El pasado oscuro del candidato de la limosina

César Tiberio Marín estuvo más de dos años detenido en San Cristóbal, Venezuela, acusado de narcotráfico en una cárcel con 1800 presos. El 70 % eran colombianos

Por:
agosto 30, 2015
El pasado oscuro del candidato de la limosina

Pocos sabrían de César Tiberio Marín, el aspirante al concejo de Cartago por el Partido de la U, de no haber aparecido en una flamante limusina blanca publicada en su cuenta de Facebook. Marín, en el bar de un lujoso automóvil cuyo costo de $400.000 la hora solo se puede pagar en ciudades como esta del norte del Valle donde el dinero del narcotráfico y los negocios ilegales circula en las narices de las autoridades sin que nada suceda; donde a las pugnas políticas se resuelven a plomo con el silencio cómplice de los gobernantes locales. Desde esta última aparición, Tibero Marín pasó a convertirse en el concejal de la limusina sin que se sepa mucho de sus aspiraciones ni de sus planes o de su condición de director administrativo de Transportes Argelia y Cairo. Y surgieron las preguntas alrededor de su nombre y las circunstancias que lo tienen en la contienda política. Lo cierto es que Marín estuvo detenido por narcotráfico 3o meses en una cárcel de Venezuela.

La sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela da cuenta que el 13 de noviembre de 2006, en el punto de control de la aduana principal de San Antonio del Táchira, funcionarios de la Guardia Nacional venezolana descubrieron por la reacción de Yessi, el perro antidrogas, más de 11 kilos de cocaína escondidos en una maleta que el candidato reconoció, según describe el indictment, ser de su propiedad (ver documento). Por admitir los hechos fue condenado a ocho años de prisión por el delito de transporte ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

César Tiberio no niega lo sucedido, pero tiene su propia versión de los hechos. Se defiende argumentando ser víctima de un error al abordar un transporte pirata desde Colombia hasta el país vecino a donde acostumbraba ir para comprar mercancía. No conocía a los cuatro acompañantes del Dodge azul modelo 80 en el que viajaba: un pasajero venezolano, el conductor del vehículo, y un colombiano y su esposa venezolana, todos involucrados en temas complicados.

limocartago2

limocartago3

Mucho menos sabía quién era la otra pasajera, una venezolana que desapareció rápidamente, minutos después del incidente. Él recuerda con fastidio lo sucedido: “La fiscal me dijo: 'Si no asume, se va a juicio y le dan 24 años; si asume le dan ocho'".

"La abogada también me dijo: 'Si usted no tiene acá unos 100 millones de bolívares para cuadrar con esta gente, asuma porque no hay nada que hacer, además que me podían dejar cinco años esperando solamente el juicio”. Tiberio Marín no tenía esos mil millones de pesos, entonces siguió la recomendación de su abogada de oficio: firmó la declaración de hechos que, según él, los guardias armaron a su gusto y admitió que la maleta con prendas de mujer, donde estaba escondida la mercancía, era suya.

El cartagüeño estuvo dos años y medio detenido en el Centro Penitenciario de Occidente en San Cristóbal, Venezuela, el mismo donde el año anterior denunciaron una masacre de reos por efectivos militares que, supuestamente, dispararon a mansalva. De la población carcelaria del lugar, que se estima en 1.800 internos, él asegura que el 70 % son colombianos, y la mayoría son falsos positivos. Logró salir antes por buen comportamiento y una reforma que permitió una disminución de penas.

Este no es el único antecedente judicial del 'candidato de la limusina'. Mientras cumplía su pena en Venezuela, en Colombia se surtía otro proceso en su contra. Fue condenado por lesiones personales en grado culposo porque embistió accidentalmente con su carro a un joven ciclista que iba enganchado a una moto sin luces y él no lo vio en la carretera. A pesar del trauma en el cráneo y las múltiples fracturas, el muchacho se salvó y hoy se saludan en las calles de Cartago.

Episodios que según él forman parte del pasado y que para el Partido de la U, en cabeza de Roy Barreras en el Valle del Cauca, no constituyeron obstáculo para concederle el aval y respaldarlo en su aspiración al concejo desde la cual apoya la candidatura de Dilian Francisca Toro a la gobernación del Valle.

@KarlaArcila

-Publicidad-
0
8480
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Ramos Allup se juega el último cartucho de la oposición venezolana

Ramos Allup se juega el último cartucho de la oposición venezolana

Nota Ciudadana
Presidente Maduro, adelante con la Constituyente comunal bolivariana

Presidente Maduro, adelante con la Constituyente comunal bolivariana

Los 10 grandes empresarios que han sobrevivido con Chávez y Maduro

Los 10 grandes empresarios que han sobrevivido con Chávez y Maduro

Nota Ciudadana
Venezuela: ¿exceso de democracia?

Venezuela: ¿exceso de democracia?