Opinión

No maten el futuro

Corrupción en la alimentación, promesas incumplidas en educación, la lista puede ser interminable de los casos donde las generaciones futuras están perdiendo sus vidas

Por:
abril 19, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Al leer y escuchar las noticias diarias, queda la sensación de que existe una estrategia implícita en Colombia de matar el futuro: es decir, nuestros niños y jóvenes. No solo de acabar de hecho con sus vidas sino de cerrarles el camino para que logren una vida digna. Esto sucede en regiones alejadas donde la corrupción se ha tragado a las instituciones públicas pero también en aquellas que se consideran las más modernas del país; allí se repiten episodios que demuestran la profunda insensibilidad que existe en Colombia frente a esas generaciones que heredarán nuestros errores. Es decir, también se evidencia esta crítica actitud donde se supone que sí funcionan las instituciones; donde se encuentran las sedes de los organismos de control de la gestión del Estado; donde los alcaldes elegidos y sus equipos presumen de altas calidades profesionales y personales. Es un mal a lo largo y ancho del territorio nacional, la realidad de que el futuro de nuestras nuevas generaciones se enreda cada vez más.

Como si ya no fuese suficiente el dolor que ha producido la forma como se están ejecutando los recursos para alimentar a estudiantes de colegios públicos en la Región Caribe, en Arauca, en Santander, ahora resulta que la superalcaldía de Bogotá asombró el viernes 15 de abril al país, cuando se conoció que nada menos que 89.000 niños de colegios públicos se quedaron sin refrigerios por problemas de trámite, como lo afirmó la muy "diligente" secretaria de Educación del Distrito. Dejar a esta población infantil desde las seis de la mañana sin su merienda, cuando sus profesores afirman que esta puede ser su única comida del día, es un crimen. De nuevo, Colombia demuestra que sí tenemos profesores que son ejemplo como en el caso de Aguachica donde una profesora que considera a sus alumnos como sus hijos, filmó el video que por fin le puso la cara a esta tragedia.

 

La superalcaldía de Bogotá asombró el viernes 15 de abril
cuando se conoció que nada menos que 89.000 niños de colegios públicos
se quedaron sin refrigerios por problemas de trámite

 

Ahora también fueron los profesores con sus escasos recursos personales, quienes trataron de suplir esta evidente falla de la Alcaldía de Bogotá que si por algo no se puede justificar, es por demoras en papeleo. Siempre se debe tener un plan de contingencia especialmente cuando se trata del futuro del país, sus niños.

Pero la juventud colombiana también se enfrenta a situaciones difíciles, por ejemplo tratar de estudiar en el exterior.  Las declaraciones de un estudiante de doctorado que recibió una beca- préstamo de Colfuturo, platean su tragedia a la revista Semana. El costo del dólar le ha incrementado su deuda con esta entidad que se supone fue creada para ayudar a quienes no tienen recursos para formarse en el exterior. La frialdad de la respuesta de Colfuturo a este estudiante angustiado que no sabe cómo resolver su vida, demuestra que contrario a lo que debería ser, responde como cualquier entidad financiera y no como una nacida para ayudar a formar ese profesional que tanto requiere el país.

Este es un nuevo episodio en la ya larga historia de becas que se convierten en préstamos inmanejables como le ha venido sucediendo a ex becarios de Icetex. Además, se suma a historias como la más reciente de Colciencias, que dejó colgados de la brocha a brillantes profesionales colombianos con gran futuro en el exterior y que llegaron a enfrentarse a promesas incumplidas en Colombia.

La lista puede ser interminable de casos donde las generaciones futuras están perdiendo sus vidas en un sentido amplio de la palabra. La sociedad colombiana debe reaccionar porque quien finalmente asume este inmenso costo es el país: sus niños y sus jóvenes si son su futuro.

E-mail [email protected]
www.cecilialopezcree.com
www.cecilialopez.com

-.
0
768
Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus