13 horas de viaje a compartir  experiencias con campesinos y líderes sociales de la región, abiertos todos a aprender y a apoyarse los unos y los otros.

La experiencia la facilitó el Centro de Fe y Culturas que dirige en jesuita Francisco De Roux, un sacerdote que le ha apostado toda su vida a dignificar y apoyar la gente del campo colombiano. Ellos que han vivido la violencia tienen claves para salir de ella y ayudar a que el país todo mire hacia adelante.

Viajaron desde Medellín jóvenes de las organizaciones Con-vivamos; Mesa de Derechos Humanos de la Comuna 5; Asociación Cristiana de Juventudes; El Instituto Kroc (que vino desde Bogotá) y Paz a la Calle y la Alianza de Medios Alternativos. El encuentro lo realizaron en la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra – ACVC – y de Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño -Cahucopana

En Carrizal, Antioquia, la vida sigue siendo dura para la gente. El poder lo comparten paramilitares que se autodenominan Autodefensas Gaitanistas de Colombia y la guerrilla del ELN. Este grupo tiene presencia en la carretera entre Remedios – donde los paramilitares asesinaron 48 personas hace 30 años –  hasta El Bagre, cerca de Caucasia, donde también tiene una importante presencia. La manera de presionar es extorsionar a los comerciantes de pollos, vacas y derivados lácteos, así como a quienes venden cerveza, agua, arroz y leche. La leche la traen de otras regiones porque la escasa que se produce en una economía campesina bastante golpeada la emplean en la producción de queso artesanal. Pero están ahí por el oro. Esta es la región que más produce el metal en Colombia, y cada gramo que se extrae tiene que ser compartido con los que cargan las armas.

Los campesinos han aprendido a sobrevivir en el cruce de fuegos y mucho de lo aprendido en esa violencia rural puede resultarles de utilidad a los jóvenes de la ciudad. De allí el valor de estos encuentros apoyados por el Centro Fe y culturas que también se han hecho en Dabeiba,  Ituango y ahora Anori, las cuatro zonas donde se está dando el proceso de reincorporación de la guerrilla de las Farc en Antioquia, un departamento que apenas empiezan a coger respiro de décadas de una dura violencia.

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
1156
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Rionegro, Antioquia: la cuna del silencio

Rionegro, Antioquia: la cuna del silencio

"Cuántas desgracias tienen que pasar aquí para que entiendan que nos están matando lentamente, con su dedo pulgar grasoso, estripándonos como hormigas"
Al rescate de los peluditos de Ituango, en Antioquia

Al rescate de los peluditos de Ituango, en Antioquia

La fundación 'Peluditos de Ituango' se dedica a salvar a los caninos callejeros
“Los golpes de la vida no han cambiado mi sonrisa”

“Los golpes de la vida no han cambiado mi sonrisa”

Yerilly es una antioqueña que soportó la violación de su madre y que está decidida a cambiar el pensamiento de las personas
Por negligencia muere en Necoclí menor de ocho años

Por negligencia muere en Necoclí menor de ocho años

El viacrucis de los que padecen Síndrome Hemolítico Urémico