Los dueños de las antenas a los que Wom, Claro y Tigo se le tienen que arrodillar

Grandes compañías como Tower One Wireless y American Tower Corporation son dueños del terreno y las antenas que las empresas de telefonía tienen que alquilar

Por:
mayo 13, 2021
Los dueños de las antenas a los que Wom, Claro y Tigo se le tienen que arrodillar

Las grandes empresas de telecomunicaciones como Claro, Movistar, Wom y Tigo ya no construyen sus propias torres, las arriendan. Las que tenían, las han vendido por ser activo valioso pero prescindible, o han creado negocios dedicados a sacarles un mayor provecho.

El año pasado, Claro lanzó con las suyas el servicio Claro Share de arrendamiento de espacio y Movistar creó una compañía para gestionarlas, Telxius, donde Movistar tiene el 50,01 % y uno de los otros dos socios es Amancio Ortega dueño de Inditex (Zara y otras) con un 9,99 %.

Claro Share es el nuevo servicio para concesionar las torres de Claro Colombia propiedad de América Móvil, de Carlos Slim. Al separar los negocios, puso a disposición sus más de 8.500 torres a otras compañías del sector de telecomunicaciones, integradores, gobierno y autoridades locales, así como a empresas de explotación minera y energética, para que las arrienden y puedan poner sus antenas. El cobro es por metro lineal requerido en la torre y el metro cuadrado en piso. Sin embargo esta aun no da abasto frente a las necesidades de la propia Claro. De allí la importancia de compañías como la canadiense  Tower One Wireless.

El mexicano Carlos Zenteno, presidente de Claro Colombia, inició su carrera subiendo a torres para instalar antenas

Las perspectivas de crecimiento resultante de la pasada licitación del espectro donde las compañías Wom, Claro y Tigo se comprometieron a dar cobertura al menos a 3.600 nuevas localidades, convirtió el mercado colombiano en el foco principal de la canadiense Tower One Wireless, fundada en septiembre de 2005 por su actual CEO Alejandro Ochoa, y que en el país opera bajo Tower 3 SAS

De las 18 nuevas torres regionales instaladas durante febrero, 13 están en Colombia, siendo Wom el principal beneficiario firmando contratos de arrendamiento por treinta años en una serie de nuevas torres celulares rurales y contratos de arrendamiento por diez años para usar algunas de las nuevas torres urbanas de la compañía.

Tower One Wireless, con sede en Vancouver, tiene 75 nuevas torres en construcción en sus tres mercados principales: México, Argentina y Colombia. Al mercado ecuatoriano entró el año pasado a partir de acuerdos con distintos municipios a través de su subsidiaria Towerthree Wireless del Ecuador.

Alejandro Ochoa fundador y CEO de Tower One Wireless 

En las torres de telecomunicaciones instaladas en el suelo o azoteas se alojan las antenas de comunicaciones inalámbricas, sobre todo de operadoras móviles, pero también de radio y televisión. Su demanda las ha convertido en un negocio para empresas especializadas en infraestructuras de telecomunicaciones, que compran las torres existentes y construyen propias, las mantienen, pagan los arriendos del terreno que ocupan y de la energía que consumen, a cambio de alquilar el espacio en cada torre, normalmente a largo plazo para asegurar flujos de caja que les permitan realizar inversiones en nuevas torres.

Una de las mas grandes del mundo y la mas internacional, es la norteamericana American Tower Corporation, con sede en Boston, y cuyos principales clientes en la región son AT&T, Telefónica (Movistar) y América Móvil (Comcel). Fundada en 1995, en estos 26 años se ha convertido en uno de los fideicomisos de inversión inmobiliaria (REIT por sus siglas en inglés) más grandes del mundo, al poseer cerca de 186 mil torres y sistemas de antenas distribuidas, unos 42 mil de estas en América Latina, otros 41 mil en Estados Unidos, cerca de 35 mil en Europa, además de presencia en África y Asia. Sus principales socios, con un 92,41 % son instituciones de inversionistas a través de la bolsa de Nueva York.

Thomas A. Barlett es el CEO de American Tower Corporation desde el año pasado

A nivel mundial, las ventas de American Tower alcanzaron el año pasado los USD $8.040 millones, 6,1 % más que en 2019, de estos, USD 1.257 millones corresponden a América Latina, donde Brasil y México fueron responsables de USD 506 millones y USD 483 millones, respectivamente. Brasil lideró la región con 19.145 sitios, seguido de México (9.778), Colombia (4.996), Chile (3.028), Perú (2.364), Costa Rica (663) y Argentina (129).

En 1995 nació como una subsidiaria de American Radio que tres años después se independizo y comenzó su expansión internacional estableciendo operaciones en México y Brasil. En 2005 se convirtió en una de las empresas de torres más grandes de Estados Unidos al fusionarse con SpectraSite. Sin embargo, su gran expansión ha sido mediante la adquisición de torres, en 2017 le adquirió a Millicom y EPM sus 1,200 torres en Tigo por USD 247 millones y otras 1.400 torres en Paraguay. A principios de este año, le compró a Telxius por € 7.000 millones unas 30.700 torres, lo que le permitió entrar fuerte a Europa, un mercado al que se había mantenido casi al margen, solo con un pequeño parque de torres en Francia, Alemania y Polonia. 

Un estudio de McKinsey indica que un cambio a 5G podría duplicar el costo total de propiedad de la infraestructura de telecomunicaciones de 2020 a 2025, y por lo tanto un activo cuyo uso ser debe maximizado. Algo sobre lo que estas empresas han tomado sus medidas.

-.
0
114000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus