La remodelación de un parque por la que se tumbaron dos símbolos de paz

La tarima y el ringlete de Aguachica, testigos de la primera consulta popular por la paz en el mundo, al parecer fueron derribados sin mayor contemplación

Por: Euclides Alsina Granados
septiembre 22, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La remodelación de un parque por la que se tumbaron dos símbolos de paz
Foto: And1891 - CC BY-SA 4.0

Rasga las vestiduras porque derriban la estatua de un verdugo histórico. Pues deben saber que existe silencio cómplice de esos mismos actos, incluso con inauguración incluida cuando hablando de desarrollo arremeten contra monumentos culturales arraigados en las comunidades y originarios de procesos nativos.

En Aguachica, sur del Caribe, aduciendo que es necesario permitir el desarrollo, intencionalmente el gobierno municipal anterior (de tradición conservadora) asumió la remodelación del parque central demoliendo la tarima y el ringlete, testigos mudos de la primera consulta popular por la paz en el mundo, realizada el 27 de agosto de 1995.

A pesar de la advertencia pública que hicieron dos periodistas, Euclides Rafael Alsina Granados y Daynis Pelaez Cardoza durante un mes consecutivo en una emisora local para evitarlo, aduciendo la importancia histórica y la necesidad de conservar esos símbolos de paz, fueron derribados sin piedad y sin contemplación alguna; en flagrante desafío a quienes como autores de la época asumieron el riesgo de convocar a los ciudadanos a depositar su voto, rechazando la violencia y convirtiendo a Aguachica en un municipio modelo de paz.

A la fecha no hay investigación y mucho menos que autoridad alguna por oficio hubiese asumido aperturar un proceso judicial contra el o los responsables. ¡Oh, qué ironías!

Ignorantes de nuestra historia o simplemente serviles de gobiernos ultraderechistas ponen el grito en el cielo, pidiendo judicializar a valerosos y valientes ciudadanos que asumen reivindicar la imagen de sus verdaderos héroes.

En el caso de Aguachica fue el mismo gobierno legítimamente constituido representado en un alcalde el que actuó arrasando el legado de paz instaurado por el constituyente primario. Nada ha pasado ni pasará. Lo mínimo sería que desde el mismo gobierno nacional, en un acto público de desagravio trasmitido en directo por radio y televisión, se pida perdón ante semejante ofrenda (sin embargo, esto no tiene la más mínima importancia) y se descubra una réplica de la tarima y el ringlete, restaurándolos en el mismo sitio.

Este caso específico bien puede convertirse en una deuda social impagable anteponiendo la trascendencia histórica y filosófica de un proceso ciudadano ejemplo digno de relevancia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La matanza de los hermanos León

La matanza de los hermanos León

La maestra de Aguachica que quieren matar por evitar que sus alumnos pasen hambre

La maestra de Aguachica que quieren matar por evitar que sus alumnos pasen hambre

Nota Ciudadana
Video: Niños de Aguachica humillados por un plato de comida

Video: Niños de Aguachica humillados por un plato de comida

Nota Ciudadana
El fraude en la alimentación de las escuelas y la indignación de los colombianos

El fraude en la alimentación de las escuelas y la indignación de los colombianos