“Millones de personas no vemos en Petro miedo, sino la esperanza de allanar un nuevo camino”

De acuerdo con esta mirada “quienes intentan hacerlo ver como mal administrador ignoran lo que logró en diferentes ámbitos”

Por: Juan David Niño
Mayo 16, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
“Millones de personas no vemos en Petro miedo, sino la esperanza de allanar un nuevo camino”
Foto: Twitter @petrogustavo

Entre más se acerca el día de elecciones, más empiezan a circular notas en contra de Petro o a favor de Fajardo. El rasgo común de estas es su intento por reproducir una polarización que, en los términos propuestos, solo empobrece el debate político nacional. Propongo otra lectura, en boca de millones de personas: Petro es la esperanza para cimentar el camino hacia una verdadera transformación de este país.

No nos llamemos a engaños: la política implica polarización, enfrentamiento de ideas, disputas desde la diferencia y lugares de enunciación contradictorios. Pensar que hay un punto medio neutral y prístino ideal representado por un candidato simplemente refleja la asepsia moral y política de buena parte de nuestra sociedad, temerosa de asumir posiciones contundentes y compromisos serios que respondan pertinentemente a las necesidades más acuciantes de uno de los países más desiguales y corruptos del mundo. La gravedad de nuestros problemas exige soluciones radicales en su sentido profundo: ir a la raíz, y no acciones moderadas que solo lidian con la superficie.

Insistir sobre el miedo a Petro, como lo ha hecho la campaña de la Coalición Colombia, desvía la atención de los temas relevantes que deberían estar en debate en esta campaña y fractura los puentes de unión que hay entre las bases de los candidatos alternativos. En su intento por mostrarse no polarizadores han hecho emerger una polarización inútil y desgastante, desde una posición en la que han ignorado por completo en sus análisis políticos el concepto de hegemonía y su realidad concreta.

El nuevo tipo de polarización producido por las declaraciones de la Coalición Colombia en contra de Petro le sigue el juego a la clase que detenta la hegemonía en el país y que lo ha hecho desde que nos constituimos como república. Al haberse enraizado tan hondamente en el poder político, esta clase ha consolidado estrechas alianzas con el poder económico y el poder mediático; esto es, en el campo de disputa de lo político hay una asimetría en las relaciones de poder, que favorece a esta clase y le exige mayores esfuerzos a quienes la resisten y desafían. Atacar a otra fuerza contrahegemónica, en lugar de buscar alianzas, favorece la continuidad de esta hegemonía y es la trampa en la que fácilmente pueden caer, como se está viendo, quienes no asumen posiciones firmes en contra de la hegemonía que ha configurado la actual realidad social, política, económica y cultural de este país.

Así las cosas, en la disyuntiva entre continuismo y transformación, Gustavo Petro se erige como la figura sentipensante que ha logrado reunir el descontento social y lo ha canalizado en esperanza de transformación. No solo lo ha avalado su toma de posición clara, sino también su biografía, en la que su tenacidad contra la corrupción, la parapolítica, los “falsos positivos” y las chuzadas del DAS, entre tantas otras, permitieron al país conocer la podredumbre del gobierno de Uribe y llevaron a investigaciones judiciales que terminaron con el 35% del Congreso en la cárcel, las cuales implicaron amenazas contra su vida y la de su familia. Su trayectoria como luchador, con aciertos y desaciertos, también lo condujo a ser actor protagónico en la construcción de la Constitución de 1991, el logro político más importante de nuestra historia en el Siglo XX.

Su experiencia como alcalde de Bogotá le trajo importantes aprendizajes, y pese a la persecución política, judicial y mediática de la que fue objeto, logró salir adelante con importantes éxitos. Quienes intentan hacerlo ver como mal administrador ignoran lo que logró en diferentes ámbitos: recuperación de la red pública hospitalaria; el programa “territorios saludables”, galardonado por la Unicef; reducción de la brecha entre el sector público y el sector privado en educación; construcción de 48 sedes de colegios, algunas entregados por su alcaldía, otras terminándose en la actual; programa 40×40 elogiado por la Unesco; 7.000 profesores iniciaron sus estudios de posgrado con apoyo del Distrito; 116 jardines infantiles nuevos que permitieron 11.226 nuevos cupos a la primera infancia; jardines Acunar nocturnos; se recuperaron 57 kilómetros de quebradas y 70 hectáreas de humedales; la Red de Monitoreo de Calidad del aire reportó en un estudio que por primera vez en 15 años había mejorado la calidad del aire en la capital; reducción de la pobreza multidimensional a la tercera parte; garantizó el mínimo vital de agua para estratos 1 y 2; Investment, A.T. Kearney, Financial Times y América Economía destacaron que Bogotá subió puestos como ciudad atractiva para inversiones; las calificadoras de riesgo Moody’s Investors Service y BRC Standard & Poor’s le otorgaron la máxima calificación a Bogotá por concepto de una economía local diversificada y buen manejo de sus finanzas; se recuperó la ETB y se capitalizó a EEB, que se ubicaron por encima del índice de COLCAP, etc.

Por estas razones, millones de personas no vemos en Petro miedo, sino la esperanza de allanar un nuevo camino para este país, que reduzca la desigualdad social desde la economía productiva y la agroindustria, el acceso a la educación superior, una banca pública fortalecida, una justicia autónoma e independiente, la protección del medioambiente y una ciudadanía empoderada.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
4056

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Qué va a hacer Gustavo Petro?

¿Qué va a hacer Gustavo Petro?

Petro entrega Bogotá a Enrique Peñalosa

Respuestas de Petro que crean más dudas

Respuestas de Petro que crean más dudas

Pasado y futuro de un guerrillero

Pasado y futuro de un guerrillero