La muerte del pan de 200 pesos

La aguapanela ha quedado viuda.

Por: Uriel Rodríguez Silva
junio 09, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La muerte del pan de 200 pesos

Con el aumento de precio del pan...

El desayuno quedó incompleto, la aguapanela ya no tiene con quién compartir. Su eterno amor ha dejado la mesa para nunca volver. El mendigo olvidará los 200 pa´l pan: su trabajo no será el mismo. Deberá levantarse más temprano y acostarse más tarde, ya no serán cuatro monedas de 50 las que deba reunir. El pan rollo de 200 ha muerto con mil arrugas, el blandito se desinfló y el calentano no dejará más boronas. Ni qué pensar del francés, con su porte refinado y elegante, no podrá ver más el atardecer.

El roscón de bocadillo de 500 estaba ahí, al lado de la tumba, a la espera de su cambio de precio. A la espera de su fin. La mogolla negra cada vez más quemada por el sol radiante que caía sobre su ser en los campos santos, seguía esperando que algún millonario decidiera comprar un pedazo de salchichón en la tienda de la esquina. Pero su optimismo se iba al suelo. Tanto tiempo de negra esperando su compañía también se agotaba. Una voz profeta en el fondo decía “Todos morirán, los de 500, los de 1000 y los baguette de 2800: Morirán muy pronto”

Fue la debacle para las grandes familias. Las cuentas no dan. Si con 2000 compro 10 panes para mis tres hijos, mi esposa y para mí. ¿Cuántos panes puedo comprar si ahora cuestan 300 cada uno? –Me tocará hacer dieta y que coman mis hijos. Replicó el padre de familia agobiado y melancólico por despedir a su amigo mañanero.

Dos huevos fritos llegaron con sus hermosos vestidos blancos y cremosos con ganas de llorar. Desde ese día no habrá en el mundo quién los acaricie más. La ceremonia había comenzado, el pan árabe, cano y duro, se dirigía al público con su discurso. “No importa de qué religión sean todos ustedes, mis queridos amigos. Hoy nos ataña el duelo y la tristeza. Nuestro fiel servidor, caliente y delicioso, ha dejado este mundo. Todos somos uno, que la levadura nos haga crecer en la fe de una larga vida. Aunque la harina esté costosa. Que los hornos enciendan todo su fuego en honor al pan de 200, que los panaderos sacudan sus delantales y que honren por un instante a ese dador de calorías y enemigo de escuálidas. Unamos nuestras voces y despidamos al mejor. Al infaltable. Al que hoy ha dejado la mesa y nunca más volverá”

La noche llegaba y las estrellas adornaban el cielo bogotano, todos se habían ido. Sólo quedaba doña aguapanela, morena con herencia caribeña lloraba a su amor. No había más opción: Pan de 200 ya estaba 10 metros bajo tierra. Su eterno amor, su cómplice. Los niños a lo lejos esperaban que no llegara el otro día: Salir para el colegio con la sola bebida no les daba felicidad. Los ancianos frente a su periódico, dejarían a un lado su caja de dientes. No tendrían necesidad de usarla más. Al comedor le sobraba espacio, las amas de casa decidirían poner un florero o una vela en su honor. Los encuentros íntimos entre Doña Aguapanela y Don Pan de 200 acabarían ahí. Por culpa de la harina, que muy envidiosa subió de estrato y de un zarpazo al pan de 300 parió.

Dale señor el descanso eterno. Que brille para don pan de 200 la luz perpetua.

-.
0
658
Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus