Los peores descaches de Carlos Antonio Vélez

Uno tras de el otro fueron los errores que cometió el comentarista deportivo en sus ofensivas declaraciones sobre el paro de maestros

Por: Robin Nelson Muñoz
febrero 25, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los peores descaches de Carlos Antonio Vélez
Foto: Twitter @velezfutbol

Carlos Antonio remata en su recursivo paréntesis contra los maestros. El periodista de deportes combina ineficientemente la política con sus comentarios de fútbol, como si estuviera aprovechando un saque de meta, para meter lo que a él le parece irrefutable y novedoso, y deja abierta unas cuantas preguntas que merecen respuesta y debate.

Lo más urgente es atender a las preguntas del periodista sobre el paro. La pregunta directa de Vélez es “¿por qué hacen las marchas y los paros en un día laborable como hoy?” Vélez se preocupa por las marchas en vacaciones. Aquí empieza la metida de pata del remate de Carlos. Tiene la oportunidad de meter un golazo en radio, y decirles a los colombianos su aparentemente exclusivo comentario para apuntar al arco y zas, se descacha por las siguientes razones:

Le puede interesar:

El ataque de Carlos Antonio Vélez contra los maestros colombianos

1. No es novedosa la pregunta. Es una cuestión que se escucha hasta en los vendedores de helados en las calles, mientras venden sus heladitos a los despavoridos caminantes que se enfrentan al sol mientras marchan. Es que la voz de Vélez, es la voz del pueblo. De hecho, lo es, ya que esa es una de las preguntas más usadas y tal vez de las más respondidas. No se puede hacer un paro en un día de no trabajo, puesto que no se llamaría paro. La RAE en su segunda acepción dice que un paro es una “Interrupción de actividades colectivas por iniciativa de algún grupo social o de una autoridad”. ¿Se entendió eso de interrupción de actividades colectivas? Es como llamarle terrícola a un lunático o pedirle al agua que no caiga cuando llueve. La naturaleza de la palabra ya está afirmando el fenómeno de los sucesos. Por tanto, no se puede interrumpir actividades cuando no hay actividades. Y marchas hubo el año pasado, en días no laborales, que, aunque cuestionadas también, serán tela para otro debate.

2. Querer comparar a los maestros con el, llamado por Vélez, “Petronio”. Carlitos vuelve y se descacha en sus remates, por eso es que es buen comentarista de fútbol, porque rematando hacia el arco del análisis político, al parecer, se le dificulta. Don Carlos, los maestros no son necesariamente petristas, ni pertenecen al partido de Petro. Maestros Uribistas hay, y de sobra, de esos conozco muchos, y eso sin contar a los que pertenecen a partidos tradicionales, o los que, por tomar un pequeño ejemplo, apoyaron en Santander la campaña de Aguilar a la Gobernación. ¿Estará sugiriendo Carlos que los que marchan son solo petristas?, ¿un maestro que, aunque haya votado por Duque, o sea uribista, no marcha? Y al marchar… ¿se vuelve petrista? No señor, la gente marcha por un gobierno que les parece “no marcha”, independientemente de su razón o afiliación política, es que uno puede ser uribista, santista, liberal o lo que quiera y aún tiene todo el derecho de salir a marchar también, sin que lo etiqueten.

3. ¿Quiénes son esos que no quieren trabajar ni estudiar?, ¿el día de la mujer se celebra por mujeres que no querían trabajar entonces? ¿Es que la protesta o huelga la hacen quienes no quieren trabajar?, ¿no tienen otras intenciones? No señor, tampoco. La revolución francesa no se desarrolla con estudiantes de la Sorbona que no querían estudiar. En Colombia, Camilo Torres Restrepo marchaba siendo cura, no por no querer trabajar, o ¿él sí y los maestros de ahora no?, ¿qué cambia? Los maestros no es que no quieran enseñar, es que salir a paro no es un acto de manifestación de no querer enseñar. El expresidente de FECODE, Carlos Rivas, y el actual, Nelson Alarcón, lo han dicho en sus intervenciones, mejores condiciones para maestros y estudiantes para aprender y enseñar. Y por ahí dicen que se avecina un paro de taxistas, ¿tampoco querrán trabajar?, ¿tendrán algún día de vacaciones o festivo para marchar, hacer o parar también?

4. “¿No les da vergüenza, que un país que tiene la peor nota de OCDE… por culpa, generalmente de los maestros…?” no termina de pronunciar esta pregunta cuando se ensalza haciendo su mejor labor de comentarista, y sigue metiendo la pata. ¿Recordará Carlitos las intenciones del expresidente Santos, al incluir a Colombia en el club de los países ricos o en desarrollo y que participan en esta prueba que mide (no dan notas) algunas áreas? No señor, no hay derecho tampoco a que diga en radio, para que algún oyente incauto que confíe en el periodismo y que se quiera informar de fútbol se lleve la idea de que Colombia tiene “la peor nota de OCDE”. Ni notas, ni la peor, ni se llaman OCDE. La prueba PISA mide los conocimientos y habilidades solamente en lectura, matemática y ciencia en las que Colombia, en el año 2018 ocupó los puestos 58, 69 y 62 en estas tres áreas en orden respectivo de 79 países que participaron como colaboradores o miembros.

Por último, hay una pregunta que no se puede contestar, “¿Están qué, pidiendo qué? Por favor” Esta pregunta no se puede responder a un elocuente periodista, ni más faltaba. Max Weber decía que “pocas gentes saben apreciar que la responsabilidad del periodista es mucho mayor que la del sabio y que, por término medio, el sentido de la responsabilidad del periodista honrado en nada le cede al de cualquier otro intelectual.” Lo que los maestros están pidiendo es facilísimo de saber, no se puede admitir que no se sepa los motivos de un paro tan avisado y mucho menos en radio, y de saberse, no se puede desvalorar las consignas sin previo debate, no, tampoco.

Retomo a este llamado intelectual de Weber y no a las otras comparaciones con demagogos políticos que hace este maravilloso autor, al referirse al periodista, para volver a decir, no señor, mal remate con lo del palacio de justicia. El señor Carlos Vélez, que debe ser un buen lector, sabrá que inclusive El Espectador, entre otros medios, informó que la fiscal delegada ante la corte suprema, Ángela Buitrago, hace unos once añitos reveló que el que quemó el palacio de justicia no fue el ELN, fue el ejército con un rocket disparado hacia la biblioteca. No señor, once años y repitiendo la misma falsa noticia ¿y entonces? Ahora bien, que le parezca un “horror que la gente le crea” a su difamado “Petronio” no es por las razones que dice, no se puede decir mentiras, hay que cobrar bien el último remate. Y eso sin mencionar la supuesta participación de Petro en el acto de la toma del palacio. En lo que sí podemos estar de acuerdo y sin refutarlo, es cuando pronuncia la frase “bueno, vuelvo a lo mío”, cierra paréntesis.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
800

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El periodismo indecente de Carlos Antonio Vélez

El periodismo indecente de Carlos Antonio Vélez

Nota Ciudadana
¡Estamos hastiados de Carlos Antonio Vélez!

¡Estamos hastiados de Carlos Antonio Vélez!

Nota Ciudadana
Caricatura: El periodista y su maestra

Caricatura: El periodista y su maestra

Nota Ciudadana
El ataque de Carlos Antonio Vélez contra los maestros colombianos

El ataque de Carlos Antonio Vélez contra los maestros colombianos