Óptimo fajardiano para los tiempos convulsionados

Este es un equilibrio tan estable que puede ubicarse en medio de dos situaciones mutuamente excluyentes: defender la educación, pero no apoyar el paro estudiantil

Por: Yeison Rojas Viuche
diciembre 04, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Óptimo fajardiano para los tiempos convulsionados
Foto: Las2orillas

Colombia es un país muy polémico internamente, los días mediáticos se mueven de tanto en tanto con cada escándalo semanal. Fácilmente se crean bandos a los temas y se libran guerras de opinión en ciertos espacios, tanto reales como virtuales. Entre tanto conflicto naturalmente los bandos se fortalecen de líderes astutos, pero hay veces que parece ser necesario a recurrir a una especie de "nirvana de la opinión" por medio de un "equilibrio fajardiano", un equilibrio tan estable que puede ubicarse en medio de dos situaciones mutuamente excluyentes (como el equilibrio de defender la educación y no apoyar el paro estudiantil).

Esta última semana, tenemos en el país la continuidad del escándalo del Fiscal General por sus conocimientos previos al caso Odebrecht sin acciones algunas y, adicional, como resultado de un acto de defensa de las instituciones por parte del Centro Democrático, un escándalo a Gustavo Petro por un vídeo donde aparece recibiendo fajos de billetes. Irónicamente, a pesar de que la mayoría de personas indican que esta es una estrategia para desviar la atención, el vídeo logró su cometido.

Por ello, en una sociedad tan politizada y polarizada, el indicar que el caso de uno es más importante que el otro, puede llevar a señalamientos de "incoherencia", es decir, la situación parece ser:

  1. Si te preocupas más por el tema del fiscal y menos por Petro, entonces eres un fanático y no ves la corrupción.
  2. Si te preocupas más por el tema de Petro y menos por el fiscal, entonces eres un bandido que defiende a los corruptos.
  3. Preocuparte igual por ambos casos, para lo cual requieres el uso del "óptimo fajardiano".

Para encontrar un equilibrio entre estas dos situaciones, se requiere rechazar, primero que todo, cualquier acto de corrupción (pero ojo, no puedes suponer que todos los actos corruptos son iguales o te alejarías del óptimo). Luego, deberás dar declaraciones indicando tu rechazo a los dos autores, esto es muy clave para alejarte de los extremos. Posteriormente, debes prejustificar ambos casos diciendo algo como: "Para el fiscal esperemos que actúe el peso de la ley y las investigaciones con el fiscal ad hoc, y para Petro, esperemos que oficialicen las respuestas y las pruebas para que actúe la ley como debe ser". Con esto ya habrás logrado un avance importante. Finalmente, el último paso es dejar de opinar para no " polarizar" y esperar el siguiente escándalo para salir a dar declaraciones óptimas fajardianas y seguir esperando las elecciones del 2022.

Como consejo, recomendamos ir a visitar ballenas para disfrutar la espera.

-.
0
261
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus