La invasión, el barrio de los colombianos que está arrasando Maduro

Este asentamiento, estimulado hace una década por Chávez, es el centro de agresión de la Guardia Venezolana. El periodista Daniel Pardo, de la BBC, estuvo allí

Por:
agosto 28, 2015
La invasión, el barrio de los colombianos que está arrasando Maduro
Fotos: hsbnoticias.com / laopinion.com.co

En el 2005 el alcalde de San Antonio Vicente Cañas , miembro del PSUV, promovió la apropiación, por parte de cinco mil personas de los dos países que vivían en la miseria absoluta, de los dos países de unos terrenos baldíos al lado de la frontera con Colombia, para formar allí una fortaleza del chavismo. La invasión, como se le llama a este barrio que ahora es conformado por más de 10 mil personas entre colombianos y venezolanos.

En ese lugar se han instalado mafias de contrabando y tráfico de drogas, que ha sido la justificación del gobierno de Maduro para agredir indiscriminadamente a la gente, siendo especialmente drástico con los Colombianos. Allí vivían la mayoría de los 1.088 nacionales que han sido deportados sin sus enseres, por las trochas y de manera humillante, tal y como lo describieron el ministro del interior Juan Fernando Cristo y María Ángela Holguin. Esta situación humanitaria es la que llevó al canciller a llamar a su embajador en Venezuela para ayudar a encontrar una solución. Daniel Pardo, periodista de la BBC, estuvo allí.

-Publicidad-
0
6969
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
A Iván Duque lo están empezando a querer los colombianos de bien

A Iván Duque lo están empezando a querer los colombianos de bien

El poderío militar de Maduro, por si lo invaden

El poderío militar de Maduro, por si lo invaden

La guerra de Almagro contra Venezuela y Cuba desde la OEA

La guerra de Almagro contra Venezuela y Cuba desde la OEA

Nota Ciudadana
Se agota el show mediático Guaidó-Maduro

Se agota el show mediático Guaidó-Maduro