La ignorancia es esencial para la corrupción

"Un pueblo inculto es capaz de aceptar y dar por sentado todo lo que los 'instruidos e ilustrados' le impongan"

Por: Valeria Páez Figueroa
junio 09, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La ignorancia es esencial para la corrupción
Foto: istockphoto

El amor, compromiso y devoción por su pueblo y sus tierras era lo que hacía que un rey o reina luchara e incluso muriera por su reino. Es que la riqueza de un país no se mide en la cantidad de dinero que posee sino en la calidad de vida de sus habitantes. Esto es algo que a Colombia le ha costado entender a lo largo de su historia y que por conflictos de “hombría” ha descuidado a su pueblo, dejándolo a su merced y cada vez más en la ruina.

A los gobernantes les conviene la ignorancia del pueblo para tenerlos subyugados y no se revelen ante las injusticias y robos que ocurren en el poder. La ignorancia es fundamental para el gobierno de un país donde reina la corrupción y no hay un verdadero interés por el pueblo, sino por el lucro de sus gobernantes.

La ignorancia pasa a ser un arma clave, puesto que un pueblo inculto es capaz de aceptar y dar por sentado todo lo que los “instruidos e ilustrados” le impongan. Un pueblo ignorante es un pueblo cegado ante la realidad e incapaz de levantarse ante la autoridad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4634

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La obsesión por el oro de Nicolás Maduro y su socio colombiano Álex Saab

La obsesión por el oro de Nicolás Maduro y su socio colombiano Álex Saab

Estado maduro

Estado maduro

Nota Ciudadana
Caricatura: Tarjeta roja a la corrupción

Caricatura: Tarjeta roja a la corrupción

Nota Ciudadana
¿Somos los colombianos una sociedad mafiosa?

¿Somos los colombianos una sociedad mafiosa?