Lo que la televisión no te dirá nunca

"La obediencia obtenida a través del miedo puede hacer que la gente acepte que le prohíban abrir las ventanas, y le regulen el agua, la alimentación y la reproducción"

Por: juan manuel sosa porras
febrero 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Lo que la televisión no te dirá nunca
Foto: Pixabay

Los secretos sí existen

A inicios de 1991 ocurrió uno de los eventos que serviría de detonador para abrir mis ojos poco tiempo después. Tenía poco más de 8 años de edad. Un hermano mayor veía la televisión y, repentinamente, elevó las cuatro extremidades y gritó: “¡Se estalló la guerra!”. Lo siguiente que recuerdo es estar viendo la pantalla.

En mi ingenuidad, esperaba ver escenas como de película de guerra, pero la transmisión en vivo desde Irak consistía apenas en una toma estática de un panorama, encendido de luz verde y con decenas de proyectiles ascendiendo como en un mediocre espectáculo de pirotecnia. “Parece un 31 de diciembre a media noche” comentó otro hermano. Pudieron pasar años para que yo me enterara de lo que ocurría: las baterías de fuego antiaéreo de Irak estaban enloquecidas, porque las bombas caían y destruían sus objetivos, pero ellos seguían sin ver un solo avión enemigo en sus radares. ¿Por qué?

Porqu los gringos estaban usando el avión F-117, que tenía la virtud de ser invisible a los radares (aviones que obviamente para 1990 seguían siendo un arma ultrasecreta). Por eso, desde tierra disparaban a la topa tolondra, y en consecuencia, el espectáculo de erráticos misiles tierra-aire. Para mí, ese fue uno de los episodios más trascendentales en la maduración de mi modo de ver la vida. Así que los secretos sí existían, y uno, como ciudadano de a pie, está limitado a vivir con lo que le dicen los medios, especialmente la televisión. Si había un avión invisible destruyendo blancos en Irak en 1990, apenas un puñado de personas sabían de ellos en todo el planeta, y el secreto fue usado como un arma que desencadenó cambios drásticos en la historia…

¿Qué más secretos habrá hoy en día? ¿Qué más avances tecnológicos y científicos hay ahora, y sobre todo, como serán usados? ¿Por qué creer que lo que sabemos del mundo por los medios stream es toda la verdad? Usted, estimado lector, debe saber muchos más ejemplos de secretos históricos que yo. Lo invito ahora a preguntarse cuán absurdo pudo sonar dicho secreto antes que fuera oficialmente revelado. Después de revelado, es más que obvio: Es oficial, es un hecho indiscutible. ¿Fisionar átomos para causar la mayor destrucción imaginable? Todos hoy sabemos que sí. Pero imagínese diciéndoselo a un ciudadano de la época en que tal cosa era un secreto. Lo mismo con el avión F-117. ¿Un avión invisible a los radares? Hoy: Sobrado, me puedes nombrar varios. ¿Pero en 1990?

¿Alguna razón de peso para creerle al main stream?

¿Por qué sigue sonando tan traído de los cabellos que, con la vacunación, tengan objetivos que no conocemos? ¿Por qué las intenciones de las organizaciones, los gobiernos y las cadenas de medios siguen siendo sagradas para una enorme porción del público? (sagradas: indubitables, incuestionables, intachables, respetables incondicionalmente y con sanción para quienes las profanen.)

¿Qué tal si dentro de 20 o 10 años sale a la luz lo que en verdad hicieron con nosotros a través de las vacunas? Para nosotros es descabellada y ofensiva la sola idea. Igual que la idea de un avión invisible a finales del siglo XX. Después, cuando el secreto se revela, solo queda la opción de aceptar la realidad, cuando el arma ya ha sido usada. Pero antes de que eso ocurra, nos tenemos que conformar con lo que diga la televisión

La televisión y los demás medios stream se aprovechan descaradamente de la ignorancia del público. Desgraciadamente, mucho de lo que dicen (fuera de la televisión) de las vacunas es perfectamente posible e incluso veraz y comprobable, solo que la televisión filtra la información y selecciona los datos a mostrar. Los motores de búsqueda también lo hacen. Monopolizan la percepción. Este mismo artículo puede ser considerado como un atentado a la seguridad, dentro de un Estado concebido por los mismos medios para protegerse a sí mismos.

¿Nadie se ha preguntado por qué repentinamente con la pandemia las organizaciones, los medios de comunicación y los gobiernos se preocupan con tanto desespero por salvar a la población? ¿Que no ha muerto la gente por pobreza, guerra y cáncer desde que tenemos memoria? Otros males que han azotado y amenazado la civilización humana han sido ignorados con vehemencia: los organismos genéticamente modificados (no es coincidencia que lo mencione), la radiación de las antenas de telefonía, la contaminación del agua por parte de industrias, el fracking, etc. Pero mientras esas desgracias ocurrían, a la televisión le importaba un cuerno y presentaba realities, promocionaba celulares y entidades bancarias.

Si la televisión y los medios stream en general tuvieran intenciones decentes con el público, desde siempre habrían demostrado interés en su "seguridad", como lo hace con las pandemias. Así como la televisión y la radio repite tres veces por minuto algo relacionado con las pandemias, imagínela años atrás repitiendo tres veces por minuto: no use el celular, su radiación afecta las neuronas; no consuma alimentos sintéticos, desgastan el cuerpo y la mente; no vea tanta televisión y lea libros; no se endeude, los bancos solo quieren apoderarse de usted. Pero nunca dijo cosa semejante, ¿cierto?, ¿por qué será?, ¿por qué de pronto desde 2020 la televisión (y los gobiernos y las organizaciones) se ha vuelto la única esperanza de la humanidad?, ¿por qué querrían proteger al público y proporcionarle información completa y verídica? Ellos son los únicos que califican de confiable y verídico lo que ellos mismos dicen.

Simón dice

La base del entrenamiento de un perro consta de la premiación por la conducta deseada por el entrenador, y del castigo por la conducta indeseada. Por miedo al castigo, el perro adoptará exclusivamente la conducta deseada. Se le puede establecer un límite al animal, y no se pasará de él bajo ninguna circunstancia.

La televisión dice: “Los infectados no caben en los hospitales, todos para adentro”. Y luego dice: “Ya hay un par de camas libres, todos para afuera”. Con el tiempo, ya no será necesaria ninguna justificación para entrar en cuarentena y salir de ella. Bastará con que los gobiernos digan “todos para adentro” y “todos para afuera”, como en el juego “Simón Dice”, porque el público está entrenado como un perro.

La obediencia obtenida de la población a través del miedo puede hacer que los pueblos se vayan a vivir bajo tierra sin chistar, que acepten sin dilación que les tapen el sol, les prohíban abrir las ventanas, les regulen el agua, la alimentación y la reproducción. Y más aún, la obediencia puede hacer que un ciudadano bien entrenado sea policía de aquel que no lo está.

Cómo se defiende el stream a sí mismo

Suponga que un artículo como este tiene éxito en difundirse. Lo siguiente que verá usted es una campaña en medios tradicionales, que genere un modelo de comportamiento al que el público debería apegarse y un antimodelo al que la gente deberá temer parecerse. Habrá personajes públicos, artistas y estrellas de televisión influenciando con mensajes en los que se declaran en contra de la supuesta desinformación, y se declaren así seguidores del stream.

Usará eslóganes y hashtags. También habrá propaganda institucional donde se muestren personajes ficticios, que reciben recompensas por ser seguidores del stream y, en contraste, cuán ridículo, peligroso y tonto es no ser seguidor del stream y creerse las "patrañas" provenientes de otras fuentes. Y dichos comerciales serán repetidos cien veces al día. Los locutores de radio y presentadores de televisión harán referencia constantemente a ese modelo recién inventado, como lo hacen con marcas que pagan la publicidad.

De esa forma hace pataleta la televisión al ver que su dominio está en peligro. Al ver que la gente pone sus ojos en otra parte. ¿Por qué ocurre? Lógicamente porque la gente está, en efecto, poniendo sus ojos en otra parte. La gente está despertando, pero ese es un fenómeno que el stream negará siempre.

Lo que la televisión no te dirá nunca

El desarrollo de las vacunas es un fascinante episodio en la historia de la ciencia. Yo usaba esa historia con mis estudiantes para explicarles cómo funciona el pensamiento científico. La manifestación de un fenómeno, el establecimiento de un problema, la observación, las hipótesis, los experimentos, los resultados, las conclusiones, el establecimiento de una teoría y la aplicación del conocimiento adquirido en beneficio de los seres humanos. No repetiré mis clases en este artículo, pero lo invito a buscar por usted mismo, aunque lo conmino a que no busque en internet, sino en libros impresos antes de la pandemia. Y si va a usar internet, al menos no use Google. Allí encontrará solo mentiras o cuando mucho verdades castradas para que usted crea una narrativa específica (la misma del stream).

Por ejemplo, la definición de inmunidad de rebaño y de PCR, y las estadísticas de epidemias históricas fueron modificadas para ajustarse a la historia oficial de la pandemia de 2020. Es una estrategia que han seguido para crear monstruos muchas veces y que, el público, que inconscientemente hace sagrado al stream, no cuestiona, solo obedece. El público, más bien, cuestiona y condena a quienes duden, como en toda religión. Otro ejemplo es que no volvieron a usar el término “calentamiento global”, ya que como enemigo público para crear miedo, no funcionaría más, debido a la falta de evidencia del supuesto calentamiento. Entonces cambiaron el término a “cambio climático”, que abarca todos los fenómenos naturales, incluso los que se opongan a la idea de un supuesto calentamiento. Pan comido, sobre todo con un público entrenado para obedecer.

A las vacunas les pasó lo mismo que le pasó, por ejemplo, a la tecnología recién nacida que prometía convertirse en grandes medios de comunicación. El Estado o grandes organizaciones se apropiaron de dicho conocimiento. Y usaron su poder para ajustar y/o crear leyes que les adjudicaran a esas organizaciones, el derecho y el poder exclusivo de su uso. ¿Por qué? Porque mientras la ciencia veía en el conocimiento la solución a un problema y un servicio a la humanidad, el Estado y las organizaciones veían poder. Por eso es ilegal hacer radio o televisión sin permiso del Estado. Y por eso el stream hoy en dí  se esfuerza tanto por desacreditar toda información que no provenga de ella misma. Por esa razón, por la preservación del poder, hay empresas que se patentan los genes de todas las especies vegetales del mundo, y llegará el día en que no pueda usted tener un árbol de eucalipto en su patio sin tramitar el permiso (¿Suena demasiado fantástico? ¿Está poniéndose usted molesto y tiene ganas de prender la televisión porque allí se siente más seguro?).

Por esa razón, las vacunas son el negocio más rentable de la historia y más aún, el mecanismo de control más efectivo. El propio Bill Gates así lo declara (¡busque!) y él no es médico, ni científico. Y tampoco es profeta ni clarividente, pero advierte que habrá más pandemias.

Invitación

Igual que en Así te manipula la televisión, no le pido al lector que me crea nada. Yo no soy la televisión para obligarle a creerme. Pero sí le invito a confrontar cada cosa que digo. Pero eso sí, no use Google para buscar, ni vea documentales en YouTube, ni espere a ver qué dicen al respecto en el noticiero. 

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
[VÍDEO] Vea aquí el trailer de la ultima temporada de Game of Thrones

[VÍDEO] Vea aquí el trailer de la ultima temporada de Game of Thrones

La sexy de Sin Tetas sí hay Paraíso, guarda un dolor del que no se repone

La sexy de Sin Tetas sí hay Paraíso, guarda un dolor del que no se repone

Rosemary Bohórquez, la diabla de Tentaciones, no se la dejó ganar a una falla grave de corazón

Rosemary Bohórquez, la diabla de Tentaciones, no se la dejó ganar a una falla grave de corazón

Tratan a Marcela Mar como delincuente por llevar en su maleta un vibrador

Tratan a Marcela Mar como delincuente por llevar en su maleta un vibrador