Opinión

Mátenlas por zorras, por mamertas, por no dejarse violar

En la imaginación enferma del machista la mujer siempre está provocando la violación, cuando ellos dan el paso y se encuentran con el desprecio, las golpean o las matan

Por:
junio 18, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Mátenlas por zorras, por mamertas, por no dejarse violar
“¿Quién la mandó a salir a protestar y en plena cuarentena?”, rugen los machos. Foto: Mauricio Alvarado /El Espectador

Lean los comentarios en redes que generó el asesinato de la joven estudiante de la EAFIT Daniela Quiñones, quien fue encontrada flotando en el río Cauca. Hay gente que dice que se lo merece por estar violando la cuarentena. ¿Qué hace una muchacha de bien por estos días en la calle? En este país es aceptable socialmente desconfiar de las mujeres. Hablar de feminicidios, denunciar el acoso, te convierte en un tipo fastidioso. Mangino es que llaman. Acá está bien en los grupos de wasap de manes hablar de todas las viejas que se comen, así esto nunca ocurra. Las mujeres solo existen de la cintura para abajo. Las mujeres además no tienen derecho a sonreír. En la imaginación enferma del machista la mujer siempre está provocando la violación. Todo es una insinuación, una invitación a la cama. Cuando los hombres dan el paso y se encuentran con el desbarrancadero del desprecio se sienten burlados. Calienta huevos las llaman. Y algunos no se resignan y las golpean, y las matan. Por zorras, por interesadas.

Karina Rivas, una líder afro de Medellín, duró desaparecida unas horas. La encontraron sana y salva este miércoles 17 de junio. Esto fue el pretexto para que cientos de hombres se quejaran de la supuesta histeria feminazi que inunda redes sociales. Que la niña estaba de parranda, que le bajen a la paranoia, que ahora todos los hombres son asesinos. Mientras se daba esta noticia un colectivo de mujeres, también en Medellín, denunciaba que agentes de policía violaron a dos activistas. Las mujeres fueron las que hicieron la denuncia de los atropellos que vendedoras ambulantes sufren a diario por parte de la fuerza pública por ubicarse en Parque Berrío a intentar ganarse la vida. Hace poco una de ellas, Luz Adriana Upegui, se suicidó porque llegó un día en el que no pudo llevarle un pan a sus hijos. La respuesta en redes a esta denuncia fue decir que las jóvenes estaban muy bien violadas por estar jodiendo en la calle, protestando en plena pandemia.

_______________________________________________________________________________

¿Qué hace una mujer opinando si no quieren que la maten? ¿Por qué una mujer se plantea que la posibilidad de tener hijos y hacer una familia sea un derecho y no un deber?

_______________________________________________________________________________

Si la protesta social ha sido estigmatizada en Colombia, imagínense lo que despierta ver a un grupo de mujeres con pancartas gritando arengas. El odio que todo aspirante a padre de familia responsable siente en el pecho lo inunda como una hemorragia. Y lo escupe, vaya que lo escupe. ¿Qué hace una mujer en una marcha si no quieren que la violen? ¿Qué hace una mujer opinando si no quieren que la maten? ¿Por qué una mujer se plantea que la posibilidad de tener hijos y hacer una familia sea un derecho y no un deber? ¿Por qué las mujeres opinan sobre su propio cuerpo? ¿Por qué nos acepta una cerveza si no es porque quiere pasar con nosotros una noche en la cama? Y así las empalan sus propios compañeros de trabajo como sucedió con Rosa Elvira Cely y así justifican esta villanía secretarías de Gobierno como la de Miguel Uribe Turbay cuya oficina jurídica dictaminó en una demanda que "Si Rosa Elvira Cely no hubiera salido con los dos compañeros de estudio después de terminar sus clases en horas de la noche, hoy no estuviéramos lamentando su muerte".

Si, claro que es difícil, es deprimente, ser mujer en Colombia. Saquen la ventana y huelan la cloaca de twitter. Los machos empoderados están dictaminando que, si una mujer es virtuosa, si cumple con su papel en la sociedad, jamás aparecerá flotando boca arriba en el río Cauca. “¿Quién la mandó a salir en cuarentena?” rugen los machos.

 

-.
0
35100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Por qué Marta Lucía Ramírez es tan peligrosa para Sarmiento Angulo?

¿Por qué Marta Lucía Ramírez es tan peligrosa para Sarmiento Angulo?

El daño que le hacen a Petro fanáticos como Levy Rincón

El daño que le hacen a Petro fanáticos como Levy Rincón

Gustavo Petro me está obligando a votar por Fajardo

Gustavo Petro me está obligando a votar por Fajardo

“Que se extingan los costeños”

“Que se extingan los costeños”

Uribistas, dejen ya de joder a Félix de Bedout con Taganga

Uribistas, dejen ya de joder a Félix de Bedout con Taganga

La tarde en la que Trump se convenció de que Guaidó y Duque eran un par de ineptoss

La tarde en la que Trump se convenció de que Guaidó y Duque eran un par de ineptoss

No vayan a creer que todos los guerrilleros son tan sonsos como Timochenko

No vayan a creer que todos los guerrilleros son tan sonsos como Timochenko

Al final Duque le ganó el pulso a Claudia y volvieron a perder los pobres

Al final Duque le ganó el pulso a Claudia y volvieron a perder los pobres