La irresponsabilidad del papá del presidente durante la avalancha de Armero

Duque Escobar era ministro de Minas en la época que ocurrieron los tristes sucesos que aún acongojan a los colombianos

Por:
noviembre 14, 2020
La irresponsabilidad del papá del presidente durante la avalancha de Armero
Foto: N. Banks (United States Geological Survey)

El 13 de noviembre de 1985 dejó huella en Colombia. Ese día ocurrió la tragedia de Armero, que se estima que dejó entre 23.000 y 25.000 víctimas. La magnitud del desastre, como se sabe, fue tal que la noticia escaló al ámbito internacional. En consecuencia, el país recibió múltiples muestras de simpatía desde el exterior e incluso la posterior visita del papa Juan Pablo II, quien llegó a la zona del desastre el 1º de julio de 1986 y la declaró como campo santo.

Hoy, treinta y cinco años después, viene a la memoria de muchos que Iván Duque Escobar, el papá del actual presidente, era entonces ministro de Minas, cargo que ejerció entre 1985-1986. Ahora bien, se dice que científicos, vulcanólogos y distintas autoridades le advirtieron del riesgo inminente de la erupción del volcán y sus consecuencias sobre la población, pero él subestimó las alarmas.

Según Hernando Arango Monedero, exrepresentante a la Cámara por Caldas: "El ministro Duque Escobar me dijo simple y llanamente que yo era 'apocalíptico' y 'dramático' por decir que podía ocurrir una tragedia. Posteriormente, días antes de la avalancha, yo tuve oportunidad de solicitarle al ministro que pusiera unas alarmas, él me contestó que eran exageradamente costosas porque valían alrededor de US$ 2.000. Yo le sugerí que vendiera algunos de los automóviles del ministerio, pero lo tomó como un buen chiste o un llamado de atención que le estaba haciendo, y las cosas no fueron atendidas hasta que se produjo la catástrofe".

Ya todos sabemos lo que pasó. Aun así, después de los tristes sucesos, Duque Escobar le afirmó a El Colombiano en el 2010 lo siguiente: "Yo creo que el gobierno, en la medida de sus posibilidades, hizo todo lo que pudo", cosa que contrasta con lo que vivieron quienes sintieron en carne propia la destructora avalancha. Además, señaló que "lo más grave de todo es que la población no atendió el llamado que se le hizo por parte de las autoridades civiles, incluso eclesiásticas y militares".

-.
0
18800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Hablemos un poco sobre el fin del mundo

Nota Ciudadana
La avalancha de Armero: Sepultados vivos

La avalancha de Armero: Sepultados vivos

Duque niño, se estrena en política

Duque niño, se estrena en política

El fantasma de Turbay Ayala que ronda la Casa de Nariño

El fantasma de Turbay Ayala que ronda la Casa de Nariño