Expedición Avina -

Natütama quiere decir, al fondo, debajo del agua

La pena por matar a un manatí es de hasta 4 años de cárcel por la ley ordinaria, pero por la ley tradicional, si lo toma el resguardo, son como 10 años de trabajo comunitario.

Por:
diciembre 08, 2014
Natütama quiere decir, al fondo, debajo del agua
Fotografía: Hervé Neukomm

“Queremos que este sea un ejemplo a seguir, que de aquí surjan las ideas futuras para el cuidado de nuestro entorno”, nos dice Dikson Cuello, uno de los jóvenes, antes de darle la palabra a Julián Cuello quien estará a cargo de nuestro recorrido por el Centro de Interpretación o Museo del Río Amazonas.

“Natütama quiere decir, al fondo, debajo del agua. Vamos a ver una réplica de lo que no se puede ver a simple vista .” En una maloka han construido el paisaje subacuático del amazonas. En el centro está la raíz de un gran árbol de renaco o árbol de la vida, y alrededor, las tallas de los animales colgadas del techo o dispuestas de manera que simula el fondo del río.

“A este árbol se le conoce como el árbol de la vida, porque allá arriba se encuentran perezosos y muchas especies de aves y animales. Es como el manglar amazónico, lo habítan muchas especies de peces también.”

Señalando a la nutria nos cuenta: “Acá le decimos perro de agua, y se encuentra al lado de las raíces porque es donde están sus alimentos. Mide 70 centímetros y puede pesar de 12 a 15 kilos. Antiguamente lo estaban cazando mucho por la piel.” Julián dice señalando la talla: “A este señor yo no lo conozco libre. Sólo he visto un manatí bebé que se crió aquí. Cuando ya no cupo en la alberca lo pasamos a un pozo donde estuvo 3 años y 8 meses. Luego lo liberamos en el Tarapoto. Fue mucha gente, una minga de liberación.”

“Como era mansito cada vez que oía gente se acercaba. Ese era el peligro. Durante 4 meses no se sumergió, nadaba en la superficie. Lo sabíamos porque tenía un radio transmisor con el que lo monitoreabamos. A los 4 meses ya comenzó a nadar a 2 metros de profundidad. Cuando llegó a nadar a los 4 metros de profundidad desapareció. Ya no teníamos señal.”

“La pena por matar a un manatí es de hasta 4 años de carcel por la ley ordinaria, pero por la ley tradicional, si lo toma el resguardo, son 10 años de trabajo comunitario.”

La gente que trabaja en la Fundación Natütama tiene una convicción contagiosa. La preservación es posible en su territorio. Los pescadores siguen pescando, sólo que de de manera razonable y sostenible. Es muy probable que las especies en riesgo se instalen alrededor de esta comunidad y que los hijos y nietos de este grupo de hombres que nos contaron de su vida y de su proyecto, conozcan a los caimanes negros, a los manatíes y a los peces grandes en libertad.

 

-Publicidad-
0
563
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Fui una persona muy dura con los extranjeros

Fui una persona muy dura con los extranjeros

Rumbo al Amazonas

Rumbo al Amazonas

El ocaso de Kapax, el Tarzán colombiano

El ocaso de Kapax, el Tarzán colombiano

Le damos vida al reciclaje

Le damos vida al reciclaje