Los aportes a Bogotá de la Coalición Colombia Humana–UP

Las concejalas de la coalición presentaron propuestas a la Administración sobre medioambiente, ruralidad, educación, salud, juventud, entre otras. Aquí los detalles

Por: María Paula Fonseca
febrero 27, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Los aportes a Bogotá de la Coalición Colombia Humana–UP
Twitter: @susanamuhamad

La Coalición Colombia Humana–Unión Patriótica MAIS, representada por sus concejalas de Bogotá y en desarrollo de su posición política de independencia frente a la Administración Distrital en cabeza de la Alcaldesa Claudia López, presenta aportes para tener en cuenta en la elaboración del Plan de Desarrollo Distrital 2020–2023. La coalición aspira a que estos aportes hagan parte del documento que la Alcaldía Mayor someterá a consulta y aprobación ante el Consejo Territorial de Planeación y, posteriormente, ante el Concejo de la capital. De este modo, busca incentivar el diálogo democrático esperando que sea fructífero y ubique puntos de encuentro que beneficien a toda la ciudadanía.

Así, a continuación, una síntesis de la matriz de aportes realizados y entregados al Gobierno Distrital, los cuales son elementos que desarrollan la propuesta de ciudad de la bancada. Con esto Colombia Humana UP MAIS insiste en los encuentros que pueda tener con la presente Administración de Bogotá, así como en el ejercicio legislativo y de control político que realiza. Es el compromiso adquirido y ratificado con la ciudadanía y la movilización social.

Emergencia Climática y Ambiental:
Se hace necesario que el distrito adopte políticas y programas tendientes a la conservación y preservación de la estructura ecológica principal. Apostamos por la recuperación de los ecosistemas estratégicos como humedales, la reserva Van der Hammen, los cerros orientales y el río Bogotá. Urge la adaptación al cambio climático que parte por la protección del páramo más grande del mundo y los procesos de reverdecimiento urbano de la ciudad. Velaremos por un plan de desarrollo que armonice la ciudad con la naturaleza, que permita el buen vivir de las y los bogotanos, donde el derecho al ambiente sano esté por encima de los intereses individuales.

Las cabildantes solicitaron la urgente declaración de emergencia climática en la ciudad, con el fin de hacer frente a la amenaza más importante que actualmente tiene la humanidad: el cambio climático. En esta misma línea la bancada pidió que la administración distrital se comprometa con la defensa conservación y preservación de la estructura ecológica principal, la restauración y protección de la reserva Thomas van der Hammen, Cerro Seco en la localidad de Ciudad Bolívar y la protección de los cerros orientales, ríos y humedales de Bogotá. Para la bancada es fundamental avanzar en la adaptación al cambio climático que parte de la protección del páramo más grande del mundo y los procesos de everdecimiento urbano de la ciudad “velaremos por un plan de desarrollo que armonice la ciudad con la naturaleza, que permita el buen vivir de las y los bogotanos, donde el derecho al ambiente sano esté por encima de los intereses individuales”.

Además, las concejalas comprometidas con la defensa ambiental de Bogotá, hicieron un llamado a ordenar el territorio alrededor del agua, a propiciar la articulación regional en términos  ecosistémicos y sociales, a avanzar en los procesos de transición energética y en la gestión integral de residuos sólidos, buscando, entre otras cosas, el cierre paulatino del relleno sanitario Doña Juana y la vinculación de los recicladores en la cadena productiva “esto presupone el convencimiento de la necesidad de instalar como política pública permanente la visión de gestión de residuos orientada al aprovechamiento total. Solo de esta manera será posible generar una cultura del consumo consciente, la separación en la fuente y el aprovechamiento, resolviendo de manera definitiva tanto el cierre del Relleno Sanitario Doña Juana, como la inclusión de la población recicladora”.

Bogotá Rural:
Dentro de la planificación y el desarrollo de la ciudad, la Bogotá Rural debe tomar gran relevancia para todos y todas, no solo porque abarca el 75% del territorio, sino porque debemos garantizar la dignificación de la ruralidad que parte por el reconocimiento del campesinado como sujeto de derechos. Por lo tanto, se debe implementar el sistema de registro distrital campesino, la constitución de la Zona de Reserva Campesina y Ambiental del Sumapaz y el incentivo de la economía y producción familiar que permita la seguridad alimentaria de la ciudad y la distribución directa de alimentos mediante mercados campesinos y el fortalecimiento de las plazas de mercado. Se deben garantizar los derechos de las mujeres rurales mediante la implementación del Sistema de Información de Mujer Rural, como mecanismo que contribuye a la garantía de sus derechos.

Trabajo y Economías Populares:
Las condiciones de trabajo “informal” y la ausencia de políticas nacionales para la generación de empleo que pueden conllevar la destrucción de puestos de trabajo, interpela a la ciudad de Bogotá en cuanto a la necesidad de reconocer, visibilizar, atender y generar políticas públicas a la medida de las economías de los sectores populares y el protagonismo de sus actores. Se debe propender por nuevos arreglos institucionales para la protección social mediante un pacto entre el ciudadano y el Estado (alianza público popular) que provea derechos plenos, entre otros mecanismos. Igualmente, está la propuesta del ingreso mínimo vital sobre salario mínimo para todos los adultos mayores pobres de la capital.

Universalización del derecho a la educación:
Planteamos el fortalecimiento del sistema público de educación desde el preescolar hasta la educación superior. Proponemos el preescolar de tres grados a cargo de la secretaría de Educación, con profesores contratados para atender la niñez en una infraestructura adecuada, asimismo, el fortalecimiento de la educación básica y media con apoyos didácticos para los estudiantes y la implementación de una jornada única, pero en consonancia con los lineamientos acordados entre el MEN y el magisterio. Optamos por el paso a un subsistema de educación superior con base fundamental en la educación pública técnica, tecnológica y profesional, que permita a los estudiantes cualificarse de acuerdo con sus sueños, vocaciones y como constructores de una ciudad de derechos que innova e investiga de la mano con las instituciones públicas existentes para este fin.

Ciudad de derechos para las y los jóvenes:
La juventud en el distrito representa uno de los sectores poblacionales más amplios y diversos, por lo cual, se propone la Tarjeta Joven como iniciativa que permita una tarifa diferencial para el transporte, bienes y servicios, escenarios y eventos deportivos, culturales y/o científicos. Está la necesidad de garantizar el derecho a la ciudad y la recuperación de los espacios públicos y comunales como espacios libres de todo tipo de violencias, el acceso a la educación en todos sus niveles y la participación en los espacios locales y consejos de Juventud, garantizando la implementación de la política Pública de Juventud aprobada en el 2019. El trabajo Digno debe ser una política integral para Bogotá, priorizando el fomento del trabajo juvenil en condiciones dignas desde las entidades públicas.

Bogotá con derechos para la diversidad sexual y de géneros:
Se propone la implementación plena de la política LGBTI del distrito, teniendo como base y enfoque la garantía de derechos, En Bogotá se puede ser… pero si hay derechos. La apuesta es por la defensa del derecho a la vida, en especial de las mujeres trans, como la lucha contra toda forma de discriminación por orientación sexual e identidad de género. Se debe romper con las barreras y permitir el goce pleno de derechos en materia de educación, salud, bienestar, trabajo digno, desarrollo económico y participación efectiva.

Salud para la ciudad:
La implementación del programa Territorios saludables con una Red de Salud ampliada que permita la garantía en la prestación y el fortalecimiento de la Atención Primaria en Salud-APS- y de cada una de las redes integradas que permitan mejorar la calidad de vida y de la salud de los ciudadanos. Una APS en ejercicio extramural que integre la prevención, promoción y la rehabilitación territorial, como también solicitamos contar con los 22 hospitales locales descentralizados y que toda la red hospitalaria pública tenga autonomía en su ejecución.

Planteamos estrategias que eliminen la fragmentación del sistema, buscando la integración de las instituciones públicas y privadas prestadoras de servicios de salud en una red que disminuya las barreras de acceso y las deficiencias en la calidad de la prestación de los servicios. Del mismo modo, se apuesta por la apertura del Hospital San Juan de Dios en articulación con la nación, generando las condiciones que permitan su reconstrucción, dotación y puesta en funcionamiento como cabeza de la Red Pública Distrital de salud. Igualmente, solicitamos se incluya y se garanticen los recursos para la creación de la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Distrital.

Víctimas, paz y reconciliación:
En la apuesta de convertir a Bogotá en epicentro de paz y reconciliación, la bancada
solicitó a la administración distrital potenciar la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, que de las 60 mil viviendas anunciadas, 18 mil sean de interés prioritario destinadas exclusivamente a víctimas del conflicto armado, que aumente un 20% el presupuesto del fondo de educación superior para esta población y atienda integralmente a 45 mil de estos hogares, incluyendo los componentes de prevención, protección, asistencia y reparación. Además, la cabildante hizo énfasis en la importancia de retomar el programa de gobierno que brinda a las víctimas representación y acompañamiento legal para cerrar las brechas de acceso a la justicia de al menos 8 mil víctimas.
En una propuesta de seguridad humana, convivencia y paz, el documento de la Colombia Humana UP MAIS propone que la administración de la alcaldesa Claudia López adopte y continúe con el programa jóvenes en paz que busca quitarle los menores a las mafias y bandas criminales. Bajo el entendido de que la política social debe ser progresiva y tender a aumentar su cobertura, las concejalas propusieron que la administración distrital asuma la integración de 20 mil jóvenes en este programa.

En el marco de la apuesta anunciada por la administración de construir dos territorios de paz en Bogotá, las representantes de la Coalición en Bogotá proponen constituir la zona de reserva campesina del Sumapaz que obedece a una lucha histórica de las comunidades de ese lugar, vulneradas durante años por los efectos del conflicto armado.
Igualmente, desde la Colombia Humana UP MAIS se busca impulsar la construcción de un territorio de memoria, paz y reconciliación en el área suroccidental de la ciudad en límites con el municipio de Soacha.

Mujer y Equidad de Género:
Bogotá se ha convertido en un espacio inseguro contra las mujeres donde, además, se profundiza la brecha entre hombres y mujeres con base en desigualdades sociales, políticas, económicas, académicas, entre otras. Esto termina generando dependencias psicológicas, emocionales y principalmente económicas que dan espacio a la violencia basada en género. Por lo anterior, la necesidad de garantizar la construcción e implementación de políticas públicas dirigidas a la defensa de los derechos de las mujeres y su empoderamiento, así como la necesidad de brindar garantías de atención en términos de asesorías y acompañamiento psicosocial y preventivas alrededor de posibilidades económicas en perspectiva de fortalecer su autonomía e independencia. Asimismo, es necesario enfatizar en la implementación efectiva del Sistema Distrital de Cuidados Público, que dé paso a equilibrar la carga con respecto al desarrollo de las tareas del cuidado en el distrito y su reconocimiento remunerado.

Seguridad humana y convivencia:
En Bogotá se ha disparado la inseguridad asociada a todas las modalidades de hurto. Por lo anterior, es necesario retomar el enfoque de seguridad humana, donde la actuación efectiva de la fuerza pública y la justicia respetando los derechos humanos sea acompañada con una fuerte política social donde se apunte a eliminar la injusticia y la desigualdad como fuentes determinantes del delito. Es así como proponemos retomar o profundizar en iniciativas como jóvenes en paz, territorios de vida y paz, los CAMAD, y para el mejoramiento de la convivencia en la consolidación de la Política Pública para un Sistema Distrital Integrado de Propiedad Horizontal.

Buen Vivir:
En Bogotá es necesario crear escenarios de transformación social usando la palabra dulce y honesta de manera que permita un diálogo intercultural constructivo. Será así que lograremos entender el gran valor bio-cultural de este territorio y las apuestas que desde lo local debemos construir para llegar a un modelo de ciudad diferente. Un capital importante de las ciudades contemporáneas es la promoción de la diversidad cultural y étnica, por lo cual la defensa del derecho a la ciudad y el territorio que tienen las comunidades indígenas será fundamental hacia una ciudad del buen vivir, de igual manera proponemos el proceso de construcción participativa del Pacto por el Agua y la defensa de todos los cuerpos de agua de la ciudad.

Cultura de paz:
Proteger el patrimonio material, inmaterial y biocultural de Bogotá; construir alianzas para fortalecer a las organizaciones culturales, potenciar la implementación de políticas públicas distritales hacia la cultura de paz y la no violencia, la cultura política y ciudadana, al igual que la promoción de un diálogo intercultural, interétnico e interreligioso y hacer de la cultura una agenda viva para toda la ciudadanía. Es la cultura, el arte y la creatividad un agente transformador, mediador de los procesos pedagógicos y sociales, para el desarrollo de las capacidades sanadoras y resilientes de toda la población, es memoria, es democracia participativa.

-.
0
302
Las 5 EPS que más se enriquecieron con el servicio de la salud

Las 5 EPS que más se enriquecieron con el servicio de la salud

Adiós a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido. Ascenso y caída del líder inglés

Adiós a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido. Ascenso y caída del líder inglés

"Comen una vez al día y no ven la luz del sol”: el infierno de 18 soldados colombianos en Haití

La oposición que el presidente Boric no logra aplacar en Chile

La oposición que el presidente Boric no logra aplacar en Chile

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus