Los 10 mandamientos de Petro: ¿se cumplirán, serán suficientes?

Es la primera vez, en mucho tiempo, que gana la izquierda en un país que se ha desangrado en una violencia demencial mientras el país volteaba la mirada

Por: Aníbal Arévalo Rosero
agosto 11, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Los 10 mandamientos de Petro: ¿se cumplirán, serán suficientes?
Foto: Presidencia de la República

En un día con un sol radiante, renace la esperanza entre los pueblos más apartados y olvidados, esos que Francia Márquez, por bondad de Eduardo Galeano, le llamaría ‘los nadies’. El pueblo colombiano vive un jubilo inmortal después de una horrible noche.

Ya nada será igual: habrá mejores oportunidades para los jóvenes con más cupos universitarios; los niños y los adultos mayores serán una prioridad en el nuevo gobierno; la protección del medio ambiente y la transición hacia energías limpias, serán la bandera. Hacer de la ciencia, la cultura y el conocimiento la energía del siglo XXI.

|Le puede interesar: Los 10 compromisos de Gustavo Petro para su mandato

Es la primera vez que en más de doscientos años de vida republicana gana un candidato de izquierda; en un país que se ha desagrado en una violencia demencial, donde varios grupos guerrilleros veían como única opción posible de hacerse al poder por la vía armada. El triunfo de Gustavo Petro demuestra que las formas violentas quedaron atrás y es una demostración de la lucha democrática a través del discurso. Es un gran mensaje para grupos que persisten en armas como el ELN y otros grupos residuales.

Y es que precisamente para el presidente Gustavo Petro la prioridad es la paz. Algunos grupos armados ya han manifestado su disposición de negociar con el nuevo gobierno. Muchos sectores de la economía llaman a gritos la paz para poderse desarrollar, como el turismo que se ha convertido en la mayor fuente de ingresos para muchos países, como ocurre con la vieja Europa que mira pasar cientos y miles de turistas por sus calles, que dejan ingresos importantes que garantizan calidad de vida y empleo para diferentes actividades comerciales como hoteles, restaurantes y un sinfín de artículos que se comercializan sin parar.

El turismo no se puede desarrollar en Colombia si no hay paz. Podría generar 15 millones de visitas al año y 15.000 millones de dólares de utilidades.

La paz es el primer mandato del decálogo que planteó Petro, entendiéndose que la paz es el elemento fundamental en la convivencia, el desarrollo económico y la prosperidad de los colombianos. La paz es un imperativo para la ejecución del plan de desarrollo; la paz es una manifestación de la presencia del Estado en regiones apartadas dónde no llega un médico o un profesor.

Seguidamente se enfoca en la protección de los sectores de mayor fragilidad de la vida humana con el cuidado de abuelos y abuelas y niños y niñas, igual que la discapacidad, son los momentos que la historia y la sociedad han olvidado.

Su compromiso -cómo siempre lo ha sido-, es hacer un gobierno con y para las mujeres en un trabajo paritario y con la creación de un Ministerio de la Igualdad, bajo las orientaciones de Francia Márquez.

"El diálogo será mi método, los acuerdos mi objetivo" señala para indicar que dialogará con personas de todas las condiciones. Y, en otro mandamiento, le impone a toda la estructura de gobierno escuchar a todos los colombianos, para que nadie se sienta atrapado entre las cortinas burocráticas.

Su gobierno asume el compromiso de proteger a los colombianos y colombianas de todas las formas de violencia; para ello se trazarán estrategias de prevención y la persecución de bandas criminales.

A regalón seguido se establece el compromiso de luchar contra la corrupción y sin miramientos, con la garantía de cero tolerancia y recuperar lo que se han robado.

Un capítulo muy importante constituye la protección del medio ambiente y no permitir que haya explotación minera en detrimento de los ecosistemas. Asimismo, la transición hacia energías limpias que permitan reemplazar el petróleo y el carbón y que hagan de Colombia potencia mundial de la vida.

El desarrollo de la industria nacional, la economía popular y el campo colombiano con el compromiso de apoyar a todo aquel que madruga al alba para entregar todo su esfuerzo por Colombia: al agricultor, al campesino, al pequeño empresario. Apoyar la ciencia y la cultura para hacer del país una sociedad del conocimiento y la tecnología.

Y cierra su decálogo con el compromiso de respetar la Constitución y las leyes con el principio establecido en el artículo primero de la Construcción Política de Colombia dónde se señala que Colombia es un Estado Social de Derecho y República unitaria, que diríamos es el máximo compromiso para mantener la seguridad jurídica que permita la tranquilidad de colombianos y colombianas y resulte atractivo invertir en el país.

El de Gustavo Petro se constituye en un gobierno de transición, migrando hacia la democracia plena. Los cuatro años que le corresponden gobernar no serán suficientes para impulsar el Plan de Desarrollo, es por ello que se necesita que un buen gobierno de Gustavo Petro sea la garantía de la continuidad de una política que impulse la educación la ciencia, tecnología y cultura; que ponga en práctica los tratados internacionales firmados por Colombia en materia ambiental y que se revise los tratados de libre comercio para que sean más equitativos. La historia de la vida republicana de Colombia se parte en dos. Empezamos una nueva era.

-.
0
100
El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus