Opinión

Las tres del tintero

Los costeños que pensaban ver al papa en lancha por la bahía de Cartagena se quedarán con los crespos hechos

Por:
julio 09, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

POR PROTEGER LOS JARDINES LOS RICOS CARTAGENEROS
NO DEJAN NAVEGAR AL PAPA

Una de las más grandes posibilidades que los costeños que acudirán a Cartagena el 10 de septiembre tenían para ver al papa Francisco era al momento en que, saliendo de la Base Naval, fuera en una lancha descubierta hasta la mitad de la bahía, donde ha quedado de nuevo entronizada la imagen de la Virgen que tumbó hace unos meses un rayo. Pero ante la previsible afluencia de público en un sitio tan exclusivo de la alta sociedad, los cartageneros de estrato 6 pusieron el grito en el cielo porque los jardines del malecón de Bocagrande/Castillo Grande quedarían pisoteados por la multitud. En reemplazo, obispos y oligarcas se pusieron de acuerdo para trepar al papa en el helicóptero que lo llevará a la misa campal de Comtecar y sobrevolará la imagen de la Virgen de la Bahía.

 

¿RIGE O NO RIGE LA LEY PARA DEDIPARADOS DE ESTRATO 6 ?

Cuando Alejandro Ordóñez, el antiguo Procurador acudió a la Registraduría a inscribir el Comité que recogerá las 480 000 firmas para poder aspirar a ser candidato en las elecciones de mayo del año entrante, se presentó con su candidato a la vicepresidencia, el pastor Name, de Barranquilla. Carlos Caicedo el exalcalde de Santa Marta, que también aspira a recoger toda esa cantidad de firmas para ser candidato presidencial, se presentó con la exconcejal indígena Quigua. Pero los dediparados de Clara López y Sergio Fajardo fueron a cumplir idéntica diligencia y a ellos no se les vio llevar su candidato para vicepresidente. Algunos dijeron que esa norma, que Ordóñez y Caicedo cumplieron, ya dizque no rige. ¿O será que los candidatos de estrato 6 gozan de una excepción a la ley?

 

 

ENRIQUE VIII Y EL GALEÓN SAN JOSÉ

 

El tono, la dignidad y la trascendencia de las frases conque el presidente Santos se dirigió, desde el baluarte de San Ignacio en las murallas de Cartagena para anunciar, exaltando a límites casi inverosímiles, la audiencia pública  mediante la cual dizque  adjudicarán el rescate del Galeón San José ( o de lo que queda en esas profundidades) más parecía un espectáculo de la corte Tudor y que quien hablaba no era Juan Manuel Santos Calderón sino Enrique VIII. La prosopopeya del discurso, la inmensa felicidad que se le veía en el rostro a él y a la ministra Garcés (que hacía las veces de Ana Bolena) por anunciar semejante logro, no consiguió tapar la pantomima que harán el 14 de julio dizque para “adjudicar” el rescate en una APP.

 

 

-Publicidad-
0
3789
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La inutilidad de sembrar en el desierto

La inutilidad de sembrar en el desierto

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero

Las tres del tintero