La dura pugna entre Germán Navas Talero y Jennifer Pedraza

“Que vergüenza que esta vendedora de piñatas de bazar de pueblo sea representante a la Cámara", tuiteó el excongresista sobre la joven

Por: César Augusto Patiño Trujillo
enero 20, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La dura pugna entre Germán Navas Talero y Jennifer Pedraza

Me duele haber votado alguna vez por el señor Germán Navas Talero. Me avergüenza saberlo parte de los movimientos de izquierda en Colombia, esos que se apoderan de las banderas del progresismo, la democracia y de los derechos fundamentales. Me aíra saber que ha sido un respetado maestro de la Gran Colombia, universidad de la que fui docente y que quiero y respeto de forma especial. Me hace sentir rabia por haber sido un adalid del petrismo durante la campaña. Me da pena que un hombre de esos quilates haya convertido un tuit aberrante en aquello que ha borrado de un plumazo la grandeza de un patriarca venido a menos por su postura machista, indecente y clasista. Un lobo vestido de oveja, un pseudodemócrata camuflado muy exitosamente dentro de los nombres que empuñaban las armas de la democracia.

Traté varias veces a Navas. Es un hombre inteligente, sabedor de su disciplina, de un carácter y temperamento recios. Alguna vez una ciudadana opositora le gritó en el barrio El Perdomo unas vergonzosas palabras para aducir que todos los políticos eran la misma cosa. Rojo de la ira increpó y exhortó a la respetable señora que a él no lo echara en el mismo saco y le exigía —pues ella participaba de la reunión liderada por el ala polista del MOIR que acompañaba a Jorge Enrique Robledo al Senado— que no votara por él, ya que no necesitaba su apoyo.

Allí conocí su nulo tacto para tratar a las personas, lo cual me dejó un poco avergonzado. Ese Navas Talero es el mismo que ha respondido de manera atrevida y francamente clasista a Jennifer Pedraza, una joven representante a la Cámara que se hizo popular como representante de estudiantes de la Universidad Nacional. La edad nunca ha sido sinónimo de sabiduría y con Navas me doy cuenta de que no ando equivocado. Erráticos quienes consideran que las canas de los cabellos patriarcales encarnan la sabiduría que deja los años y décadas vividas por quienes las poseen.

Mi pregunta para el excongresista polista es: ¿por qué razón ha querido comparar a Pedraza con una “vendedora de piñatas de bazar pueblo”? No se la propongo porque considere que sea malo vender piñatas en un bazar; más bien, porque la arremetida de nuestro bigotón patriarca contra la congresista es peyorativa, despreciativa de un oficio que, seamos sinceros, es hermoso por darle a nuestros niños alegrías infinitas en festejos diversos. Mi niñez se desenvolvió entre piñatas, confetis, confites y cachivaches que salían volando por los aires después del golpe final. Navas parece que nunca tuvo la gran oportunidad de reventar piñatas; ya entiendo su intolerancia con el otro.

Pero no es solo el hecho de aminorar el alegre oficio. El señor Navas, desobligante, califica peyorativamente a estas piñatas como de pueblo, mostrando de alguna manera el desprecio por aquello que no es la urbe. Es de esos políticos que seguramente nunca pudo disfrutar al pasar por alguna hermosa población colombiana. Le cuento al señor Navas que en 2021 estuve en un tour por pueblos santandereanos preciosos como San Gil, Barichara, Mogotes, Curití, Galán, El Socorro, Guane, Arcabuco, entre otros En pasadas vacaciones del año 2022, mi paseo fue por el Eje Cafetero (Aranzazu, Manizales, Neira, Quimbaya, Pereira, Armenia, zona rural de Cartago, allá en Piedra de Moler) y ha sido el mejor plan. Muy seguramente allí en esas poblaciones haya quien construya y venda piñatas para los hermosos niños de nuestra patria, mereciendo un premio por sembrar sonrisas en las fiestas variopintas que se celebran a diario a lo largo y ancho del territorio nacional.

Huir de la ciudad horrorosamente estresante, vivir en medio de la tranquilidad de la ciudad pequeña o de las poblaciones que invitan a respirar el aire puro e incluso, a la modorra como actividad plena para desconectarse de todo, no tiene precio. Eso usted, al parecer no lo ha vivido y concibe al pueblo desde la ignorante opinión de aquello atrasado e incivilizado, por lo tanto, inferior a la urbe, a la metrópoli.

Por otro lado, desprestigia los bazares de los pueblos. Los mercados populares que nos traen a la memoria los zocos árabes, o los mercados persas e hindúes, y que tiene como significado “lugar de precios” forman parte de la historia de las tierras nuestroamericanas. Han sido forjadores de la historia de los pueblos y… de las urbes. Del bazar como concepto genérico ha logrado desembocar a los bazares parroquiales que buscaban y buscan aún construir, mejorar o remodelar los templos, ¿de verdad nunca se ha comprado una empanada en algún bazar eclesiástico o ha asistido a uno genérico tan común y corriente en nuestra capital? Muchos hay regados por todo Bogotá.  Cómo ha desperdiciado buena parte de sus casi 82 años de vida.

Jenifer Pedraza, a quien Navas intentó maltratar, no creo que se pueda sentir ofendida por ello, pues acusar a alguien de “vendedora o vendedor de piñata de bazar de pueblo” es equivalente a acusar a quienes se dedican a esta actividad de algo indecente y despreciable, lo cual es absurdo y desobligante para con dichos microempresarios. Jenifer es una mujer inteligente y no creo que lo haya tomado personal. En cambio, el desprecio por el oficio, por la ruralidad colombiana y por la actividad comercial sí debería ser considerada como una vergonzosa ignorantada. Eso se le aguanta a un “iletrado”, pero no a un letrado como Navas Talero.

Si bien lo hecho por el exrepresentante es una falla ética importante, inexcusable a todas luces, la oposición antipetrista, alguna muy corrupta e hipócrita, ha salido a rasgarse las vestiduras. Cambio Radical, como siempre con su doble rasero, que además es rastrero, esgrime en Twitter que: “Cuando se conoció 'el Pacto de la Picota' la reacción de Petro fue nombrar al excongresista Germán Navas Talero como director jurídico de su campaña. Hoy volvimos a saber de él, pero por sus inaceptables ofensas a la Congresista Jennifer Pedraza. ¿La razón?, criticar a Petro” (@PCambioRadical).

Es claro que buscan relacionar la propuesta de perdón social como una propuesta inmoral con la atrevida salida en falso de Navas, y de quien estoy completamente seguro saldrá en algún momento a ofrecer caras excusas a Jenifer Pedraza y a Dignidad. Sin embargo, Cambio Radical jamás podrá comparar la falta de tipo ético de Navas con un partido que ha tenido cantidad de políticos delincuentes tras las rejas, sumando corruptos y parapolíticos. Sin excusar al octogenario político bogotano, lo que hace Cambio Radical, el partido más corrupto de las últimas décadas en este país, es totalmente politiquero; hace sentir asco total, porque parece que no conocieran la historia criminal y el dossier que ellos cargan como colectividad. Cambio Radical carece de sustancia diáfana y transparente, la historia reciente de la república me da la razón.

El error del gobierno Petro al elegir en un cargo a una persona acusada de delitos sexuales para representar a Colombia desde la embajada ante los Emiratos Árabes Unidos (por lo tanto, ética y moralmente impedida) fue el propulsor que dejó este malhadado accidente político en contra de una mujer joven, inteligente, estudiada y preparada para liderar procesos de tipo político en Colombia.

Esperemos que todas estas conductas reprochables, patriarcales y censurables, provengan de donde provengan, se denuncien en la escuela y la sociedad. Esto con el fin de que se utilicen para la formación de futuros ciudadanos e individuos que acepten bajo la luz ilustrada de la argumentación que todos los colombianos sin excepción alguna tenemos los plenos derechos de manifestarnos a favor de algo o alguien (en este caso, en contra de Víctor de Currea-Lugo, el designado embajador, acusado por presuntamente haber acosado y abusado de estudiantes mientras orientaba clases en las universidades Javeriana y Nacional) y que por esa razón no es dable el ataque lesivo de la dignidad ni de mujeres ni de hombres en franca rebeldía contra las tradicionales formas de acallar al otro cuando no se tienen los argumentos.

La designación de Currea-Lugo tendrá que ser revisada por el señor presidente Petro, porque no puede, en contravía a la naturaleza misma del Pacto Histórico (pensado y engendrado por el mismo titular del ejecutivo), permitir que se presenten contradicciones e incoherencias ante las banderas ideológicas que proyectan y materializan su programa de gobierno.

La designación que hizo Petro fue un error; el ataque insalubre de Navas contra Pedraza, una pedrada contra la dignidad y el honor de las víctimas; y la denuncia y firmeza de Jenifer, contrario a lo disparado por el impresentable patriarca, una postura y actitud valiente y honorable que pone en un sitial de honor a la joven mujer que se ha atrevido a enfrentar al macho ofendido, ojalá sigamos llevando al congreso gente valiosa como ella.

Finalmente, y acerca del acoso, fun-da-mental e im-pa-ja-ri-ta-ble investigar las denuncias que el exsenador Bolívar hizo contra el Congreso frente al tema de abuso de poder usado para acoso y abuso sexual en esa corporación; hacerlo podría destapar un escándalo inenarrable, donde el poder corrupto de algunos traspasa cualquier límite permitido de la ética y la moral. Se vislumbran nubarrones negros. No soy seguidor de las narconovelas de Bolívar, pero espero con gran deseo su Nido de ratas, que  seguramente mucho ruido hará cuando se publique.

Adenda. Se debe un artículo sobre el maltrato constante que se hace a los maestros provisionales desde los colegios distritales en Bogotá, no sabemos si con la venia velada de la SED, pues hoy en día cualquier cosa se puede dar desde los niveles centrales de las instituciones estatales, si no miren lo que ocurre en el Congreso.

El día 18 de enero se hizo un mitín para exigir respeto por la condición precaria de los maestros provisionales y por los más de mil docentes de planta sin carga. Mientras algunos directivos marranean con su micropoder contra sus compañeros, el nivel central, quien creo no ignora lo que ocurre en los planteles, voltea su mirada y se hace el desentendido, sobre todo porque 2023 es una fecha de elecciones regionales y necesitan detentar el poder con favores políticos. El abuso de poder se da en todo lado, sí queridos lectores, porque: “en todas partes se cuecen habas”.

-.
0
1400
Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Mataron al pelado que se metía con el alcalde: así fue el asesinato de Cristian en Ginebra, Valle

Mataron al pelado que se metía con el alcalde: así fue el asesinato de Cristian en Ginebra, Valle

La miseria que es trabajarle a Vive 100

La miseria que es trabajarle a Vive 100

El regreso de Armando Plata Camacho, el gurú de la radio musical en Colombia

El regreso de Armando Plata Camacho, el gurú de la radio musical en Colombia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus