Merlín, el gran palacio de los libros usados en Bogotá

Abierta hace 22 años por el librero Célico Gómez con 60 títulos hoy tiene repleta una casa donde hay unos 350 mil libros donde se consiguen todos lo temas y autores

Por:
enero 22, 2023
Merlín, el gran palacio de los libros usados en Bogotá

El piso rechinante de tabletas de madera encerada junto a la baldosa opaca que en los primeros años del siglo pasado estuvo de moda dan cuenta de la antigüedad de la casa donde está puesta la librería. Merlín es un lugar que, sin pretensión alguna de su dueño, Célico Gómez, bien podría llamarse el palacio de los libros usados de Bogotá.

La librería está incrustada en la carrera 8A entre calles 14 y 15, en el puro centro de la ciudad. La identifica el número 15-70. Sus paredes grises mal grafiteadas la dejan ver desde afuera como una casona opaca y sin gracia. La librería de Célico Gómez, a diferencia de todos los negocios que la rodean, que también venden libros, no tiene letreros ni publicidad llamativa de colores que indique lo que se vende adentro. Merlín no necesita ser vistosa para que permanezca llena de clientes desde que abre sus puertas a las 10 de la mañana. Lo único que la identifica son letras de color verde oscuro que se pierden entre el gris de la pared y puestas sobre la entrada donde el nombre del mago mágico en el que Célico Gómez se inspiró para bautizar su negocio.

Célico Gómez empezó la librería Merlín en la misma casa del barrio La capuchina donde aún está. El negocio de vender libros viejos, leídos y releídos por muchos, arrancó en este lugar con un estante de madera en el que encaramó menos de 100 ejemplares. 22 años después de haber entrado en el negocio, el librero tiene a la venta una colección de al menos 350 mil libros. En Merlín se encuentran libros de todos los temas, todos los autores y en decenas de idiomas.

A Célico Gómez no le gusta hablar con periodistas. No le gusta contar su historia ni la de su librería. Permite, eso sí, con gran amabilidad, que cualquiera recorra los tres pisos atestados de libros. Pide, con la misma amabilidad, que no le hagan preguntas, aunque sabe que la presencia de periodistas en la casa es para contar cosas. Sus cuatro empleados, entre los que están Natalia y Brayan, están principalmente para ayudar a los clientes a encontrar lo que buscan.

Libros de segunda

En la librería Merlín siempre hay clientes hojeando el libro que llegó buscando o aquel que se encontró entre los 350 mil títulos que hay.

De Célico Gómez, un hombre que hoy está por los 50 años, se sabe que nació en Ibagué, capital del Tolima, y que llegó a Bogotá ya hace al menos 30. También se sabe de él que su interés por la literatura y el rebusque de encontrar un negocio con cual ganarse la vida lo llevó a iniciarse en el oficio de librero, un oficio que en los años 90 se concentró en ese punto de la ciudad con la reubicación de los vendedores ambulantes de libros de segunda mano en el nuevo Centro cultural del libro que en aquellos años estaban regados sobre la calle 19.

Aunque a diario Célico se puede vender varios millones de pesos en libros y algunas obras de arte que tiene en el sótano de la vivienda, no es un hombre pretencioso. Ni tan siquiera tiene oficina en la librería. Atiende a sus clientes y amigos de pie. A veces se le encuentra al fondo del primer piso en el área de literatura infantil, donde tiene una silla pequeña en la que se sienta a descansar, pero por lo regular está atendiendo cobrando y dando indicaciones de dónde puede encontrar lo que buscan.

Esta casa vieja de tres pisos ya no tiene una sola pared desocupada, hasta las escaleras y los pasillos tienen montañas de libros.

Merlín no tiene una sola pared sin libros. Durante estos 22 años de existencia ha llenado en su totalidad los tres pisos de la vieja casa. Todo está ordenado por temas y por autores. Los zaguanes y los rincones de la casa también tienen hileras y montañas de libros. Es la tienda de libros de segunda más grande de la ciudad. En la librería siempre hay clientes. Sin que sea una orden del dueño, en el lugar se siente el silencio que reina en una biblioteca. Los visitantes, compren o no, pueden pasear por los tres pisos de la vieja casa. Nadie los vigila. No hay ni cámaras de seguridad sobre los pasos de los clientes. Lo único que exige es que no suban maletas, de resto Célico confía en que no le roben los libros.

Los visitantes de Merlín, entre los que se encuentran universitarios, amantes de literatura e historia, nerds, docentes y simples curiosos, buscan y rebuscan entre los escaparates lo que necesitan y casi siempre se llevan más de lo que llegan buscando. Entre escaparate y escaparate muchos se van interesando en más libros y si llegaron buscando un libro terminan saliendo con dos o tres y hasta más libros en la mano. Todos salen con la misma cara de satisfacción de haber encontrado sus joyas.

El precio de los libros que se encuentran en Melín arrancan desde los diez mil pesos. El valor de los libros depende casi siempre de lo difícil que es conseguirlo en el mercado. Como en todo negocio, termina siendo un juego de oferta y demanda. Pero en general los libros están entre los 30 y 40 mil pesos. Célico también tiene ejemplares que pueden superar el millón de pesos. Las primeras ediciones y los libros autografiados que ha conseguido son los más costosos y no los tiene a la vista. Estos ejemplares los tiene bien guardados, así como los libros de los siglos pasados que muy difícilmente se consiguen y que los tiene el hombre que maneja el palacio de los libros de segunda mano que hace 22 años empezó con un escaparate de madera que aún conserva a la entrada del lugar.

-.
0
5500
Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Mataron al pelado que se metía con el alcalde: así fue el asesinato de Cristian en Ginebra, Valle

Mataron al pelado que se metía con el alcalde: así fue el asesinato de Cristian en Ginebra, Valle

La miseria que es trabajarle a Vive 100

La miseria que es trabajarle a Vive 100

El regreso de Armando Plata Camacho, el gurú de la radio musical en Colombia

El regreso de Armando Plata Camacho, el gurú de la radio musical en Colombia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus