La inflación por el cielo y Petro en las nubes sin poder controlarla

De acuerdo con expertos, el 2023 será un año difícil e incluso podría haber una recesión en Colombia como en muchos países por caída de mercados e inflación

Por: Dario Hidalgo
octubre 30, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La inflación por el cielo y Petro en las nubes sin poder controlarla

La inflación en Colombia se ha convertido en un asunto preocupante. Los colombianos sienten incertidumbre por no saber cuánto y hasta cuándo les afectará el bolsillo.

Una de dos, este gobierno es estúpido o hipócrita. No hay otra opción para explicar cómo Petro desperdicia la oportunidad de oro que le dio la ciudadanía para sacar adelante un proyecto esperanzador de izquierda en un país que había sido gobernado por más de cinco siglos por la derecha más recalcitrante.

Su obsesión enfermiza contra los combustibles fósiles y la minería legal no le permite dedicarse a levantar a un país que le dejaron en cuidados intensivos y que pide a gritos un líder que se ocupe de los problemas del ahora y no un súper héroe que salve al planeta metiéndose en la tarea imposible de frenar un cambio climático que las superpotencias responsables de este no quieren frenar.

Uno de los principales problemas que enfrentamos actualmente es la disparada de la inflación.

Los ingresos de las familias más vulnerables que viven de su salario se incrementaron 10.7 % para este año pero los productos de la canasta básica van a tener una inflación cercana al 30 %.

Es decir, un empobrecimiento del 20 % por esta causa que al gobierno Petro, que se hace llamar de los pobres, no le importa.

Teniendo en cuenta que una de las medidas necesarias ante tal panorama es controlar que las empresas e industrias que manejan el mercado de la canasta básica (alimentos, combustibles, artículos de aseo, transporte) no practiquen sus viejas mañas de pescar en río revuelto poniéndose de acuerdo entre ellas para incrementar los precios de los productos y así aumentar sus jugosas ganancias, la famosa "cartelización".

En Estados Unidos la llaman la "greetflation: inflación de la codicia". Y es que en todo el mundo los grandes grupos económicos en su afán de perseguir al dios dinero aprovechan las circunstancias actuales como la pandemia o la guerra en Ucrania para justificar incrementos innecesarios en el precio de sus productos.

Mientras los balances financieros de las grandes compañías muestran exageradas utilidades la gente se está volviendo cada vez más pobre después de pandemia.

Estamos mamados de la desgastada excusa de la guerra en Ucrania, un país chiquito, que ocupa la mitad de la superficie de Colombia, cuya economía antes de la guerra era la numero 54 en el planeta (la de Colombia es la 45) pero que de un momento a otro resultó siendo el proveedor mundial de todas las materias primas del planeta.

¡Absurdo! a otro perro con ese hueso.

La entidad que controla y puede evitar estas viejas mañas se llama Superintendencia de Industria y Comercio y resulta que a casi completar los primeros 100 días de este gobierno no se ha nombrado al jefe de esta entidad, ni siquiera ha salido la convocatoria pública para este puesto.

Es ahora cuando más se necesitaría que esta entidad la lidere un perro rabioso de colmillos afilados que se enfrente y ponga a sudar del susto a los grandes conglomerados investigando la razón de fondo del encarecimiento de sus productos y sancionando a los responsables.

Podrían empezar con los precios de la leche, una cuestión descarada de la cual me ocupe hace unos meses en otra nota para este portal.

La leche se produce de vacas que se alimentan principalmente de pasto que no requiere mayores suministros ni abonos, al campesino le siguen pagando 1500 pesos por litro pero al consumidor le sacan 4000 pesos.

El inconformismo de la gente ante los problemas reales es evidente y creciente, necesitamos que se pase de la retórica a la práctica si no se quiere que las convocatorias de la oposición uribista se vuelvan cada vez más multitudinarias, porque si hay gente oportunista a los que no se les puede dar papaya, son los políticos de derecha.

|Le puede interesar: Petro se remanga para sacar adelante su Reforma Tributaria: desafía a Gaviria

-.
0
600
El regreso de Armando Plata Camacho, el gurú de la radio musical en Colombia

El regreso de Armando Plata Camacho, el gurú de la radio musical en Colombia

Fentanilo, la droga que está volviendo zombies a los gringos

Fentanilo, la droga que está volviendo zombies a los gringos

La historia de amor de la DJ Valentina Trespalacios y John Poulos que terminó en tragedia

La historia de amor de la DJ Valentina Trespalacios y John Poulos que terminó en tragedia

Anglogold Ashanti le dice adiós a Jericó en Antioquia: Quebradona no va mas

Anglogold Ashanti le dice adiós a Jericó en Antioquia: Quebradona no va mas

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus