No hay excusas para la razón apasionada: sobre el caso Murgueitio

"El análisis y el desmontaje de la racionalidad racista en el caso del Sr. Carlos Murgueitio tiene que ver también con la historia de la racionalidad eurocéntrica"

Por: Arturo Rodríguez Bobb
agosto 30, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No hay excusas para la razón apasionada: sobre el caso Murgueitio
Foto: Archivo Universidad del Valle

El profesor e historiador Carlos Alberto Murgueitio Manrique dijo: "Mis más sentidas y sinceras disculpas públicas (…) a la Universidad del Valle por haberle llamado 'platanal, antro y potrero africano, no se lo merece en sentido académico ni tampoco como la Institución de la cual formo parte y trato de servir de la mejor manera posible,” (Carlos Alberto Murgueitio Manrique, 2017, Universidad del Valle, Facultad de Historia).

Así las cosas, de acuerdo a lo dicho por el profesor Carlos Murgueitio valdría la pena plantearnos la pregunta de manera contundente ¿para que sirve la razón, el método científico, las ciencias humanas y las ciencias sociales? No es mi deseo de ceder a la tendencia, muy actual, de cuestionar a los intelectuales o a la razón en general, pero sí me mantengo en una posición de crítica de sus acciones, aunque esta sea una tarea necesaria desde muchos puntos de vista, en verdad aquí, se trata en principio, en fin, de la humanidad misma. Desde todas las perspectivas posibles, quiero también elaborar instrumentos de análisis susceptibles de guiar, sobre el camino, a quienes desean investigar, desmontar y trabajar sobre este aspecto decisivo por medio del cual se extiende este mal irracional. El valor que pueda tener este análisis se medirá por la rectificación que aporte a realidades históricas concretas, esto es, más razonamientos, precisos y ceñidos a la realidad social y biográfica de las y los afrodescendientes en (Colombia), América Latina y el Caribe. En el sentido que pueda ayudar a mejorar no sólo el conocimiento sobre África, la o el afrodescendientes, sino también a la acción interaccional individual entre todos los miembros del colectivo científico, asimismo a visualizar programas académicos anti-excluyentes.

Articulando: si la reflexión subjetiva / objetiva del intelectual (Carlos Murgueitio, profesor de la Universidad del Valle) es una acción que procede de su ignorancia cognoscitiva o de la debilidad de su acción racional, ¿no se debería pensar que todo aquello que refuerza el subjetivismo de la razón intelectual, en un sentido amplio, no puede ser cuestionado, descompuesto, desmontado? Esta hipótesis a manera de propuesta tal vez les parezca a algunos paradójica.

En efecto, ¿no se ha aludido, por ejemplo, de acuerdo a lo dicho por el profesor Carlos Murgueitio contra las y los afrodescendientes colombianos y del mundo, motivo de este mismo texto, de manera permanente, al vínculo existente entre razón apasionada (fragmentada) y relaciones de dominación que a partir de la estratificación de colores o tonos de piel y de una cultura oficialista (de antecedentes monoculturales) en el poder, consiguientemente, estructuran la sociedad colombiana y latinoamericana? El problema no se soluciona, únicamente, apelando al desmontaje, a la descomposición y custionamiento de dichas pautas de continuidad monocéntricas. Más bien se ha de abogar por la problematización, según una modalidad socio-cultural, de tensiones y dificultades que con excesiva frecuencia o en una medida irracional desproporcionada se viven en la sociedad colombiana, de acuerdo a las directrices no transculturales, que propone una manera de pensar y de ver a la o al afrodescendientes.

En este sentido, los estudios sobre el pensamiento subjetivista con respecto a las y los afrodescendientes han ganado en los últimos tiempos un protagonismo doble y contradictorio en Colombia. Son revalorizados como espacios de debates políticos por excelencia pero enfrentan al mismo tiempo un cuestionamiento sostenido sobre su reconocimiento como eficiencia en su desempeño científico. Por ende, es preciso desarrollar bases teóricas y metodológicas que permitan construir categorías conceptuales y herramientas de análisis que den la posibilidad de identificar y proponer su articulación con las políticas educativas y las estructuras institucionales que favorezcan el logro de niveles de calidad en el trabajo de los equipos profesorales universitarios.

Se comprende así, pues, que el análisis y el desmontaje de la racionalidad racista en el caso del Sr. Carlos Murgueitio tiene que ver también con la historia de la racionalidad eurocéntrica, por medio de la cual las y los afrodescendientes son medidos, definidos y relegados. Historia que estalla con la presencia del pasado (la esclavización) “olvidado” en el presente colombiano. En la historia del sufrimiento de las personas esclavizadas procedentes de África negra, está la posibilidad de esa experiencia existencial total del presente, sin ella, no hay historia ni razón de ser. Pero, esta historia del sufrimiento de las mujeres y de los hombres de piel negra esclavizados, no es tomada en su radicalidad: como la actualidad de unos derechos pendientes (el RESPETO), aún no saldados. La mujer y el hombre negros, aún esperan por la felicidad de poder gozar una nueva y rectificada racionalidad, que supla el falso constructo racional sobre su humanidad, su historia y su cultura. Precisamente, en una nueva Colombia, sobre todo, ahora, en tiempos de paz y posconflicto.

-.
0
608
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La apuesta de los rectores para no perder alumnos

La apuesta de los rectores para no perder alumnos

Estanislao Zuleta, Mi padre

Estanislao Zuleta, Mi padre

Nota Ciudadana
La Universidad del Valle sigue con el proceso de regionalización

La Universidad del Valle sigue con el proceso de regionalización

Las 25 mejores universidades en investigación en Colombia

Las 25 mejores universidades en investigación en Colombia