El clan Torres Villalba, socios de Benedetti, el apoyo clave en su regreso a Barranquilla

El clan Torres Villalba, socios de Benedetti, el apoyo clave en su regreso a Barranquilla

La familia que lleva 30 años construyendo poder a punta de clientelismo y que fue clave para los votos de Petro en Atlántico son aliados políticos del exembajador

Por:
junio 05, 2023
El clan Torres Villalba, socios de Benedetti, el apoyo clave en su regreso a Barranquilla

Ha sido un Annus Horibilis para la familia Char. El ventilador que amenaza con encender Aida Merlano en cualquier momento, los problemas de visa que ha tenido Alex Char y el escape a último minuto de Arturo a los Estados Unidos va desgastando al clan de cara a las elecciones de octubre en donde de nuevo entrará a jugar Alex para no perder Barranquilla. A estos reveses se les suma el ascenso de los Torres Villalba quienes desde el municipio de Puerto Colombia han escalado su poder al terreno nacional.

Alli manda esta familia que además ha sido la base del poder del ex senador Armando Benedetti, un aliado clave del Presidente Petro. Un ex alcalde de este municipio, Camilo Guillermo Torres Romero y su esposa, Martha Villalba, son los que mandan la parada.

Todo empezó a finales de los noventa con Rafael Villalba García quien llegó a la Asamblea y desde ahí respaldó a Camilo Torres quien llegó al consejo de Puerto Colombia y luego fue alcalde entre el 2001 y el 2003.  Al terminar este mandato, Martha Villalba fue diputada a la Asamblea Departamental 2004-2007 y luego, alcaldesa de Puerto Colombia 2008-2011. En el mismo periodo que Martha fungía como alcaldesa, su esposo se desempeñaba como diputado de la Asamblea Departamental.

Tras su consolidación en la Asamblea Departamental, Camilo Torres en el 2011 respaldó la candidatura de su sobrina Lissette Karina Llanos Torres a este mismo recinto en los periodos 2016-2019 y 2020-2023; mientras Martha Villalba era representante a la Cámara 2014-2018 y 2018-2022. En el 2019, los Torres Villalba apadrinaron la candidatura de William Vargas, actual alcalde de Puerto Colombia y aliado de esta casa política.

Los Char - El clan Torres Villalba, socios de Benedetti, el apoyo clave en su regreso a Barranquilla
La victoria de Vargas reafirmó el creciente poder de esta familia en este municipio del área metropolitana de Barranquilla, incluso sobre la familia Char, contra quienes compitieron por este puesto

Para estas mismas elecciones, los Torres Villalba respaldaron a Andrés Rengifo para el Concejo de Barranquilla por el Partido Alianza Verde. El que es conocido como “El Manguito del Verde en el Atlántico”, debido a su doble rasero entre la oposición y la participación de varios de sus aliados en el Gobierno de Jaime Pumarejo. Según las investigaciones de Pares, este respaldo nace de la cercanía de los Torres Villalba con Pedro Lemus Navarro, tío de Rengifo, que es aliado de esta familia tras su proximidad con Eduardo Verano, ex Gobernador del Atlántico, con quien trabajó siendo secretario de planeación y secretario privado de la Gobernación.

En las elecciones legislativas del 2022, esta estructura familiar acompañó las aspiraciones políticas de Pedro Flórez, esposo de Karina Llanos Torres, y Dolcey Torres, hermano de Camilo Torres, al Senado por el Pacto Histórico y la Cámara de Representantes por el Partido Liberal, respectivamente. El logro de ambos escaños fue una señal del creciente poder de la casa política, ya que ninguno de los candidatos electos tiene experiencia política previa.

Pese a que los líderes políticos de esta estructura son Camilo Torres y Martha Villalba, las actividades políticas de la familia se encuentran presuntamente financiadas a través de un emporio económico perteneciente a Euclides Torres, hermano de Camilo Torres y Dolcey Torres, quien, según investigaciones de La Silla Vacía, a finales del 2022 tendría el control de una red de sociedades que manejan concesiones de alumbrado público en algunos municipios de Valle del Cauca, Santander y Atlántico.

Entre los cuestionamientos más importantes de este clan se encuentran las investigaciones realizadas a Camilo Torres y Martha Villalba. De acuerdo con informes de Pares, Camilo Torres fue condenado en el 2012 por el delito de peculado por apropiación en el marco del desfalco al Fondo de Pasivo Social de la empresa de Puerto de Colombia en Liquidación (Foncolpuertos), en el que funcionarios certificaron documentación falsa para recibir pensiones. Esta sentencia inicialmente fue de 27 meses de prisión; sin embargo, se amplió a 36 meses en el mismo año de la condena y fue ratificada en el 2018 por la Corte Suprema de Justicia mediante el radicado 48419.

Por su parte, Martha Villalba fue acusada por la Corte Suprema de Justicia en el 2022 por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros y contrato sin requisitos legales en un contrato de malla vial mientras era alcaldesa de Puerto Colombia en el 2011. En la actualidad se desconoce el curso de esta investigación, por el momento no existen condenas.

Los Torres Villalba y el Pacto Histórico

La llegada de los Torres Villalba al Pacto Histórico fue posible a través de la relación de amistad de Euclides Torres con Armando Benedetti, vínculo que es previo a la salida de Benedetti del Partido de la U y su paso hacia la coalición del Pacto Histórico. La relación política de esta familia y el barón electoral nace cuando Armando Benedetti aceptó ser la fórmula de Efraín Antonio Torres Monsalvo, hijo de Euclides Torres, a la Cámara de Representantes por Bogotá para los periodos electos de 2010-2014 y 2014-2018.

Para el 2018, Benedetti aspiró nuevamente al Senado y su fórmula fue Efraín Torres en Bogotá y en Atlántico, Martha Villalba, siendola única de la familia en quedar reelecta para el periodo 2018-2022. Este respaldo político también se habría convertido en un apoyo económico de los Torres a las aspiraciones políticas de Benedetti, teniendo en cuenta que, según la Silla Vacía, varias empresas de los Torres financiaron dos campañas al Senado de Armando Benedetti.

La relación de confianza entre esta familia y Benedetti llega el punto en que incluso la Fiscalía señaló en el 2018 que en el escándalo de la red de chuzadas ilegales, presuntamente Benedetti habría pagado para interceptar algunos teléfonos y blindar otros como los de Euclides Torres. Esta investigación fue trasladada a la Corte Suprema de Justicia; sin embargo, en el 2022 regresó a la Fiscalía debido a que no se halló nexo de las presuntas conductas de Benedetti con su actividad congresual o con su UTL.

La llegada de los Torres Villalba al Pacto Histórico se dio entonces mediante la intermediación de Benedetti. Este puente permitió que los Torres Villalba aspiraran a una curul al Senado, la cual fue otorgada a Pedro Flórez, esposo de Karina Llanos Torres, quien salió electo y heredó parte de la antigua UTL de Benedetti. Esta curul no solamente fue importante por el logro del cargo, sino por lo que significó su posición en la lista de candidatos frente a otras figuras con mayor trayectoria política que no se encontraron en los 10 primeros puestos, siendo el 9 el lugar designado a Flórez.

Luego de lograr esta curul, conforme a fuentes de prensa, esta familia afianzó su poder al interior de este grupo político a través de una presunta financiación a la campaña de Atlántico.

Dolcey Torres - El clan Torres Villalba, socios de Benedetti, el apoyo clave en su regreso a Barranquilla
El respaldo económico de la familia también se tradujo en un respaldo político, prueba de esto es que Dolcey Torres fue uno de los congresistas liberales que en la campaña presidencial hizo parte de las disidencias liberales que respaldaron la candidatura de Gustavo Petro

La influencia y relevancia de los Torres Villalba dentro del Pacto Histórico es tan estrecha que Dolcey Torres, representante a la Cámara de Atlántico por el Partido Liberal, ha desconocido la directriz del director del partido, Cesar Gaviria, de no respaldar la reforma a la salud del gobierno y, por ello, ha renunciado a la vocería de este partido a la Cámara.

Dolcey Torres ha afirmado que esta decisión corresponde a sus convicciones personales y no a la directriz de su hermano, Euclides Torres. No obstante, se ha cuestionado si realmente esta decisión no obedece más bien a alguna concesión otorgada al grupo familiar por parte de este Gobierno. Incluso, recientemente se conoció que el expresidente César Gaviria, en cuanto a la reforma a la salud, ha decidido castigar a quienes la apoyen, en donde entraría directamente Dolcey.

El peso de Benedetti dentro del Pacto Histórico ha beneficiado ampliamente a los Torres Villalba, se cree que tras su gestión como embajador de Colombia ante Venezuela ha generado no solamente un debilitamiento de los Char con la deportación de Aida Merlano al país; sino que también ha despejado el camino para el crecimiento de esta casa política en la región previo a las elecciones de autoridades locales de este año.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Cómo hizo un colombiano para volver su restaurante mexicano un éxito en México y otras partes del mundo

Cómo hizo un colombiano para volver su restaurante mexicano un éxito en México y otras partes del mundo

El otro contrato de 30 carrotanques que firmó Olmedo López y que terminaron en Boyacá

El otro contrato de 30 carrotanques que firmó Olmedo López y que terminaron en Boyacá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--