Opinión

La sexualidad de la naturaleza

María Fernanda Cardoso, la genial bogotana que tiene su ´Circo de pulgas ´en Tate Gallery de Londres, ha estado en la Opera de Sidney, el Centro Pompidou, el MoMA, ,ahora exhibe ´”Naturaleza” en Houston

Por:
octubre 10, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La sexualidad de la naturaleza

A las clases en los Andes llegaba María Fernanda Cardoso con una bolsa de agua que mantenía en la mano durante horas. Ese acto tampoco la distraía del tema que estábamos tratando. Lo hacía porque estaba realizando, por esa época,  una investigación para su tesis de grado. Y esa constancia investigativa y práctica estética la ha llevado muy lejos. Es una artista importante en Colombia, en Australia y en el mundo. El pasado 6 de octubre inauguró la exposición Naturaleza en la galería Sicardi en Houston, Texas.

María Fernanda Cardoso es una mujer genial que nació en Bogotá en 1963 de padres arquitectos, por eso su primera elección fue la arquitectura, después pasó a Bellas Artes en la Universidad de los Andes. Con el tiempo y frente a la realidad colombiana y ganándose becas emigró a estudiar y a enseñar a los Estados Unidos y hoy vive en Sidney, Australia.

En el Circo de pulgas amaestradas hay bailarinas, equilibristas y "pulga bala"

En su largo proyecto del Circo de pulgas, produce un espectáculo-instalación donde la artista es una domadora que conoce las habilidades y comportamientos de los diminutos actores. Corrige sus debilidades con pequeños instrumentos que ayudan a la presentación. En el Circo de Pulgas Cardoso tenía todo un elenco representativo del universo circense: “la pulga bala” que sale de un cañón diminuto y saltaba mil veces menos de lo que lo que ella sola podía lograr.  No faltó la bailarina que, vestida con el rigor del  tutú, baila sobre una cuerda, o la pulga que camina hasta llegar a la cima del Monte Everest. Todo este andamiaje significó también un estudio dispendioso de la historia de los circos.

También experimentó el mundo del micro con microscopios y los lentes con el mundo macro del espectáculo que realizó con el video artista Ross Rudeshef. Todos los museos del mundo querían la exposición pero María Fernada Cardoso ya tenía otras investigaciones en mente. Estuvo en lugares como el Festival Fringe de Edimburgo, la Ópera de Sydney, el Centro Georges Pompidou, el Festival de las Artes de Atlanta, el Taller y Museo de Telas y el Exploratorium de San Francisco. En 2003 representó a Colombia en la Bienal de Venecia. La obra sobre el Circo de Pulgas la compró la Tate Gallery de Londres.

 

Los círculos de sapos. la morfología después de la muerte

Después vinieron los cementerios verticales donde flores artificiales en la pared simbolizan la vida y la muerte  que sigue quedando en la continua guerra en Colombia. La mostró especialmente el Museo de Arte Moderno de Nueva York y continuó con los animales disecados. Los círculos enormes de sapos, le dan una continuidad a la morfología que vive rígida después de la muerte.

 

Alas de mariposas disecadas, el color circular

Con las mariposas disecadas que encuentra en Londres, realizó un bello proyecto con las alas. El color circular da la continuidad a meticuloso instante. Cardoso también utiliza las lenguas, son un exacto mundo del arte geométrico.

Del mundo amazónico quiso representado con la instalación de figuras de pirañas. Y en su empaque de “souvenir” para turistas, quedó el registro indeleble de la voracidad salvaje del comportamiento de un pez que, en cardumen devora seres humanos.

 

Constelaciones de estrellas de mar

Australia es para ella su segundo lugar por lo tanto el mundo marino hace parte de su imaginación creadora. Le interesa la geometría de las constelaciones de las estrellas de mar o los círculos perfectos de la geometría de los pequeños caballos de mar.

 

De la serie Órganos Copulatorios

Con la prestigiosa fundación suiza Daros, en Rio de Janeiro empezó patrocinada como investigadora científica donde siguió de cerca no solo el comportamiento del vegetal que continuó después con la interpretación del acto reproductivo de las plantas con su serie más reciente que tituló  “Órganos Copulatorios” que lleva la sigla de un museo MOCO, que muestra la magia de la vida misma.

 

 

-.
0
2301
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cómo entender la barbarie

Cómo entender la barbarie

Lo siempre imposible de Gonzalo Fuenmayor

Lo siempre imposible de Gonzalo Fuenmayor

La seducción y la ironía

La seducción y la ironía

Botero, un seductor de la sensibilidad

Botero, un seductor de la sensibilidad

El hombre que cambió el destino

El hombre que cambió el destino

De heroína muda a reina del Pop

De heroína muda a reina del Pop

Verbo América

Verbo América

La construcción de lo americano

La construcción de lo americano