Los otros culpables del trágico intento de golpe de Estado en EE. UU.

Si bien Donald Trump ha sido señalado de ser el responsable de los hechos, si se mira en detalle podrían encontrarse otros

Por: Raúl Briceño
enero 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los otros culpables del trágico intento de golpe de Estado en EE. UU.
Foto: TapTheForwardAssis - CC BY-SA 4.0

Todos los medios de comunicación estadounidenses, observadores políticos y analistas internacionales han opinado y coincidido en culpar al presidente Donald Trump del trágico intento de propiciar un golpe de Estado en el alma de la mayor democracia del mundo. Desde cuando comenzaron las acciones proselitista con miras a la campaña presidencial, el mundo miraba perplejo las alarmantes demostraciones hostiles del presidente Trump criticando la fragilidad del sistema electoral americano, el mismo al que él se sometió, manipuló y que al final le dio el triunfo en medio de la campaña más sucia que jamás hubieren presenciado en el país del Tío Sam. Sin embargo, hay dos grandes culpables de los que poco se habla.

Vladimir Putín, con su cara de seminarista, pero con una agudeza mental muy superior a la de su antagonista, supo manejar con habilidad los hilos que a la postre ocasionaron la derrota de la favorita Hillary Clinton. Logró con su visión de estadista curtido, imponer un presidente inepto que se ajustara a sus exigencias en Europa y callara con sumisión ante sus pretensiones invasivas. De hecho, la respuesta de Trump ante la intervención en Crimea y la fuerte presión para invadir a Ucrania, fue muy tibia y poco condenables por las intenciones rusas.

El mundo pudo observar la cumbre de Helsinki en julio de 2018, en la que Trump asumía un papel indecoroso y dubitativo frente al férreo líder ruso. Las evidencias de esta intervención quedaron demostradas en el juicio en el que varios de los asesores del presidente fueron encontrados culpables y condenados por la justicia norteamericana, no obstante, varios de ellos han salido favorecidos con indultos presidenciales que los libran de toda culpa y los blindan de cualquier investigación a futuro.

En marzo 2016, el candidato republicano Mitt Romney describió a Trump como un peligro tanto para el partido como para el país. Muchas otras voces, entre ellas la de Barak Obama, lo identificaron burlonamente como un reality, pero Trump les desbarató el tinglado, los republicanos perdieron el norte y se vieron obligados a aceptar a un aparecido que ni siquiera llevaba sangre republicana.

Cuando salió vencedor, los rodearon como a su dios, se plegaron a sus locuras, sus rivales se volvieron subversivos, rehusaron la oportunidad de detenerlo cuando rechazaron en el Senado un juicio político al presidente, mientras el mundo veía asombrado como se amenazaban los principios democráticos. Lo siguieron fervorosamente y solo cuando la tragedia del Capitolio registró cinco muertos y varios heridos, solo en ese momento, los republicanos acojonados empezaron a abandonar el barco. Ya era muy tarde.

El Partido Republicano llevará sobre sus hombros el peso inexorable de su responsabilidad y cargará por siglos la mácula de haberse asociado para propiciar un golpe de Ecstado en la mayor democracia del mundo.

-.
0
1000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La enmienda 25ªcon la que pueden tumbar a Trump

La enmienda 25ªcon la que pueden tumbar a Trump

En redes
Profesora se graba masturbándose frente a alumnos de primaria

Profesora se graba masturbándose frente a alumnos de primaria

Nota Ciudadana
La vileza del poder mediático y la persecución del pensamiento

La vileza del poder mediático y la persecución del pensamiento

El duro historial del embajador que Trump quiere para Colombia

El duro historial del embajador que Trump quiere para Colombia