La "verdad" de un campante Samper

Columna de opinión sobre la reciente entrega de testimonio del expresidente Ernesto Samper ante la Comisión de la Verdad, en cabeza del padre Francisco de Roux

Por: Carlos Iván Mantilla Velásquez
marzo 09, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La
Foto: Via Twitter / Comisión de la Verdad

Los colombianos de bien, que lo somos casi todos; los que ante la afrenta de esa época nos sentimos heridos en el orgullo patrio. Demandamos en simultánea desde todas las regiones del país, de una u otra forma, la renuncia al poder del desvergonzado jefe de estado.

Unos lo discutieron, los de a pie, en sencillos quioscos cafeteros al calor de un tinto; otros, los más pudientes, debatieron al buqué del vino en los exclusivos clubes y hoteles bogotanos.  El tema central fue el mismo y de nunca acabar: El cambio del presidente. Los medios de comunicación dedicados a lo mismo las 24 horas del día, lo pregonaron sin parar. Entre tanto, Ernesto Samper, sin ninguna vergüenza, siguió apoltronado en la Casa de Nariño hasta el final de su mandato, fiel a su desfachatada frase: “Aquí estoy y aquí me quedo” ¡Qué pesadilla!

Ahora, cuando han pasado 22 años de tan funesto gobierno – 1.994 -1.998 -, de un mandatario elegido con los dineros del narcotráfico, financiación ilegal comprobada. Campante el susodicho, decide acercarse a la Comisión de la Verdad para confesarle al sacerdote Francisco de Roux, “su verdad” - bien maquinada, por cierto, cavilada durante dos largas décadas -  de lo acontecido.  En referencia al crimen de lesa humanidad del honorable e inolvidable dialéctico, Dr. Álvaro Gómez Hurtado, asesinado en su gobierno, insiste en la tesis de que a Álvaro Gómez lo asesinaron porque no se prestó para dar el golpe de estado, como se lo propusieron, según el expresidente, los llamados “conspiradores”.

Paradójicamente reconoce que estos eran personas decentes y notables, que hacían parte de un grupo de intelectuales e ideólogos que pedían su salida, de los mismos se atreve a dar nombres. Cita al genial historiador y catedrático santandereano, Hugo Mantilla (q.e.p.d.), hombre integérrimo, impoluto - laureanista y condiscípulo de Álvaro Gómez -  quien lamentablemente terminó sus días en Suiza en el exilio, país que lo acogió generosamente y lo adoptó como ciudadano suizo; allí murió con dolor de patria soñando con una Colombia sin corrupción y a causa, principalmente, de las amenazas que recibió contra su vida en el mismo fatídico gobierno de Samper.

Menciona también a los honorables: el estadista Victor Mosquera Chaux, a Luis Carlos Sáchica, Jesús Bejarano, Alejandro Ordoñez, Plinio Apuleyo, Enrique Gómez Hurtado, entre otros.  No deja por fuera al Dr. Alfonso Valdivieso, Fiscal de ese entonces y califica de débil su investigación a los supuestos golpistas, los que parece existen solo en la estropeada mente de Samper.

Tampoco cree en el nuevo Fiscal Barbosa quien tiene como tarea perentoria, reactivar la investigación sobre el magnicidio, ojalá éste desengavete las múltiples pruebas.

En respuesta a semejantes declaraciones, con razón la familia Gómez a través de su representante el abogado Dr. Enrique Gómez, se manifestó en total desacuerdo con la inverosímil tesis de Samper, a la que tildan de fabulesca. Según el abogado Gómez, hay pruebas de la participación del estado en el atentado en el que murió Álvaro Gómez y una correlación entre narcotráfico y gobierno.

Amanecerá y veremos sí, el ex presidente seguirá tan campante por doquier con su rabo de paja sin chamuscársele.  ¡No se arrime a la hoguera! … Dr. Samper.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Se llenó de aviones el cielo colombiano

Se llenó de aviones el cielo colombiano

La hora de la verdad para las Fuerzas Militares

La hora de la verdad para las Fuerzas Militares

Nota Ciudadana
La corrupción también es su culpa

La corrupción también es su culpa

Nota Ciudadana
La guerra detrás del reclutamiento de menores en Colombia

La guerra detrás del reclutamiento de menores en Colombia