Las caídas que no han podido derrumbar a Carlos Calero

Empezó el año con sus dos padres batallando contra el covid. Sin embargo, ni esta ni otras angustias han quitado su amable sonrisa en 'Día a Día'

Por:
enero 29, 2021
Las caídas que no han podido derrumbar a Carlos Calero

Carlos Calero siempre quiso estar en la televisión. Lo sabía desde muy niño. En aquella época al llegar del colegio lo primero que hacía era encender el pequeño televisor rojizo de pasta que había en la sala de su casa. Pasaba la tarde entera viendo todo tipo de programas e informativos. Se visualizaba a sí mismo como Pacheco, aquel hombre que representaba todo aquello con lo que él soñaba. Había nacido en Barranquilla pero por el trabajo de su padre los primeros años de su vida trascurrieron entre Cali, Bogotá y finalmente Cartagena, ciudad donde creció cerca del mar.

De aquellos primeros años recuerda muchas cosas. Las travesuras en el colegio y los juegos con los vecinos. Creció en un callejón donde le gustaba subir a recoger mangos en los palos de los vecinos. Con que uno de ellos llamara a su madre para decirle dónde estaba el hijo, era suficiente para que la mujer, a punta de chancleta, lo bajara sin importar cuán alto trepase. De igual manera, sus amigos de aquellos años no olvidan la época de rumba y juventud alocada cuando servía como anfitrión a excursiones de colegios bogotanos deseosos de aventuras en la ciudad heroica.

Posteriormente llegaría a Bogotá para estudiar comunicación y perseguir su sueño de ingresar a la pantalla chica. Fue por esos años que conoció a la cartagenera Paulina Ceballos, la madre de sus hijos y actual esposa. De forma paralela a la universidad cultivó su vena musical, la cual estaba presente en toda su familia. En los últimos semestres tocaba en bares y gracias a su trabajo en la vida nocturna pudo conocer contactos que luego le serían útiles para entrar a la tv. Como músico tuvo la oportunidad de compartir tarima con artistas de la talla de Diomedes Díaz y Joe Arroyo. Alcanzó a tener un éxito titulado ‘La Cita’ el cual lo llevó por carnavales y la Feria de Cali.

La canción estuvo sonando durante todo un año en emisoras del país. Sin embargo, ante su primera oportunidad en tv relegó su posible carrera musical y se concentró en el que había sido su sueño desde niño. Ese primer trabajo como presentador fue en Señal Colombia. Al año lo llamó Yamid Amat de Caracol, canal que estaba conformando un equipo en el año 98. Calero presentó el casting para presentar noticias. Sin embargo, el mismo director le dijo que por su registro juvenil no era lo que necesitaba. Por lo tanto, le ofreció una oportunidad como periodista. El barranquillero aceptó y no pasó mucho tiempo antes de que se convirtiera en presentador de noticias, como originalmente quiso.

Fueron cinco años llevándole noticias a los colombianos. Estuvo en todos los informativos del canal: mañana, mediodía, noche y a la media noche un resumen del día. No importaba su cara de cansancio al aire. También presentaba los fines de semana. Después de aquella etapa pasó a ‘Día a Día’, programa donde junto a Marcela Sarmiento, Javier Hernández y Camilo Montoya saludaba a los colombianos cada mañana. En 2004 RCN le hace una tentadora oferta que incluía varios proyectos que tenía en la mira desde hace rato tales como el reinado, los India Catalina y un programa propio de concurso. Sin dudarlo, Calero aceptó.

El cambio no fue bien visto por el público de la época, quien lo tachó de traidor. Su imagen estaba tan ligada a Caracol que para los televidentes fue difícil asumir que se había mudado para la competencia. Pasaron varios años para que los colombianos lo acogieran en el nuevo canal. Con RCN hizo varias transmisiones y programas. En el canal se convirtió en una estrella y su figura se consolidó como una de las caras más conocidas entre los colombianos.

Uno de los momentos más recordados en su carrera fue cuando se convirtió en imagen de Ricostilla, marca de caldos. Aunque aún hoy muchos internautas se burlan de él por aquella campaña, él siente que fue una excelente movida pues se trata de un producto bastante usado en el país. Además, lo acercó más a su principal público: las amas de casa.

El momento más escandaloso de su carrera fue cuando se convirtió en cónsul de Colombia en San Francisco. En aquel entonces tenía varios años trabajando como coach de políticos en manejo de medios. Además, tenía una maestría en Marketing y Opinión Política. Aquella faceta, paralela a su carrera en tv, no era tan conocida por los colombianos. Estando el entonces presidente Juan Manuel Santos en campaña presentó un evento en el Campín, de ahí la cercanía con el mandatario. Por eso, cuando el contrato en RCN finalizó y quedó desempleado no dudó en tocar aquella puerta. Así terminaría representando al país en la lejana ciudad de California.

No duró mucho tiempo. Un abogado interpuso una acción legal ante un tribunal en Cundinamarca que tumbó su nombramiento. Desde entonces regresó al país y a Caracol, más específicamente a ‘Día a Día’, programa matutino donde ya había estado hace 15 años. Esta vez está acompañado por Carolina Cruz, Catalina Gómez y Carolina Soto. Ahí lo sorprendió la pandemia y también el coronavirus tras dar positivo a mediados del 2020. Afortunadamente, pasó el virus sin mayores problemas. En días recientes sus padres, ambos mayores de 70 años, fueron a parar a UCI por cuenta de la enfermedad. Tras una cadena de oración que Calero pidió a sus seguidores, ambos salieron con vida.

Hoy día Carlos Calero se muestra en sus redes sociales, donde congrega medio millón de seguidores, como un hombre de gran sonrisa y una alegría que siempre lo caracteriza. Tiene una carrera de 25 años en televisión, casi el mismo tiempo que lleva casado. Sus dos hijos ya crecieron y el público lo ama. Él sabe que se debe a su público por eso no vacila en afirmar que no existe un solo colombiano que pueda decir que Carlos Calero le negó una foto.

 

-.
0
34900
Irina Karamanos, la feminista que aceptó ser primera dama de Chile en medio de críticas

Irina Karamanos, la feminista que aceptó ser primera dama de Chile en medio de críticas

Luis Pérez, el aliado de los paramilitares y Petro

Luis Pérez, el aliado de los paramilitares y Petro

“Daniel Quintero es demasiado burdo para esta ciudad a pesar de su carita de ángel”: Alonso Salazar

“Daniel Quintero es demasiado burdo para esta ciudad a pesar de su carita de ángel”: Alonso Salazar

El primer exfarc en lograr una alcaldía le puso agua a su pueblo: Turbaco, Bolívar

El primer exfarc en lograr una alcaldía le puso agua a su pueblo: Turbaco, Bolívar

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus