Opinión

¿Qué es y cómo nos afecta el cambio climático?

La atmósfera y los océanos se han calentado, nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar ha aumentado: pequeños anticipos de lo que sucederá si continuamos la depredación sin freno

Por:
julio 10, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Qué es y cómo nos afecta el cambio climático?
Las cantidades de hielo han disminuido y la temperatura global promedio en el año 2100 estaría entre 1,1°C y 4,8°C más alta que en 1990

Todos hemos escuchado, por lo menos en alguna ocasión, del peligroso cambio que se está produciendo en la composición de la atmósfera debido a la emisión de gases que contribuyen a un acelerado calentamiento global. Sin embargo, por lo general, nos parece una amenaza remota, una posibilidad teórica. Esa reacción es comprensible, pero errónea. Esconder la cabeza bajo la arena no nos salva de las verdades incómodas con las que ya estamos lidiando a punta de paños de agua tibia. Lo cierto es, como concluyó Tim Jackson, que frente al cambio climático, “continuar como si nada no es una opción”.

La concentración de dióxido de carbono (CO2) y otros gases similares en la atmosfera ha aumentado de forma sustancial desde 1850, de un valor de 280 partes por millón, que es típico para las épocas de clima cálido en la tierra desde hace por lo menos 800.000 años, a un valor actual de 400 partes por millón. La responsabilidad por este incremento está estrechamente relacionada con la quema de combustibles fósiles y la deforestación. El CO2 tiene un efecto directo en el balance de radiación del planeta, y su aumento causa a su vez un crecimiento de las temperaturas cerca de la superficie. Una duplicación del CO2 producirá un aumento de la temperatura promedio global de entre 3 y 4 grados Celsius.

El clima ha registrado un incremento marcado durante el Siglo XX de 0,7°C en el promedio global. Las temperaturas en los últimos 15 años fueron las más altas registradas desde el inicio de las mediciones en el siglo XIX. Como consecuencia de esto, tanto la atmósfera como los océanos se calentaron, las cantidades de nieve y hielo han disminuido, y el nivel del mar ha aumentado. Los cambios registrados hasta el momento son solo pequeños anticipos de lo que sucederá con el clima global si continuamos con la depredación sin freno. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático ha concluido en su último informe, que la temperatura global promedio en el año 2100 estaría entre 1,1°C y 4,8°C más alta que en el año 1990, dependiendo del escenario de mitigación que se escoja. La última vez que nuestro planeta registró un incremento similar en las temperaturas fue hace unos 15.000 años, al final de la edad de hielo. En ese entonces, la temperatura global promedio aumentó unos 5°C, pero a lo largo de un período de 5.000 años.

Sin embargo, hay aquellos que niegan estos hechos, o por lo menos, que tienen algo que ver con nuestro estilo de vida. Frente a esta mezcla de ignorancia cortoplacista e intereses económicos no disimulados, no tenemos más remedio que despertar y asumir el cambio climático como el desafío más importante que enfrenta nuestra generación. Según el World Wildlife Fund, nos estamos gastando uno y medio veces los recursos naturales que el planeta puede producir en un año, que como lo ha dicho Philippe Cousteau, es como si nos estuviéramos comiendo las semillas de la próxima siembra. La carga de las emisiones va a continuar haciendo daño, forzando el clima y vulnerando ecosistemas frágiles, sobrepasando los puntos de inflexión que nos dejarán, tarde o temprano, en un punto de no retorno.

 

El cambio climático y las limitaciones ambientales de nuestro planeta
van a llevarnos en el futuro cercano a un gran vuelco
en la manera como están funcionando la economía, la sociedad y la política

 

Es de suma importancia entender que el cambio climático y a las limitaciones ambientales de nuestro planeta van a llevarnos en el futuro cercano a un gran vuelco en la manera como están funcionando actualmente la economía, la sociedad y también la política. Y esto no es una conjetura, sino nuestro destino más cercano sencillamente porque nos estamos gastando los recursos mundiales de una manera insostenible. Tenemos que ajustar rápidamente nuestros patrones de producción, consumo y de gobierno, para estar a la altura del desafío.

En mi próxima columna, les contare como romper con la apatía generalizada y abordar este reto de forma productiva, participativa y eficiente.

 

-.
0
3103
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
De la tradición de vender niñas

De la tradición de vender niñas

Por qué no tenemos más remedio que volver a salir

Por qué no tenemos más remedio que volver a salir

¡Arriba las manos, esto es una reforma laboral!

¡Arriba las manos, esto es una reforma laboral!

¿Me divorcio o no me divorcio?: rupturas en los tiempos del coronavirus

¿Me divorcio o no me divorcio?: rupturas en los tiempos del coronavirus

¡No a los comparendos!

¡No a los comparendos!

Una carta (de advertencia) al Congreso

Una carta (de advertencia) al Congreso

¡Presidente, tome ya las medidas críticas estructurales!

¡Presidente, tome ya las medidas críticas estructurales!

Locas

Locas