Opinión

La lenta desaparición de la sociedad patriarcal

El marco patriarcal desaparece más rápido en las leyes que en la vida diaria e Internet; eso es lo que se ve cuando se objetan las sentencias a través de debates en medios y redes

Por:
abril 17, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La lenta desaparición de la sociedad patriarcal
Subsiste la pregunta de cómo el uso del Internet puede crear mundos o relaciones virtuales que expresan, u ocultan, el machismo

Mucho debate se vive con posiciones de parte y parte respecto a los cambios en el modelo patriarcal de sociedad que nos había caracterizado.

El mundo y la humanidad no solo han evolucionado en cuanto a tecnologías.

Igual pasaron los tiempos en que por las condiciones del mundo físico y la etapa de la evolución del hombre, le correspondía al macho proveer para la unidad familiar enfrentando el mundo exterior y a la hembra el cuidado del hogar y la crianza de los descendientes.

El ser humano mismo ya no es ni siquiera el de hace medio siglo, no se diga lo diferentes que somos de nuestros ancestros.

Somos una especie nueva ya que nuestro entorno ha cambiado y nuestra naturaleza se ha adaptado a él.

Para comenzar el primer problema ya no es la supervivencia de la especie por vía de la reproducción natural sino por el contrario tenemos todos los mecanismos para lograr el control demográfico y existe la conciencia de que la multiplicación de la población es preocupante; las nuevas generaciones no asumen la necesidad de tener familia como elemento esencial de la vida y las clasificaciones sexuales contemplan más de dos posibilidades.

Al mismo tiempo se ha ajustado el marco que coordina las relaciones sociales, las reglas de convivencia que en nuestro medio son las Normas de Derecho .

Un interesante – tal vez angustiante- artículo de Cecilia Rodríguez en El Tiempo cuenta que para su reportaje sobre los sitios de encuentros en Internet le apareció que ya estos no se orientan principalmente a tener experiencias sexuales -sean estos para contactos sexuales o para charlas o ‘videocams’- sino que se vende el servicio de establecer un noviazgo verdadero (en el sentido de romántico y estable o continuo) con una pareja virtual que se construye a la medida del consumidor; ya desaparece no solo la familia como unidad de construcción de la sociedad, sino incluso la pareja.

Igual que nuevas condiciones jurídicas aparecieron a partir del momento en que se reconoció que los indígenas tenían alma, o cuando se renunció a la esclavitud, esa misma evolución ha propiciado modalidades de figuras del Derecho que reconozcan condiciones coincidentes con las realidades actuales.

En Derecho la forma en que pierde vigencia esa unidad familiar patriarcal como fundamento de la sociedad se ha reflejado en que toman importancia y relevancia los derechos de las partes que la conformaban. Por eso hoy sobre los derechos de la familia como entidad jurídica prevalecen los derechos de la mujer como ‘enfoque de género’ y sobre todo los derechos del niño. La sociedad patriarcal y su eventual deformación por el machismo residual son vistos como anacrónicos y contrarios a lo deseable (y así lo refleja la evolución de la jurisprudencia -v.gr. el pronunciamiento en la  T-462 de la Corte Constiucional-).

 

 

La sociedad patriarcal y su eventual deformación por el machismo residual
son vistos como anacrónicos, indeseables
y eso ya se refleja en sentencia de la Corte Constitucional

 

 

 

Subsiste la pregunta de cómo el uso del internet puede crear mundos o relaciones virtuales que expresan -u ocultan- ese machismo. Sea en un ‘noviazgo virtual’ o en una relación con una pareja real es posible asumir que el varón -o el padre o el patriarca- aún conserva los derechos familiares sobre los hijos o sobre la mujer. Ejemplo, cuando se acuerdan visitas y el padre no asiste pero obliga a la mujer a estar a disposición por si llega. O cuando se acude a la familia de la pareja para presionar acuerdos como si la mujer fuera apéndice de su familia.

El marco patriarcal desaparece más rápido en las leyes que en la vida diaria y la de Internet; y eso es lo que se está haciendo presente cuando se objetan las sentencias a través de debates en los medios de comunicación masivos y en las ‘redes’.

 

-Publicidad-
0
1810
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿De quién es la culpa?

¿De quién es la culpa?

La obligatoriedad de la doble instancia

La obligatoriedad de la doble instancia

Ahora todos nos odiamos y graduamos enemigos

Ahora todos nos odiamos y graduamos enemigos

¡A elegir lo más ‘puro’!

¡A elegir lo más ‘puro’!

La entelequia de la doble instancia

La entelequia de la doble instancia

Del pasado al presente: primer año de Duque

Del pasado al presente: primer año de Duque

¿Santrich, el personaje más importante de Colombia?

¿Santrich, el personaje más importante de Colombia?

Negativismo y negación

Negativismo y negación