Opinión

“La única iglesia que ilumina es la que arde"

Las iglesias se siguen quemando, la violencia las sigue arrasando, y 73 años después del bogotazo no hay una política nacional de preservación de archivos

Por:
junio 05, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
“La única iglesia que ilumina es la que arde
Monseñor Elkin Fernando Álvarez, secretario de la Conferencia Episcopal: la Iglesia está en mora de dar una solución efectiva e inmediata al problema de los archivos

73 AÑOS TRAS EL BOGOTAZO, Y LA IGLESIA CATÓLICA NO HA HECHO UNA POLÍTICA NACIONAL DE PRESERVACIÓN DE ARCHIVOS

Con el bogotazo (1948), se quemaron varias oficinas de la Arquidiócesis de Bogotá y el país sufrió con ello la pérdida de numerosos libros de bautismos, matrimonios y defunciones donde reposaba la base de numerosas fuentes para la historia. Los archivos, ya lo dijo Emmanuel Hoog, son la base de nuestra civilización. Sin memoria histórica, no hay civilización y la base de toda civilización son en parte importante sus archivos históricos.

CALAMITOSAS HISTORIAS EN LA PROVINCIA

También acontecieron otros incendios y tomas guerrilleras que arrasaron con libros de miles de familias en la provincia. Desde el de la parroquia de La Natividad de Nuestra Señora de Natagaima, hace más de 100 años (en 1915); hasta el de Nuestra Señora de Prado durante el año en curso (2021). Pérdidas por acciones bélicas, como las de Algeciras, Huila (1999 y 2000) y la de la iglesia de Bojayá, Chocó (2002), por citar algunos ejemplos. Pese a tantos fenómenos amenazantes y experiencias dramáticas, la Iglesia Católica de Colombia no ha sido capaz de generar una política nacional de preservación de archivos parroquiales en 73 años.

AMENAZA LATENTE

El orden público y el inexorable paso del tiempo amenazan con destruir en 2021 más de 10 mil archivos parroquiales correspondientes a 1123 municipios colombianos que podrían contener unos 500 millones de documentos con la historia de las familias colombianas.

Iglesia de Bojayá, toma guerrillera de 2002

Feministas bajo la consigna de “la única iglesia que ilumina es la que arde” prendieron fuego el 8 de marzo a la parroquia de San Francisco en el marco de las manifestaciones del 8 de marzo de 2021. Esto tampoco fue motivo suficiente para facilitar una política de preservación efectiva e inmediata:

Feministas prenden fuego a la parroquia de San Francisco

¿Y SI LO HACE EL ESTADO?

La ley 92 de 1938 dice en su artículo 19:  

“La falta de los respectivos documentos del estado civil podrá suplirse, en caso necesario, por otros documentos auténticos, o por las actas de partidas existentes en los libros parroquiales, extendidas por los respectivos curas párrocos, respecto de nacimientos, matrimonios o defunciones de personas bautizadas, casadas o muertas en el seno de la Iglesia católica, por declaraciones de testigos que hayan presenciado los hechos constitutivos del estado civil de que se trata, y, en defecto de estas pruebas, por la notoria posesión de ese estado civil”. 

Así es como dichos archivos eclesiásticos tienen un carácter público; y la Ley 594 de 2000, reglamentada por los Decretos Nacionales 4124 de 2004, 1100 de 2014, contempla en su artículo 14:  

La documentación de la administración pública es producto y propiedad del Estado, y éste ejercerá el pleno control de sus recursos informativos. Los archivos públicos, por ser un bien de uso público, no son susceptibles de enajenación”.

En tal sentido, los archivos de la Iglesia Católica son más que de la feligresía (que somos todos los que nacimos en esa fe y tenemos nuestros ancestros católicos bautizados en esos libros), del Estado colombiano. Pero el Estado respeta su autonomía para no tener que hacerse cargo de su Preservación; y la feligresía a su vez, ha buscado que un juez los declare propiedad del Estado para exigirle a la Iglesia su divulgación.

No hay una sentencia o un precedente judicial definitorios, aunque sí hay demandas en curso. Lo cierto, es que la Iglesia podría estar sujeta a tener que derogar la Ley 594 de 2000 y la ley 92 de 1938 para poder ejercer la autonomía administrativa sobre sus archivos a partir del esperado fallo. Sin embargo, el fallo debería conminar al Estado a preservarlos y divulgarlos a través del Archivo General de la Nación. La Iglesia viene siendo como un notario. El notario cuida los archivos, da fe de su autenticidad, sirve a la comunidad cuando esta se los exige, pero no es el dueño de los archivos.

UNA CONFERENCIA EPISCOPAL DIVIDIDA

Conferencia Episcopal

El día miércoles 2 de mayo, me reuní con monseñor Elkin Fernando Álvarez, arzobispo de Sta. Rosa, secretario de la Conferencia Episcopal y con el Pbro. Jorge Bustamante, secretario adjunto de la Conferencia, por iniciativa de Su Eminencia Reverendísima, el cardenal Rubén Salazar Gómez. El tema fue este. ¿Qué pasó?

LOS DICASTERIOS

En dicha reunión pude entender que la Sta. Iglesia Católica tiene dos inconvenientes para facilitar la preservación: 1. El Dicasterio de la Congregación del Clero emitido el 5 de abril de 2008 (#20080365); y 2. El Dicasterio del 17 de noviembre de 2014 (#20143784). En estos se prohíbe al episcopado colombiano, negociar con FamilySearch, la única entidad que cuenta con recursos para preservar los archivos a cambio de la divulgación en su página web, porque simplemente son mormones y utilizan estos archivos para bautizar sus muertos.

Yo le expresé respetuosamente al secretario de la Conferencia Episcopal, que parece que los líderes de nuestra amada Iglesia Católica, sufrieran de falta de fe, al preocuparse de lo que hagan en otras religiones. Le expresé, “si creemos en nuestra fe lo suficiente, no debería ser este un motivo de preocupación; ¿qué efecto espiritual hay si bautizan nuestros seres amados en otra fe después de muertos?”. Pero la respuesta fue que ellos tienen tanta fe, que eso les preocupa. ¿Podría revisar esto Su Santidad el Papa Francisco, para saber qué opina? Sería muy útil que la Conferencia Episcopal envíe este artículo al Vaticano.

También me dijeron que no era cierto que en 73 años no hubieran hecho nada por preservar los archivos. Que los han facilitado a FamilySearch para su rescate. Creo que no se puede usar el mismo argumento que rechazan para justificar la preservación. Además no se ha hecho como una política nacional de preservación, sino que han sido algunos obispos que lo han permitido basados en su autonomía.

SOLUCIONES RESPETANDO LOS DICASTERIOS

  1. EL AGN

Les dije que el Archivo General de la Nación, podría firmar dicho convenio, y si no cuenta con recursos, podría gestionarlos con el sector privado, pero a la Iglesia le vuelve a preocupar que al escanearlos, dichos archivos terminen en manos de FamilySearch.

  1. LA PRIVACIDAD

Para resolver el problema de la privacidad, FamilySearch ofreció negociar un límite temporal  para  la divulgación de partidas de bautismo, matrimonio y defunción, que permita la protección de datos personales de los fieles, de acuerdo con la legislación de protección de datos (Ley 1581 de 2012) e incluso reparar los errores de divulgación de los convenios anteriores, limitando la difusión de partidas al año de 1901 (nadie tiene 120 años en Colombia). Creo que es un gran argumento.

FENOMENOLOGÍA DE LA PROBLEMÁTICA

Fenomenológicamente hablando:

  1. Cada millón de archivos salvados tiene un costo aproximado de $330 millones de pesos. La Sta. Iglesia Católica no cuenta con la disponibilidad presupuestal.
  2. Si hacen, como les propuse, una Fundación para la Preservación y Divulgación de sus propios archivos, es difícil que se consigan suficientes recursos (a través de convocatorias, como las del Ministerio de Cultura o la de archivos Mapfre) para escanear todos los archivos del país en menos de 100 años.
  3. El Archivo General de la Nación tampoco cuenta con los recursos para hacerlo, y no hay una sentencia judicial que los declare patrimonio del Estado y obligue a la República a preservarlos. Ojalá esto sucediera.
  4. Por ende, la única opción que tenemos es FamilySearch, pero han cerrado la puerta por los Dicasterios. Y es entendible, pero, ¿por qué no tratar de revisarlos sentándose el Episcopado con el Vaticano y resolver el tema? ¿O buscar una financiación directamente del vaticano?
  5. La solución que la Sta. Iglesia Católica escoja, pero que sea pronta y que sea efectiva.

LA PROPUESTA DE LOS MORMONES

Financian estos proyectos para bautizar muertos en su fe. Sí debería haber un consentimiento de los descendientes en su totalidad para ello. No creo que esto tenga ningún efecto sobre los muertos de mi fe, pero me parece irrespetuoso que jueguen con su memoria para “bautizarlos” en otra fe. No tienen el consentimiento de los muertos, pero tampoco piden el de la totalidad de los vivos. No tengo problema con los “efectos espirituales” de que bauticen a mis tatarabuelos que recibieron óleo y crisma al nacer y los sacramentos al morir como católicos, pero lo mínimo es que pidan permiso. Supongo que yo no lo daría.

Ahora, el dinero sale de los diezmos de sus fieles y las partidas son puestas de manera gratuita y a disposición de cualquier persona independiente de su fe en la plataforma www.familysearch.org. Esto ha generado algunas suspicacias por parte de los opositores de la Iglesia al proyecto, sin embargo las experiencias demuestran que el beneficio es importante: preservar nuestros archivos históricos.

GENEALOGÍAS COMO OTRA ALTERNATIVA DE PRESERVACIÓN

¿Y si hacemos libros de genealogía con lo que ya hay? Los judíos tienen sus genealogías (que incluso aparecen en los libros de la Biblia); los primeros católicos las tuvieron también (tratados antiguos y medievales elaborados por D. Luis de Salazar y Castro, D. Gonzalo Argote de Molina, D. Alonso López de Haro, entre muchos otros y mucho más antiguos); en el Nuevo Reino de Granada (actual Colombia) también tuvimos al tratadista genealógico Flórez de Ocáriz quien hizo sus libros con igual ayuda de la Iglesia; posteriormente, vinieron arzobispos como monseñor Restrepo y monseñor De Brigard que colaboraron activamente con la divulgación del contenido de estos libros (gracias a la labor de José María Restrepo Sáenz y Raimundo Rivas de Zubiría, la base del grupo de investigadores del mismo nombre que ya han hecho 8 tomos de Genealogías de Santafé de Bogotá donde no solo aparecen las familias ricas, sino todas las raizales de la capital); mismo caso que ocurrió en Antioquia con la ayuda ofrecida por parte de la Iglesia al investigador don Gabriel Arango Mejía; en Popayán del arzobispado a don Miguel Wenceslao Quintero; en el Huila a don Francisco de Paula Plazas; en Caloto a don Mariano Sendoya; en el Caribe a don Pastor Restrepo Lince; yo mismo también he recibido la ayuda de S.E.R. Rubén Salazar Gómez para escribir mis libros.

LA EXPLOSIÓN SEFARDITA

A partir de la ley española 12 de 2015 y del decreto ley 30A de 2015 de Portugal, los colombianos pueden presentar su genealogía para acreditar orígenes judíos y pedir su pasaporte europeo. Son leyes de reparación por la persecución inquisitorial contra sefarditas por “delitos de fe”, los cuales se vieron obligados a huir y abandonar sus casas, rehaciendo su vida en otras tierras. España ya cerró sus puertas, Portugal las tiene abiertas indefinidamente.

LEYES PEREGRINAS

Creo que la ley de reparación a descendientes de judíos del Holocausto en Alemania, lleva razón. Pero una reparación 400 a 700 años después, para descendientes de sefarditas es absurda. Lo único importante es que facilitan la igualdad a los latinos, concediendo pasaportes europeos. ¿Por qué absurda? Puedo afirmar 1. Que no me duele en lo más mínimo que la Iglesia Católica haya quemado los huesos de mi ancestro Hernando de la Fuente después de muerto hace 500 años por ser judío (parecido a lo que ocurre con los bautismos posmortem de FamilySearch); 2. Que ser judío no es un asunto de sangre, sino tener fe en la Torá y guardar sus principios. 3. El creer que ser judío es un asunto de sangre, es propio de grupos ortodoxos judíos, tan nazistas como el mismo Hitler, que creen que solo aquel que desciende por su madre de un judío puede ser reconocido como tal en esta fe; 4. Promover una ley que considera tal cosa, donde se le da al aspirante un certificado de sefardita a través de Sinagogas, es apelar a ese concepto fascista de la sangre sobre la fe, y no de la fe sobre la sangre; 5. La reparación podría hacerse sin tener en cuenta la sangre, y más bien haciendo un llamado al respeto de la diferencia de fe. Por último, lo que tiene a favor la ley, es que le digamos a las religiones y países del mundo: Tolerancia. Esto no puede volver a pasar. No debe haber delitos de fe, ni persecuciones por libertad de creencias.

FIN DEL RACISMO

Supongo que si todos los colombianos conociéramos nuestra genealogía, se acabaría el racismo al darnos cuenta de que todos descendemos de los mismos conquistadores y de los mismos caciques: no había mujeres españolas en el 1500 y no llegaron hasta 100 años después; gracias a ese primer centenar de años, todos descendemos del mestizaje, incluyendo las familias más elegantes de la Costa y de Popayán. Todos, sin excepción, podríamos apelar a nuestra condición de mestizos para hacer parte de los beneficios del CRIC o de otros resguardos, incluyendo a la “gente de bien” que dispara en Cali contra los manifestantes indígenas, que también son mestizos. La Iglesia podría tomar un papel activo resolviendo este conflicto apelando a estas soluciones, que no necesariamente dependen de FamilySearch. Yo sería el primero en donar a la Iglesia para que se haga la tarea de preservar sus libros y promover en la prensa que otros hagan el mismo donativo. Es importante recordarles, que no habrá autonomía administrativa sobre archivos convertidos en polvo o en ceniza si no facilitan un médico a ese paciente terminal. El rescate urge y el país lo necesita. Por ahora, lo único que podemos hacer es divulgar esta problemática para conminar a la Conferencia Episcopal a darle una solución efectiva e inmediata.

La paz sea con ustedes.

-.
0
1400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Falsas disculpas de María del Pilar Hurtado y papeles que explotan – Duélale a quien le duela

Falsas disculpas de María del Pilar Hurtado y papeles que explotan – Duélale a quien le duela

De la burda, acientífica y estúpida censura de Facebook

De la burda, acientífica y estúpida censura de Facebook

Test: Qué tan mal colombiano soy

Test: Qué tan mal colombiano soy

Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara no fueron revolucionarios

Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara no fueron revolucionarios

¿Quiénes pueden migrar a Portugal? (III)

¿Quiénes pueden migrar a Portugal? (III)

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal? (II)

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal? (II)

Las cuatro tragedias de Gigante en el 2021

Las cuatro tragedias de Gigante en el 2021

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal?

Las familias colombo-sefarditas, ¿quiénes pueden migrar a Portugal?