La Quinta Teresa se ahoga en manos de Sylvia Corzo y el gobernador Edgar Díaz

El tradicional edificio de Cúcuta en cabeza de la hermana del senador Juan M. Corzo en el que MinCultura invirtió $3700 millones no despega como centro cultural

Por:
agosto 21, 2015
La Quinta Teresa se ahoga en manos de Sylvia Corzo y el gobernador Edgar Díaz

La Quinta Teresa, uno de los edificios más queridos y tradicionales de Cúcuta, tenía que estar en el plan de recuperación patrimonial del Ministerio de cultura. La ministra Mariana Garcés no lo dudó y canalizó una inversión de $ 3.700 millones para restaurar y  darle vida al valioso edificio republicano construido en 1893.

Localizado en el corazón de Cúcuta estaba destinado a ser un epicentro cultural y por esto el Presidente Santos asistió a su reinauguración el 6 de febrero de 2015. Una  señal de su compromiso con la cultura y con Norte de Santander y además la tierra de su ministro del interior Juan Fernando Cristo quien no estuvo presente pero sí la ministra de Cultura, Mariana Garcés y la canciller María Ángela Holguín quien presentó en el mismo evento el libro Las fronteras de Colombia. El alcalde de Cúcuta Donamaris Ramírez  el  gobernador Edgar Diaz, quien quedó como responsable de la Quinta por cuenta de la gestión del senador el conservador Juan Manuel Corzo, el artífice de que la emblemática casa dependiera de la gobernación como compensación al apoyo que le dio a Diaz. El compromiso del gobernador frente al Presidente y a la ministra Mariana Garcés fue el de asegurar el presupuesto  y la estructura administrativa  necesaria para la nueva vida del edificio como un revitalizado motor cultural de Cúcuta.

santos-quinta-teresa-mincultura

En la inauguración de la Quinta, estuvo el Presidente, la ministra de Cultura y la canciller en febrero de 2015.

Pero arrancó mal. El plan de Corzo con la Quinta Teresa estaba calculado. Desde el año anterior el gobernador había nombrado a  su hermana Sylvia como secretaria de cultura con lo cual tendría bajo su mando el recién inaugurado edificio. Su pasión por la política se vio truncada cuando, después de haber sido diputada de la  Asamblea del departamento en dos oportunidades, fue destituida por el Tribunal Administrativo de Norte de Santander señalada de direccionar recursos públicos para financiar la campaña de su hermano cuando éste llegó por primera vez a la Cámara de representante en el 2002. Le dio entonces un giro a sus actividades hacia el diseño de interiores en el sector privado. Llegó sin experiencia en el sector cultural y con una única credencial: el respaldo político de su hermano Juan Manuel.

Las respuestas de la directora de la Quinta, declarada Monumento Nacional por el gobierno de Ernesto Samper en el 1996, a las preguntas por la programación, las actividades, el respaldo administrativo y presupuestal del centro no fueron otra cosa que la constatación de unas limitaciones que se agravan si se tiene en cuenta la inferioridad con la que el gobernador Diaz ha tratado el tema de la cultura durante sus tres años de gobierno. Nada parece interesarle a excepción del programa de recuperación de la lengua Bari que escasas familias motilonas aún la hablan, y que el ministerio de cultura también se ha propuesta contribuir a preservar dentro de un amplio programa de protección de cultura inmaterial.

La Quinta Teresa después de la millonaria inversión quedó adscrita a una Secretaría que cuenta con ocho empleados de planta –la secretaria Sylvia Corzo, su chofer, su asistente, dos mensajeros y dos supervisores- y un exiguo presupuesto que proviene en su totalidad de la estampilla Pro-cultura. El gobernador Díaz no dispuso de un solo peso del presupuesto departamental de libre destinación con lo cual todas las actividades culturales quedaron  amarradas a un presupuesto con destinación específica como es el de la estampilla, que dificulta su ejecución.

A pesar del compromiso presidencial para el año entrante, en el 2016 nada habrá cambiado y no hay previstos recursos de la gobernación para su funcionamiento como centro cultural. Los $2.101 millones destinados para la cultura provenientes de la estampilla corresponde al 1.3% de los recursos anuales de la gobernación de Santander del Norte que son de $ 567 mil millones.

Presupuesto 2016

Presupuesto 2016

La secretaria de cultura cuenta con un  limitado presupuesto cercano a los $1500 millones para irrigar todo el departamento. Entre ellos está el vigilante que la cuida, el único interlocutor con que cuentan los visitantes para informarse de las eventuales actividades que se desarrollen.

Cuarenta contratistas se ocupan de los programas de los 40 municipios casi todos apartados a lo largo de Norte Santander, un departamento con malas vías de comunicación en una de las regiones más golpeadas por el conflicto, con lugares emblemáticos de violencia como Tibú y La Gabarra; un departamento en el que la cultura podría contribuir significativamente en la reconstrucción del golpeado tejido social.

Nada indica que las cosas cambiarán con la llegada de un nuevo gobernador el próximo octubre. Ninguno de los candidatos ha expresado compromiso alguno con la cultura y el más opcionado, William Villamizar del Partido de la U, quien intenta repetir después de haber dejado un rastro cuestionado como gobernador durante el gobierno de Alvaro Uribe con 42 investigaciones abiertas en la Procuraduría y tres procesos penales por el caso de Confanorte, los recursos para la adecuación de vías por la ola invernal y la reconstrucción de Puente León. Cuenta con la ventaja del ser el candidato del Presidente Santos de quien fue gerente en Santander de la campaña reeleccionista y además  es aliado de Edgar Diaz, con lo cual difícilmente lo derrotará a Juan Carlos Garcia Herreros, proveniente de una tradicional familia conservadora.

Han pasado cinco meses desde la reapertura de la Quinta Teresa y ni las instrucciones del presidente Santos ni las de su benefactora que hace casi un siglo ordenó utilizarla para irrigar cultura y educación,  se están cumpliendo, para tristeza de los cucuteños.

-Publicidad-
0
8126
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los hornos donde los paracos quemaron gente en Cúcuta

Los hornos donde los paracos quemaron gente en Cúcuta

Venezuela y la región no está para juego de guerra

Venezuela y la región no está para juego de guerra

Nota Ciudadana
En Cúcuta inauguran una discoteca en donde se rinde tributo a Escobar

En Cúcuta inauguran una discoteca en donde se rinde tributo a Escobar

Nota Ciudadana
'Cúcuta sí es un peladero'

'Cúcuta sí es un peladero'