La promesa cumplida del Partido Comunista de China: 100 años de poder

Gran celebración con banderas rojas y el discurso del presidente Xi Jinping en la plaza de Tiananmen donde alabó los logros y el ascenso "irreversible" de China

Por:
julio 01, 2021
La promesa cumplida del Partido Comunista de China: 100 años de poder

Se produjo un clamor mientras la multitud miraba al cielo y 30 helicópteros aparecieron sobre la plaza de Tiananmen, formando el número 100 para conmemorar el centenario del Partido el jueves 1 de julio. En su discurso, Xi Jinping alabó los logros y el ascenso "irreversible" de China.

El 28 de junio el presidente chino Xi Jinping atendió una impresionante gala artística en el Estadio Nacional de Beijing en celebración del centenario del Partido Comunista de China. La gala se llamó “La gran travesía” y trata sobre los acontecimientos de China desde julio de 1921 cuando 12 personas se reunieron clandestinamente en Shanghái para fundar lo que hoy es el único partido político del mundo que tiene 100 años, 72 en el poder, 93 millones de afiliados y una promesa política y social cumplida a los chinos de restablecer su dignidad, liberarlos de la dominación extranjera y el feudalismo, recuperar la soberanía y acabar con la pobreza. Se trataba de poner fin a la división nacional, el caos, el oprobio, la humillación y la postración cultural. Recuperar la dignidad nacional sería un camino mucho más largo y difícil que el trayecto desde la fundación del Partido Comunista hacia el poder.

El 5 de marzo de 1949, pocos meses antes de fundar la República Popular, el Partido Comunista se reunió en Xibaipo una aldea de la provincia de Hebei para evaluar la situación hacia la toma final del poder. En esa reunión Mao dijo que la victoria sería un logro del que se sentirían orgullosos pero que “resulta relativamente minúsculo, lo que aún está por venir será mucho más digno de nuestro orgullo”. Se trataba de la reconstrucción de la civilización de China alrededor del socialismo, única fórmula exitosa sobre todos los modelos que los patriotas chinos ensayaron desde 1842. Una civilización socialista basada en la prosperidad, la unidad nacional, la recuperación de la soberanía y garantizada por el poder para que ninguna potencia extranjera quiera revivir el pasado. Al final Mao dijo: “Podemos aprender lo que ignorábamos. No solo sabemos destruir el viejo mundo, sino que también sabemos construir uno nuevo. El pueblo chino no solo puede vivir sin pedir limosna a los imperialistas, sino que vivirá mejor de lo que se vive en los países imperialistas”.

En China hay una continuidad tanto en el sueño de recuperar su dignidad como en que los modelos occidentales sólo han servido para perpetuar la agresión y por eso China debe seguir su propio camino, no liberal, ni reformista, ni monárquico, ni parlamentarista, sino socialista al estilo chino, pensado en China y para los chinos, que se adaptara con el tiempo y que diera muestras de funcionar en la realidad, desarrollando la sociedad. Cualquier otra cosa era teoría sin sentido, si la gente no se beneficia no sirve.

En la antesala de “La gran travesía” se divulgó un documento titulado precisamente “La gente primero” que explica que la China de hoy, poderosa y esplendorosa como se ve, con su juventud orgullosa, global y tecnológica es el resultado de una elección histórica de los chinos por el liderazgo del Partido Comunista en el poder, que muestra un registro constante de éxitos sociales.

Esos éxitos son a la vez revoluciones. En política exterior, China ha representado una oposición al hegemonismo tanto durante la Guerra Fría como ahora. En la prosperidad, con una clase media de 450 millones de personas y una ruralidad sin pobres. En la educación, saltando del 10% al 100% en escolaridad. En la más impresionante transformación social y política de las mujeres, sometidas y sodomizadas en todo tipo de tradiciones feudales y vicios burgueses antes de 1949. En lo ambiental, jalonando la más importante transición energética de fósiles a renovables de cualquier país del mundo. La tecnológica, que define una nueva relación de las fuerzas productivas y los factores de producción no previstas cuando se formuló el marxismo.

Pero tanto socialmente, como económica y políticamente, el logro más impresionante es la erradicación de la pobreza luego de 72 años de esfuerzo, lo que indica la enormidad de la tarea que había por delante y que requirió el esfuerzo colectivo de cinco núcleos dirigentes porque a Mao le siguieron Deng Xiaoping, Jiang Zeming, Hu Jintao y Xi Jinping, cada uno con su aporte teórico sobre el socialismo con características chinas, actualizando y enriqueciendo la base teórica marxista.

Los pobres chinos dejaron de serlo para ser una clase media consumidora, que en algunos rangos de ingreso es muy sofisticada. 800 millones de pobres que pasaron al bienestar moderado de la clase media son una realidad tangible, una verdad enraizada en los hechos. Y desde otro punto de vista, es socialismo en marcha.

“La historia será nuestro testigo” le dijo Mao a Edgar Snow en 1965. Cien años después de fundado el Partido Comunista y 72 de la República Popular, Xi Jinping le muestra al mundo los resultados de un trabajo basado en una palabra anacrónica en Occidente: la “línea de masas”, una metodología de trabajo para mantener contacto permanente con la gente y saber dónde hay que hacer ajustes y cambios.

La línea de masas forma con otros valores que identifican a la nueva sociedad china, lo que en China llaman el “ADN rojo”. Xi Jinping dijo el 29 de junio que debían dirigirse hacia la meta bicentenaria, en la que la sociedad pasará de modestamente acomodada a una totalmente moderna que refleja el sueño chino del rejuvenecimiento nacional. Cumplida la primera promesa, está bien hacer una segunda.

 

Te puede interesar:

El poderoso presidente chino, Xi Jinping, se queda con el África

-.
0
1000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana

"El avión presidencial solo se lo prestan a Guaidó" la mezquindad del gobierno con los colombianos atrapados en China

Trump amenaza con romper lazos con China por pandemia y descarta hablar con Xi

Trump amenaza con romper lazos con China por pandemia y descarta hablar con Xi

Nota Ciudadana
¿El padre del neoliberalismo y el COVID-19?

¿El padre del neoliberalismo y el COVID-19?

Nota Ciudadana
El dedo acusador entre Estados Unidos y China con el coronavirus

El dedo acusador entre Estados Unidos y China con el coronavirus