Opinión

No hay que perderse ´La Voz Senior´ por nada del mundo

Hay música, hay testimonios de vida, risas, lágrimas, hay inspiración, ternura y amor, hay enseñanzas, aprendizaje. Y razones más allá de divertirnos en familia

Por:
septiembre 26, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No hay que perderse ´La Voz Senior´ por nada del mundo
En la primera audición Gabino Pampini, una leyenda de la salsa, sorprendió a los jurados

Hace unas pocas semanas le dediqué una columna a La Voz Kids. Hoy me siento con el deber de dedicarle otra a La Voz Senior. Y lo siento como un deber porque cada vez estoy más convencido de que se trata de un programa que le hace mucho bien al país.

Para empezar, es divertidísimo. Hay música, hay testimonios de vida, risas, lágrimas, hay inspiración, ternura y amor, hay enseñanzas, hay aprendizaje. Todo esto delicioso.

La Voz Kids nos hace felices porque nos permite apreciar la potencia creadora de nuestro país retratada en la vitalidad con que esos niños despliegan sus canciones, sus risas, sus inteligencias. Cada noche que me senté a disfrutarlos salí con la convicción de que, por más problemas que tengamos, vamos a salir adelante.

Ahora estoy absolutamente sorprendido con La Voz Senior.

Ya había visto otras temporadas de La Voz Kids, que es la de los niños, pero jamás había visto la “Senior” que es la de concursantes mayores de 60 años. No sé si es la primera vez que la hacen o si me la había perdido por esa condición de televidente despistado que me acompañará toda la vida.

Pero hay razones que van más allá que el solo hecho de divertirnos en familia, por las noches, viendo cantar a unos buenos artistas.

He visto salir al escenario a mujeres y hombres de 60, de 70, de 80 y más años. Los he visto salir a cantar tangos y a cantar salsa; también boleros, bambucos, baladas, carrileras, rock. Eso sí, nunca cuanta vaina. De todas maneras, esas son unas generaciones que por más que vayan y vengan en sus gustos, no dejan de conservar unos ciertos parámetros más exigentes de la estética.

Son personas que nos cuentan cómo la vida los ha llevado a trabajar en las más diversas ocupaciones, todos ellos sin perder su fervor irrenunciable por la música y su decisión infatigable de llevar su arte a los públicos más amplios y a los escenarios de luces y galas dados a las estrellas. Así es, podría pensarse que quieren ser estrellas. Pero más que estrellas de la fama quieren ser estrellas del abrazo y de la generosidad. Es una cosa rara que parece toda una contradicción: son personas que quieren ser estrellas en el mundo de hoy a partir de entregarse con una humildad tan solo alcanzable por la madurez que permite el paso de los años.

________________________________________________________________________________

 Más que estrellas de la fama quieren ser estrellas del abrazo y de la generosidad

________________________________________________________________________________

Por eso me parece tan importante que los colombianos veamos La Voz Senior, sobre todo los jóvenes. Porque es clave que nuestra sociedad vuelva a aprender que una de las riquezas más importantes siempre consiste y consistirá en la experiencia, en esa cantidad de maravillas que solo son susceptibles de ser aprendidas y aprehendidas con el paso de los años en la vida del ser humano.

Basta ver a estos hombres y mujeres cantando y bailando y haciendo los comentarios más cautivantes para maravillarnos con todo lo que tienen para darnos, con todo lo que nos entregan.

Cuánto me hierve la sangre al recordar que llevamos desde los años 90 echándolos al basurero del olvido. Aquí nos comimos el embuste de que los únicos que saben algo son los jovencitos, que los únicos que entienden el mundo de hoy son los de la edad del internet. Y miren cómo estamos.

Nosotros somos los únicos estúpidos de la historia que convertimos la experiencia en un estorbo, los años en un lastre humano. Y de la sabiduría, ni hablemos. Ya casi nadie recuerda que algún día existió y que lo mejor de la vida es ir a buscarla como al tesoro más preciado.

Cuando veo cantar a estos “séniors” con su vitalidad desbordante y sus ganas de vivir y de dar, no puedo dejar de pensar en los cientos de miles de otros séniors que llevan frustradas sus vitalidades en la ingeniería o la administración, en la agronomía o en la medicina, en la culinaria o en el magnífico arte de ser buen vecino.

Aquí la gente llega a los cincuenta años y, comenzando por la política y el mundo laboral, los tiramos al rincón de lo desechable. Comienzan a pertenecer a esa categoría dolorosa de los “inempleables”.

No podemos seguir despilfarrando lo mejor de nuestra sociedad. No podemos seguir poniendo a unos muchachitos que no saben ni dónde están parados a manejar lo más importante de las esferas de lo público y lo privado, unas veces porque son los amigos del de turno y otras porque son los nietecitos del dueño de la tienda.

Por lo pronto, no dejemos de deleitarnos viendo La Voz Senior y ojalá, de paso, aprendamos cosas que tenemos que volver a aprender.

 

-.
0
4700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El libro de Petro expone una tergiversación de la realidad bastante preocupante

El libro de Petro expone una tergiversación de la realidad bastante preocupante

Los delirios mentirosos de Petro en su nuevo libro

Los delirios mentirosos de Petro en su nuevo libro

La estrategia de Claudia López contra la inseguridad es equivocada

La estrategia de Claudia López contra la inseguridad es equivocada

Las cartas de los Rodríguez Orejuela y la Comisión de la Verdad

Las cartas de los Rodríguez Orejuela y la Comisión de la Verdad

Vemos a Afganistán en el ojo ajeno pero no al Talibán que tenemos en el propio

Vemos a Afganistán en el ojo ajeno pero no al Talibán que tenemos en el propio

Óscar Iván Zuluaga y Alejandro Gaviria parecen darle inicio al final de la tormenta

Óscar Iván Zuluaga y Alejandro Gaviria parecen darle inicio al final de la tormenta

¿No será que le corresponde al Centro Democrático pedir la renuncia de la ministra?

¿No será que le corresponde al Centro Democrático pedir la renuncia de la ministra?

Óscar Iván Zuluaga le aporta estatura a la campaña

Óscar Iván Zuluaga le aporta estatura a la campaña